CAMBIOS INCESANTES EN LA CASA BLANCA

Llega un halcón entre los halcones

Jonh Bolton, nuevo asesor clave de Trump, apoya ataque a Corea del Norte.

John R. Bolton, el nuevo asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Foto: Reuters
John R. Bolton, el nuevo asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Foto: Reuters

John R. Bolton no es conocido por edulcorar sus enfoques. Una vez se mofó de las Naciones Unidas al mencionar su edificio de 38 pisos en Nueva York. "Si se perdieran diez pisos, no habría ninguna diferencia", comentó.

Los hechos hicieron que Bolton pasara a desempeñarse como embajador de Estados Unidos ante Naciones Unidas, quizás el menos diplomático de los diplomáticos. Pero, si el presidente Donald Trump quería un asesor de seguridad nacional que tuviera su visión directa, dura y confrontativa del mundo, entonces Bolton, es la persona que se ajusta a esa descripción.

Con su característico abundante bigote y su estilo de ataque implica no tomar prisioneros, Bolton se posicionó a la derecha hasta de los veteranos de la política exterior que surgieron del gobierno del presidente George W. Bush, un halcón entre halcones, un asesor de línea dura que emociona a los conservadores y provoca escalofríos a moderados y liberales. Desde su posición en la televisora Fox News, ha impresionado a Trump por su visión agresiva del poderío de Estados Unidos y su lóbrega evaluación de los adversarios de su país.

Cuando se convierta en el tercer asesor de seguridad nacional que Trump tiene en los 14 meses que lleva de gobierno, Bolton casi seguramente alentará los instintos de Trump contra acuerdos diplomáticos que considera débiles y sin sentido. Comparte las opiniones despectivas del presidente sobre el acuerdo nuclear con Irán, y presumiblemente lo incitará para que lo rechace cuando llegue una fecha decisiva en mayo. También tiene una visión contraria a acuerdos internacionales, como es el caso del París sobre el cambio climático, del que Trump anunció que retirará a Estados Unidos.

Sin embargo, Bolton no siempre está en coincidencia con un presidente que, a veces, va hacia adelante y hacia atrás entre amenazar con "fuego y furia" y abordar con entusiasmo conversaciones con líderes extranjeros.

Agresivo.

Bolton promueve las acciones militares preventivas contra Corea del Norte y se ríe de la diplomacia como la que Trump se ha embarcado con el líder norcoreano Kim Jong-un. Impulsa más sanciones punitivas contra Rusia en lugar de la actitud elogiosa hacia el presidente Vladimir Putin que Trump practicó en la última semana cuando llamó al líder ruso para felicitarlo por su nueva victoria electoral.

Apoyó la guerra de Irak, que Trump califica de error catastrófico.

En una entrevista con Fox News el jueves por la noche, Bolton manifestó que reconoce que su papel será el de un gestor que debe llevar diferentes enfoques al presidente, y que estará a cargo de Trump la toma de decisiones. Pero, dejó en claro que será el encargado de hacer cumplir las decisiones. Sostuvo que cuando el presidente toma una decisión, parte de su trabajo será "asegurar que la burocracia la implemente".

Bolton criticó las filtraciones de información frecuentes del equipo de seguridad nacional de Trump, al señalar que el presidente no puede conducir la diplomacia si en la Casa Blanca algún imberbe filtra informaciones a los medios de comunicación. "Filtraciones de ese tipo simplemente son inaceptables", afirmó.

En algún momento, Bolton jugó con la posibilidad de postularse a la presidencia de Estados Unidos, pero desistió. En cambio, creó una organización para respaldar a candidatos que piensan como él. Su super Comité de Acción Política (PAC, por su sigla en inglés, como se conoce a esas organizaciones) fue uno de los primeros clientes de Cambridge Analytica, empresa que enfrenta una profunda crisis después que se informó que había recogido datos de más de 50 millones de perfiles de Facebook, en su búsqueda de técnicas para pronosticar el comportamiento de votantes individuales en Estados Unidos.

Apoyo.

