Reunión del G20

Líderes en cumbre desafiante

Trump, Xi Jinping, Macron, Merkel y otras figuras clave se reúnen en el G20 en Buenos Aires.

Macron y Merkel tienen fuertes discrepancias con Trump. Foto: Reuters
Macron y Merkel tienen fuertes discrepancias con Trump. Foto: Reuters

Cuando los líderes del G20 se reunieron por vez primera en 2008, su misión era desesperada: rescatar a la economía mundial de su peor crisis financiera en más de 70 años. Y tuvieron éxito.

Diez años después, esa imagen de unidad ante la calamidad económica solo es visible por el retrovisor. Ahora se espera que los líderes de las naciones industrializadas y de economías emergentes del G20, que se reunirán el viernes y sábado próximos en Buenos Aires -bajo un enorme despliegue de seguridad-, tengan problemas para forjar una declaración conjunta sobre dos de los asuntos más grandes y espinosos de su agenda: comercio y cambio climático.

Los funcionarios de las capitales europeas y asiáticas que están ayudando a preparar la reunión dijeron que son cautamente optimistas ante la posibilidad de que haya un comunicado cuando finalice la reunión de dos días el 1 de diciembre.

No obstante, muchos dijeron que es probable que el texto se diluya para intentar asegurar la aprobación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, un escéptico declarado del cambio climático por acción humana y defensor de políticas comerciales proteccionistas y una política exterior más aislacionista.

La historia reciente sugiere que los encargados de redactar el comunicado final se enfrentarán a un duro desafío cuando comiencen su trabajo en serio mañana lunes en Buenos Aires.

El fin de semana pasado, los funcionarios de los países que asistieron a una importante cumbre de Asia-Pacífico no lograron ponerse de acuerdo sobre un comunicado conjunto por primera vez, en medio de las fricciones entre Estados Unidos y China por el comercio y la seguridad.

Meses antes, Trump rechazó una declaración de los líderes de las potencias industrializadas del G7 tras una tensa reunión marcada nuevamente por los aranceles y el comercio.

Será la primera vez que los líderes se reúnan desde que Trump impuso aranceles sobre importaciones chinas valoradas en 250.000 millones de dólares para lograr concesiones de Pekín en lo referente al acceso a sus mercados, la transferencia forzada de tecnología y el robo de propiedad intelectual.

China respondió con aranceles a la importación de productos estadounidenses.

May, Trump y Jinping estarán en el centro de la escena durante reuniones en Buenos Aires. Foto: Reuters
May, Trump y Jinping estarán en el centro de la escena durante reuniones en Buenos Aires. Foto: Reuters

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) advirtió que la escalada en la guerra comercial -los aranceles estadounidenses sobre productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares subirán del 10 al 25 por ciento a partir del 1 de enero- afectará al crecimiento económico mundial.

Dos días sin viajar por barco y avión a Argentina

La seguridad de la cumbre del G20 tiene repercusión en Uruguay. El viernes 30 de noviembre y el sábado 1 de diciembre no habrá viajes en avión ni en barco hacia Argentina, debido al cierre de Aeroparque y del puerto de Buenos Aires. La única manera de viajar al territorio argentino será por tierra.

En Uruguay estará parte del operativo de seguridad. Después de una intensa discusión que dividió a la bancada del Frente Amplio, el Parlamento aprobó el ingreso de tropas y 8 aviones de Estados Unidos para apoyar la protección del presidente Donald Trump.

Diálogo complejo.

Funcionarios de algunos países del G20, deseosos de ver un rápido final de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, tienen esperanzas pero no confianza en que una reunión entre Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, pueda lograr, al menos, un alto el fuego parcial.

El gobierno de China alimentó esa esperanza el viernes. “Esperamos que a través de las negociaciones podamos gestionar las diferencias y encontrar una salida”, afirmó el viceministro de Comercio, Wang Souwen, en una rueda de prensa realizada en Pekín. Según explicó, después de la conversación telefónica mantenida por los presidentes Xi Jinping y Donald Trump, ambas partes han mantenido “una comunicación cercana sobre la base del beneficio mutuo para encontrar la manera de adaptarse a los intereses de cada uno y hallar una asolución al problema”.

Wang se mostró convencido de que el importante encuentro entre Xi y Trump, en Buenos Aires, tendrá “un mayor impacto” en las negociaciones que las mantenidas hasta ahora por los equipos de ambos presidentes y que no han logrado encontrar una salida a la escalada de las tensiones.

Aseguró que otra “cuestión urgente” durante la cumbre será la reforma de la Organización Mundial de Comercio (OMC), una reivindicación que China pide para hacer frente al proteccionismo y unilateralismo de Estados Unidos, y que cuenta con el apoyo de la Unión Europea.

Dentro de la Casa Blanca hay incertidumbre sobre el grado de presión que Trump está dispuesto a aplicar sobre Xi durante sus conversaciones sobre comercio y otras disputas, ya que el mandatario recibe a veces consejos contradictorios de sus principales asesores, explicó un funcionario de alto rango.

“Las expectativas (sobre la reunión) son bajas. Pero mantener la relación personal es una prioridad extremadamente alta”, dijo un funcionario estadounidense en referencia a los dos líderes, que han intentado forjar una relación de trabajo estrecha a pesar de las tensiones entre sus países, las dos economías más grandes del mundo.

El principal objetivo de China en el G20 es lograr que Estados Unidos se abstenga de aumentar los aranceles en enero, dijeron economistas y académicos chinos. Pero Xi no será intimidado para aceptar un acuerdo malo.

Trump manifestó el jueves que está bien preparado para su encuentro con Xi. “No es como, ‘Oh, caramba, voy a sentarme a estudiar’. Conozco todos los ingredientes. Conozco todas las estadísticas. Lo conozco mejor que nadie. Y mi instinto siempre ha sido correcto. Y lo estamos haciendo muy bien. Y les diré que China quiere hacer un trato”, afirmó.

Trump también se reunirá con su par ruso, Vladimir Putin, con quien no se ha visto cara a cara desde la cumbre bilateral celebrada en julio en Helsinki, en la que los críticos del mandatario estadounidense le acusaron de estar coqueteando con el Kremlin. Esta reunión también suscita la expectativa del mundo.

Argentina busca que crezca el comercio

El ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Jorge Faurie, dijo que la reunión del G20 deberá subrayar la importancia misma del intercambio comercial, a medida que los viejos diques contra el proteccionismo se rompen.

“Estamos haciendo énfasis en la situación del comercio, solo para asegurarnos que crezca, que sea estable y que esta visión es compartida por los actores principales”, manifestó en inglés en una entrevista telefónica con AFP. “Abarcamos todas las visiones para poder encontrar un piso en común para todos”, afirmó.

Desde ya, Faurie minimizó la importancia de cualquier comunicado final. “Algunas veces hacemos documentos tan largos que la gente se pierde en la lectura”, ironizó. Pero dijo que el borrador de Argentina, aún en revisión, era “razonable” y que haría énfasis en la estabilidad como parte de una “perspectiva racional y positiva” sobre el comercio.

Faurie estimó que Argentina, el primer país sudamericano en albergar una cumbre del G20, puede ofrecer un “enfoque fresco” a los líderes mundiales.

“Es muy importante para nosotros tener algún tipo de estabilización del comercio, porque dependemos de esta posibilidad de comercio para tener más producción y tener más empleo”, añadió.

Theresa May será la primera primer ministro británico en visitar Buenos Aires desde la guerra en 1982 por las islas que Argentina denomina Malvinas y Gran Brteña, Falklands.

Faurie dijo que Argentina se comprometió a estrechar la colaboración con Reino Unido, desde el comercio, la preservación ambiental y conectar mejor a Argentina con las islas, donde viven unas 3.000 personas, apegadas culturalmente con Reino Unido. “Intentamos mostrar que, a pesar de la discusión sobre la soberanía de las Malvinas, tenemos mucho en común en otras áreas bilaterales y tenemos que hacerlas crecer”, dijo.

Y respecto a la soberanía de las islas -que Londres se niega a negociar- Faurie afirmó: “Hay que ser muy paciente”.

Clima.

Los países de la Unión Europea quieren que el comunicado final se refiera a la lucha contra el cambio climático, indicó un funcionario europeo. Trump ha anunciado su intención de retirar a Estados Unidos del acuerdo climático de París, arrojando dudas sobre la ciencia que sustenta el acuerdo.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron intentó convencer a su par estadounidense para que continuara en el acuerdo, pero no tuvo suerte.

Pese a las desavenencias en temas clave y el creciente escepticismo de Estados Unidos sobre la utilidad de los organismos multilaterales, los miembros del G20 insisten en que el foro sigue siendo una oportunidad importante para que los líderes se reúnan e intercambien opiniones sobre asuntos que impactan en el mundo.

Un alto funcionario de Alemania involucrado en los preparativos del G20 dijo que su país sigue comprometido con el foro como un lugar para las discusiones multilaterales y bilaterales pese a las tensiones de la actualidad.

Qué es, quiénes lo integran y qué representa en el mundo

El Grupo de los 20, conocido como G20, fue creado en 1999 por decisión de las potencias mundiales que participan del Grupo de los 7 (G7) como un foro para ampliar el diálogo en materia económica entre las potencias industrializadas y las principales economías emergentes, ante las crisis económicas y financieras como la de Asia en 1997, que tienen repercusión mundial. En sus etapas iniciales participaron los Ministros de Economía y Presidentes de Bancos Centrales, pero a partir de 2008, ante los crecientes desafíos económicos y financieros, se decidió la presencia de los Jefes de Estado y de Gobierno de los 20 miembros. Está integrado por Alemania, Argentina, Arabia Saudita, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía, así como un representante de la Unión Europea. Representa 66% de la población, 75% del comercio y 80% de las inversiones del mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)