Crisis política en Venezuela

Líder opositor a Maduro: "El juego cambió, no hay miedo"

Ola de condena al régimen por el arresto del presidente de la Asamblea.

El presidente de la Asamblea Nacional en un acto ayer poco después de ser liberado. Foto: Reuters
VEA EL VIDEO. Foto: Reuters

El arresto ayer domingo del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el opositor Juan Guaidó, desató de inmediato una ola de indignación y condena en la región, una nueva muestra de lo aislado que está el régimen de Nicolás Maduro. Además, el incidente abrió dudas de cuán fuerte es el control que tiene Maduro de lo que hacen los militares y sus servicios de inteligencia, ya que según la versión del régimen el arresto a Guaidó se trató de una acción "unilateral" de algunos funcionarios.

Guaidó fue detenido durante casi una hora por el servicio de inteligencia. Aclamado por cientos de seguidores, Guaidó llegó, apenas fue liberado, a Caraballeda, estado Vargas, a 40 km de Caracas, para presidir un cabildo abierto.

"¡Hermanos aquí estoy!", dijo desde una tarima. "Un mensaje a Miraflores (Palacio Presidencial): el juego cambió, el pueblo está en la calle (...). Si querían enviar un mensaje para que nos escondiéramos, aquí está la respuesta del pueblo. ¡Aquí estamos!", sentenció Guaidó.

Poco después el gobierno se desvinculó del arresto. "Nos enteramos que se había dado una situación donde un grupo de funcionarios actuando de manera unilateral realizaron un procedimiento irregular", declaró el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez. Según el funcionario, eso sirvió para un "show mediático", y agregó que los agentes del servicio de inteligencia (Sebin) que participaron fueron destituidos.

"Entonces Maduro ya no controla las Fuerzas Armadas, porque se rompió la cadena de mando (...) ¿Quién comanda hoy el régimen? Si ya reconocen que no controlan los organismos de seguridad del Estado, tienen un problema muy grave en Miraflores", respondió el jefe legislativo. "Están desesperados en Miraflores, no saben quién da la orden", completó.

Guaidó, un ingeniero de 35 años, fue detenido cuando viajaba por la autopista entre Caracas y La Guaira al ser interceptado por dos camionetas con agentes del Sebin, encapuchados y con armas largas.

El diputado dijo que los agentes que lo interceptaron trataron de ponerle esposas, pero que no se los permitió y les habló de los planes del Parlamento de discutir beneficios jurídicos para los militares. Mostró sus muñecas con marcas de forcejeo. "Me pude zafar del secuestro porque hay gente que cree en Venezuela", expresó.

El diputado Juan Guaidó, nuevo presidente de la Asamblea Nacional. Foto: AFP
Juan Guaidó presidente de la Asamblea Nacional. Foto: AFP

El arresto ocurrió luego de que el viernes, en otro cabildo abierto en Caracas, Guaidó dijo que estaba dispuesto a asumir la presidencia interina dado el vacío de poder que hay en Venezuela ante el nuevo mandato de seis años iniciado el jueves por Maduro, considerado "ilegítimo" por la Unión Europea, Estados Unidos y el Grupo de Lima (13 países latinoamericanos y Canadá).

"¡No tenemos miedo!".

Tras las declaraciones del viernes, la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, amenazó con encarcelar a Guaidó y dijo que ya le tenía una celda reservada.

Ayer domingo, el diputado reiteró el llamado que hizo el viernes a una movilización para el 23 de enero. "Será un grito que retumbará en toda Venezuela y a esto le tiene miedo (...) la cúpula de ladrones" que, sostuvo, gobierna Venezuela. "No van a poder frenar el ímpetu y la fuerza de nuestra gente, el reclamo de cambio, porque estamos pasando hambre", dijo al referirse a la severa crisis que vive el país, marcada por escasez de bienes básicos y una inflación que alcanzará 10.000.000% en 2019, según el FMI.

