CONFLICTO

Kurdos se acercan a Damasco para detener el ataque turco en noreste de Siria

Las autoridades kurdosirias anunciaron hoy que el Ejército sirio se desplegará en la frontera con Turquía para "impedir la agresión" de este país

combatientes sirios
Los combatientes sirios respaldados por Turquía hacen gesto cuando compañero dispara un arma en la ciudad de Tal Abyad, Siria. Foto: REUTERS / Khalil Ashawi

Las autoridades kurdosirias anunciaron hoy que el Ejército sirio se desplegará en la frontera con Turquía para "impedir la agresión" de este país, que en su quinto día de ofensiva en el noreste de Siria ha causado más bajas civiles y la fuga de centenares de miembros del Estado Islámico.

La autoproclamada Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria dijo en un comunicado difundido a través de Facebook que existe un acuerdo con el Gobierno sirio, que no reconoce la administración autónoma de esta región controlada en casi su totalidad por las Fuerzas de Siria Democrática (FSD).

Según la nota, las tropas van a "apoyar a las FSD para impedir esta agresión" de Turquía y "liberar" las zonas que ya han sido conquistadas por las tropas de Ankara, como las poblaciones fronterizas de Ras al Ain y Tal Abiad.

Poco antes, medios estatales sirios anunciaron un movimiento de tropas hacia el norte del país frente a la "agresión turca" y una fuente militar confirmó a Efe que el Ejército se dirige a las poblaciones de Manbech y Ain Issa, al este y oeste del río Éufrates respectivamente, cerca de la frontera con Turquía.

Hoy mismo, de un campo de detención de Ain Issa se han escapado 785 extranjeros vinculados al EI, en medio de ataques turcos, según las autoridades kurdas.

Según un comunicado, un grupo de "mercenarios de Turquía", en aparente referencia a los rebeldes sirios que apoyan a Ankara, atacaron ese centro con apoyo aéreo de la aviación turca y los miembros del EI se amotinaron y abrieron las puertas para escaparse.

Asimismo, las autoridades kurdosirias informaron de que han tenido que reducir los efectivos que vigilan a los 12.000 yihadistas y alrededor de 70.000 familiares de combatientes del EI que afirman tener detenidos, para poder luchar contra los turcos.

Mientras, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró hoy que varias familias de miembros del EI escaparon del campamento de Ain Issa, después de que se retiraran las fuerzas kurdas en medio de la "inestabilidad" por la actual ofensiva.

Este domingo las operaciones turcas se han centrado en la localidad fronteriza de Tal Abiad y el Ejército anunció haber tomado el centro de la población situada al otro lado de la frontera del municipio turco de Akçakale, según la agencia de noticias oficial turca Anadolu.

Por su parte, las facciones armadas sirias que combaten en el bando turco aseguraron a través de Telegram que tomaron el control del paso fronterizo de Tal Abiad, después de haber conquistado el de Ras al Ain ayer.

Ankara quiere establecer una "zona de seguridad" junto a su frontera de 30 kilómetros de profundidad y 480 de largo, desde el río Éufrates hasta el extremo oriental de Siria, para aislarse de las milicias kurdosirias consideradas terroristas por el Gobierno turco.

El presidente Recep Tayyip Erdogan insistió hoy en que seguirá adelante con la ofensiva hasta lograr su objetivo, pese a las críticas y presiones internacionales, y aseguró que tiene bajo su control 109 kilómetros cuadrados de esa área.

Según el Observatorio, Turquía ya domina 220 kilómetros de territorio, desde el oeste de Tal Abiad hasta el oeste de Ras al Ain, hasta la carretera M4 que conecta la provincia de Al Hasaka con la de Alepo, en los dos extremos del norte sirio.

Los combates y los bombardeos se han centrado hoy de nuevo en los alrededores de Tal Abiad y Ras al Ain, y en uno de los ataques han fallecido al menos once civiles, según la Media Luna Roja Kurda.

El director de salud de esa organización -que actúa en los territorios controlados por los kurdos y no está federada-, Sherwan Bery, dijo a Efe que once personas perecieron y 74 resultaron heridas por un ataque turco contra un convoy de vehículos.

La agencia de noticias kurda Hawar informó de que su corresponsal Saad Ahmed pereció en el ataque y otros siete periodistas resultaron heridos.
Por su parte, las FSD confirmaron el ataque y destacaron que en el convoy viajaban civiles en dirección a Ras al Ain, donde iban a expresar su oposición a la intervención turca, así como algunos periodistas de diferentes medios de comunicación, y que el grupo iba acompañado por las fuerzas de seguridad kurdas Asayish.

"El ataque fue directo y de forma brutal, lo cual revela los planes verdaderos de Turquía y sus intenciones", agregó la nota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)