Reino Unido

Laboristas dejan abierta la puerta para seguir en la UE

Insisten con un nuevo referéndum sobre el Brexit.

Salida. Prestigiosas agencias de la UE dejarán Londres a raíz del "Brexit". (Foto: AFP)
Foto: AFP

En un giro inesperado durante el congreso del Partido Laborista, principal fuerza de oposición británica, su responsable para el Brexit dejó abierta ayer martes la posibilidad de que el Reino Unido no salga finalmente de la Unión Europea (UE) si hay un nuevo referéndum.

"Si la primera ministra vuelve (de las negociaciones en Bruselas) con un acuerdo que no responda a nuestros criterios, votaremos en contra", aseguró el secretario laborista a cargo del Brexit, Keir Starmer, al congreso del partido reunido desde el domingo en Liverpool. Y agregó: "Es cierto que el parlamento tiene la primera palabra (sobre el acuerdo) pero, si tenemos que salir de un bloqueo, nuestras opciones deben incluir hacer campaña a favor de una consulta popular y nadie está descartando la opción de permanecer" en la UE.

Sus palabras, que no estaban en el texto original de su discurso y desataron una gran ovación, hacían patentes las disonancias internas entre los laboristas. Poco antes, el responsable de finanzas laborista, John McDonnell, había asegurado que si hubiese un segundo referéndum este se limitaría a aceptar o rechazar el acuerdo sobre el Brexit y en ningún caso trataría sobre la permanencia del Reino Unido en la UE.

Suficiente para desorientar a algunos diputados, como el proeuropeo Stephen Kinnock, que aseguró a la AFP estar "perplejo" ante este tipo de comentarios contradictorios.

Esta confusión refleja la división ideológica del partido, alimentada desde tiempo por la estrategia de su líder, el euroescéptico Jeremy Corbyn, que hasta ahora había preferido posicionarse sobre cuestiones socioeconómicas con mayor consenso que sobre la espinosa cuestión del Brexit.

Libre comercio.

En tanto, los negociadores de la UE están dispuestos a ofrecer a la primer ministra británica Theresa May una zona de libre comercio después del Brexit, pero dijeron que, al contrario que su plan de Chequers, debe haber una frontera aduanera que hará que el comercio sea algo menos "sin fricciones", según un documento interno del bloque al que tuvo acceso Reuters.

El documento cita al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el 12 de septiembre diciendo que la iniciativa de May para que los productos británicos permanezcan en el mercado de la UE bajo un "reglamento común" es un intento inaceptable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º