DESAFÍOS TRAS LA VICTORIA LEGISLATIVA

"No le tememos a Maduro"

La oposición venezolana busca la forma de revocar el mandato al presidente Maduro en el nuevo Parlamento y le resta importancia a las amenazas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La oposición ya tiene lista una serie de leyes que buscará aprobar apenas asuma. Foto: EFE

El triunfo de la oposición venezolana en las elecciones legislativas pone en aprietos a Nicolás Maduro. Freddy Guevara, un coordinador del bloque, dijo a El País que el mandatario "no debería" llegar al final de su mandato en 2019 y no le tienen miedo a sus amenazas.

La Mesa de Unidad Democrática (MUD), la coalición que nuclea a partidos opositores, obtuvo 112 escaños en la unicameral Asamblea Nacional. Con esta cantidad de legisladores, prometen aprobar una ley de amnistía, que liberará a unos 70 presos políticos, y también buscarán destituir a Maduro.

"Desde la Asamblea Nacional vamos a impulsar el cambio de gobierno. Eso va a tomar un tiempo relativamente corto", señaló Guevara.

Aún no está definido cuál será el procedimiento constitucional que buscarán impulsar. Aunque corre con fuerza la idea de un referéndum revocatorio.

Según la oposición, "no hubo intención" de llegar a esta situación. Tras los resultados del 6 de diciembre, la MUD instó al Gobierno a que "coopere con el cambio" político en el país, según Guevara. "Hemos visto que no ha cooperado, por lo que esta actitud nos hace a impulsar su salida del poder", señaló.

Si bien Maduro reconoció el resultado, ha dicho que fue un triunfo de la "guerra económica" que se produce en Venezuela. También ha anunciado que vetará la ley de amnistía a los presos políticos, la primera de un paquete de leyes que la oposición planea aprobar apenas los nuevos legisladores tomen posesión de sus cargos.

"Él tiene parte del poder, pero no tiene todo el poder como para tratar de impedir alguna de estas cosas", comentó Guevara, quien resultó el diputado más votado con 233.974 votos.

El mandatario también ha amenazado con ir "al combate" en caso de que le impulsen un referendúm revocatorio. Guevara replicó: "En Venezuela hay un dicho que dice: Perro que ladra, no muerde. No le tememos. El miedo lo perdimos hace bastante y creo que la mayor muestra de eso es que el pueblo salió a votar masivamente en contra de este gobierno el 6 de diciembre".

Otras medidas.

Paralelamente a la situación política, la oposición buscará aprobar otras leyes que busquen atender la crisis económica y social que atraviesa el país.

En este sentido, impulsarán leyes que incentiven la importación de alimentos, medicamentos y productos de aseo personal con el objetivo de combatir la escasez de productos esenciales que existe en el país. La seguridad es otros de los ejes en los que trabajará el nuevo Parlamento. Hoy, Venezuela es el país más inseguro de Sudamérica y uno de los más inseguros del mundo. Según la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia, existe una tasa estimada de 82 asesinatos por cada 100.000 habitantes. Según datos del 2014, hubo 24.980 homicidios, 68 al día.

En este camino, Guevara informó que descentralizarán el funcionamiento de la seguridad y dotarán de mayor presupuesto a los policías municipales para poder disminuir esta cifra.

La agenda legislativa también comprende un capítulo para combatir la corrupción. "Este ha sido el Gobierno más corrupto de toda nuestra historia", indicó Guevara. "Por ejemplo, en PDVSA (la empresa estatal petrolera) no tenemos idea de cómo se ha invertido y de cuánto dinero se ha robado. Hay una gran corrupción ahí y tenemos que dar una respuesta", puntualizó.

La Mesa de Unidad Democrática buscará promulgar la "ley de repatriación de capitales productos" que permitan rastrear "los capitales objeto de delitos contra el patrimonio público".

En cuanto a la actividad de control parlamentario que prevé la Constitución venezolana, buscarán interpelar a al menos 10 jerarcas del gobierno, entre ministros y presidentes de organismos estatales.

Sobre la comunicación, la MUD creará, mediante una ley, "medios para asegurar el equilibrio informativo". Según un comunicado, buscan "eliminar la hegemonía mediática de cualquier parcialidad política".

Desde que Chávez ha llegado al poder, ha comprado medios de comunicación y han habido decenas de denuncias contra la libertad de expresión. Incluso, la Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP) ha señalado este año que existe un "totalitarismo comunicacional" en este país.

Los desafíos.

Promulgar todas estas leyes no será tarea sencilla para la oposición. Esto se debe a que solo dominan uno de los cinco poderes del Estado. Los otros cuatro (el Ejecutivo, Judicial, Ciudadano y Electoral) son controlados por partidarios del chavismo.

Según los analistas, algunos de estos poderes podrían vetarles, no promulgarles o en el mejor de los casos, retrasarles estas leyes.

"Es mucho lo que puede hacer la oposición en el Parlamento en el ámbito formal. Pero no habrá resultados significativos en materia económica si el debate no viene acompañado de acuerdos", indicó a la agencia Reuters Richard Obuchi, analista de la local ODH Consultores.

Henry Ramos, uno de los políticos más veteranos de la oposición, dijo que desde el Parlamento no podrán "bajar el precio de la comida" ni hacer que "las góndolas se llenen". "Pero podemos dictar leyes que, en definitiva, tendrá que aplicar el Gobierno", expresó.

Además de este desafío, el chavismo actúa a contrarreloj y aprueba leyes antes de que pierda el control de la Cámara.

Diosdado Cabello, actual presidente de la Asamblea Nacional (y el número dos del chavismo), se comprometió a cumplir con la agenda legislativa que la bancada oficial tiene preparada y que incluye la designación de una docena de magistrados que se integrarán al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

En tanto, el jueves el Parlamento aprobó una ley que transfiere a los trabajadores la propiedad del canal de televisión y radio del Parlamento (ANTV y AN Radio). "Estamos protegiéndolos de la arremetida fascista", señaló Cabello, lo que provocó aplausos de los trabajadores de los medios. La oposición los criticó de estar al servicio del Partido Socialista Unido de Venezuela.

Además, la jueza Susana Barreiros, la encargada de dictar la condena contra el opositor Leopoldo López, fue designada el jueves pasado como defensora pública. Su tarea es "garantizar el derecho constitucional de toda persona" y hacer valer "sus derechos legítimos".

Ayer el Parlamento convocó una última sesión antes del 5 de enero. A partir del martes, funcionará una comisión, liderada por Cabello, que podrá tomar decisiones hasta el 4 de enero. [EFE, REUTERS, El Nacional/GDA]

Guevara, el relevo de Leopoldo López

Integrante del partido Voluntad Popular, hoy Guevara sustituye temporalmente a Leopoldo López (opositor preso por supuestamente incitar a la violencia en manifestaciones de febrero de 2014) como coordinador nacional de la fuerza. "Es un partido de la oposición del que el gobierno tiene mayor rabia. Su mayor ensañamiento es con nosotros", comentó el político a El País.

En 2006, fue dirigente estudiantil, en 2007 lideró las movilizaciones contra el gobierno de Hugo Chávez por querer reformar la Constitución y comprar un medio de comunicación; y en 2008 fue elegido concejal de Caracas. Hoy es diputado nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados