Crisis económica

Líder dice que Brasil puede ser ‘otra Grecia’

Brasil, con su economía congelada y una alta inflación, "puede convertirse en una Grecia si no hace un trabajo correcto", alertó ayer Eduardo Cunha, el presidente de la Cámara de Diputados, que ha marcado este año la agenda política del país.

El legislador cree que el país debe abordar los riesgos financieros que enfrentan municipios y estados locales, originados por el sistema de distribución de la renta tributaria, que incluso podría llevarlos a la quiebra.

"Si no debatimos eso y mostramos que Brasil puede convertirse en una Grecia, si no hace el trabajo correcto, termina convirtiéndose", señaló en una conferencia con la prensa extranjera en Río de Janeiro, donde luego relativizó las similitudes entre Brasil y el caso griego.

Cunha, del partido PMDB que integra la coalición de Gobierno, ganó una batalla política clave al ser electo este año como jefe de la Cámara baja contra la voluntad del oficialista Partido de Trabajadores (PT) que impulsaba a su propio candidato.

Desde entonces, este parlamentario que es uno de los investigados por la justicia en el marco del escándalo de corrupción en la estatal Petrobras, se ha opuesto a muchas iniciativas del gobierno, defendiendo con mano de hierro la independencia del Legislativo y obligando al Ejecutivo —que no tiene mayoría en el Congreso— a negociar muchísimo más que en el pasado con sus aliados. Un ejemplo de eso fue la enredada aprobación del programa de ajuste fiscal que impulsó el gobierno.

Evangélico y defensor de una agenda ultraconservadora, apoya la baja de la edad penal de 18 a 16 años "con el objetivo de reducir la sensación de impunidad" porque asegura que no hay otro sistema para terminar con la violencia. Sobre su alianza con el PT sostuvo que está en el CTI. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)