Utilizando modelos sicográficos, la empresa diseñó publicidad para candidatos apoyados por el PAC de Bolton, incluyendo la campaña de Thom Tillis, en 2014, el senador republicano de Carolina del Norte. Un aviso, que fue posteado como video en YouTube, apuntó a votantes temerosos y neuróticos y puso énfasis en la seguridad y la idea de que Tillis podía mantener seguro a Estados Unidos.

Bolton también grabó un video utilizado por un grupo defensor de los derechos de tenencia de armas en Rusia, en 2013, para alentar a Moscú a flexibilizar las leyes sobre armas, según un informe de NPR, que también indicó que el video fue parte de un esfuerzo de grupos defensores de las armas de Estados Unidos y Rusia para colaborar con vista a las elecciones presidenciales de 2016.

Oriundo de la ciudad de Baltimore, Bolton, de 69 años, se graduó en Derecho en la Universidad de Yale. Matizó su actividad privada de abogado con trabajos de creciente importancia en el ámbito del gobierno, comenzando en la Agencia de Desarrollo Internacional, en la presidencia de Ronald Reagan.

Bloqueado por republicanos y crítico de las políticas débiles

Después de las elecciones presidenciales del año 2000 en Estados Unidos, John R. Bolton se incorporó al equipo legal republicano en el Estado de Florida durante la batalla por el recuento de los votos entre George W. Bush y el vicepresidente Al Gore. Después que la Suprema Corte de Justicia suspendió el recuento, resultando en la victoria de Bush, el nuevo vicepresidente Dick Cheney convenció al designado secretario de Estado, Colin L. Powell, para que nombrara a Bolton subsecretario a cargo del control de armas.

Posteriormente, Bush lo designó para el cargo de embajador ante Naciones Unidas, pero su confirmación fue bloqueada en el Senado por republicanos clave que eran opuestos a Bolton. Pero, lo designó en un cargo de asesor, en el que tuvo frecuentes choques con Condoleezza Rice, la sucesora de Powell en el Departamento de Estado, y eventualmente se distanció del presidente por considerar que este aplicaba políticas débiles para enfrentar a Irán y Corea del Norte. Escribió unas memorias tituladas "Rendirse no es una opción".

Le advierten que no lo designe

Después de la elección de Donald Trump en 2016, tres jerarcas de la administración de George W. Bush —la asesora de Seguridad Nacional y Secretaria de Estado, Condoleezza Rice, el secretario de Defensa, Robert M. Gates y el asesor de Seguridad Nacional, Stephen Hadley— advirtieron en privado contra la designación de John Bolton para un cargo de gobierno.

Trump consideró a Bolton para varios cargos, pero en definitiva desistió cada vez. Durante ese tiempo, Bolton elogió al presidente en numerosas oportunidades en sus apariciones como comentarista en televisión y en la columna reciente que escribió en The Wall Street Journal, pese a que los dos tienen discrepancias en algunos temas como es el caso de Corea del Norte.

El jueves, le preguntaron en la televisora Fox cómo veía la felicitación que dio Trump a Vladimir Putin por su victoria electoral. "No lo considero un punto significativo, en uno u otro sentido. Es una cuestión de ser amable", comentó.

Reacciones diferentes de políticos

El nombramiento de John Bolton suscitó reacciones diversas en el ámbito político.

El congresista Lee Zeldin, leal a Trump, aplaudió la decisión. "Los vestigios de Obama se irán y el equipo, la química y el producto de trabajo se redoblarán. Muy subestimado, increíble estadounidense. Muy talentoso", escribió en Twitter.

El senador demócrata Edward Markey estimó que Bolton puede llevar a Estados Unidos a la guerra. "Bolton jugó un papel clave para politizar la información de inteligencia que nos llevó a la guerra de Irak", recordó. Describió la designación como "un grave peligro para el pueblo estadounidense y un claro mensaje del presidente de que se está preparando para el conflicto militar".

"Esta no es una buena elección. Bolton no tiene el temperamento o el criterio para ser un asesor de seguridad nacional eficaz", dijo el senador demócrata Jack Reed.

El senador republicano Lindsey Graham consideró que "Bolton comprende las amenazas que enfrentamos de Corea del Norte, Irán y del Islam radical".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)