"No tenemos miedo", respondían los seguidores de Guaidó, militante del partido Voluntad Popular (VP), fundado por el líder opositor Leopoldo López, bajo arresto domiciliario.

Guaidó reiteró asimismo su llamado a desconocer a Maduro que hizo el viernes a la Fuerza Armada, principal sostén del régimen.

Condena.

Con la excepción de México, el Grupo de Lima condenó la detención y expresó en un comunicado su "más contundente rechazo a cualquier acción que afecte la integridad física" de los diputados y "el pleno ejercicio" de las competencias del Parlamento.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, también manifestó en Twitter su "condena y rechazo absolutos" a lo que llamó "secuestro". "La comunidad internacional debe detener los crímenes de Maduro y sus esbirros", subrayó.

El gobierno argentino afirmó que "este episodio (...) ratifica la imperiosa necesidad de restablecer en Venezuela el orden democrático y el respeto de los derechos humanos". Para el Gobierno de Mauricio Macri el incidente atenta contra "las libertades civiles y políticas de los venezolanos".

Varios países latinoamericanos, entre ellos Brasil, celebraron que el Parlamento declarara a Maduro como "usurpador" y que Guaidó anunciara que la Constitución lo legitima para asumir el poder y convoca a elecciones.

John Bolton, asesor de seguridad de Estados Unidos escribió en Twitter que los actos de intimidación representan un grave ataque al estado de derecho en Venezuela. Estados Unidos denunció que la detención de Guaidó es un "grave asalto" al estado de derecho en Venezuela por parte de "la dictadura" de Maduro y acusó como responsable al jefe de inteligencia venezolano, Manuel Christopher Figuera.

El gobierno uruguayo no se pronunció sobre la detención de Guaidó. Uruguay es junto a Bolivia y Ecuador los únicos países de América del Sur que no integran el Grupo de Lima, y que hasta ahora no ha condenado al régimen de Maduro. Sin embargo, el caso venezolano divide al gobierno de Tabaré Vázquez y al Frente Amplio, con grupos y dirigentes que están a favor de Maduro y otros que lo ven como no democrático. Este el caso del ministro de Transporte, Víctor Rossi, que ayer domingo en una entrevista en El País dijo que en Venezuela hay un "funcionamiento que no es democrático. Es un funcionamiento que no quiero para Uruguay".

También detienen y liberan a dos periodistas

El servicio de inteligencia de Venezuela (SEBIN) retuvo ayer domingo por más de una hora a dos corresponsales de cadenas internacionales que cubrían la detención del presidente del Parlamento, Juan Guaidó. Se trata de las corresponsales de las cadenas Caracol de Colombia, Beatriz Adrián, y de CNN Venezuela, Osmary Hernández, informó la ONG Espacio Público. Más de una hora después ambas periodistas fueron liberadas por el SEBIN.

Reacciones

Grupo de Lima
Grupo de Lima. Foto: Archivo
"Contundente rechazo"

Contundente rechazo a cualquier acción que afecte la integridad física de los miembros de la Asamblea Nacional, de sus familias y colaboradores, frente a cualquier presión o coacción que impida el pleno y normal ejercicio de sus competencias".

Mike Pompeo
Mike Pompeo. Foto: Reuters
"Defender la Constitución"

Llamamos a las fuerzas de seguridad a defender la constitución y los derechos del pueblo venezolano. Estados Unidos y el mundo están mirando", dijo Mike Pompeo, secretario de Estado, en Twitter. En la misma línea se expresó el asesor de seguridad nacional, John Bolton.

Luis Almagro
Luis Almagro: Uruguay se despega del excanciller de José Mujica. Foto: EFE
"Condena al secuestro"

Condena y rechazo absolutos al secuestro del Presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó. La comunidad internacional debe detener los crímenes de Maduro y sus esbirros", afirmó el secretario general de la OEA, Luis Almagro, desde Twitter.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)