ARGENTINA

"Durante el kirchnerismo no hubo corrupción", dijo Julio De Vido, ahora libre

El exministro de Planificación durante los gobiernos kirchneristas responsabilizó al expresidente Mauricio Macri por su prisión.

Julio de Vido: “Esta libertad se la debemos a la voluntad soberana del pueblo argentino”, sostuvo. Foto: La Nación / GDA
Julio de Vido: “Esta libertad se la debemos a la voluntad soberana del pueblo argentino”, sostuvo. Foto: La Nación / GDA

De traje blanco y con una corbata de seda azul, el exministro de Planificación, Julio De Vido, llegó a los tribunales de Comodoro Py ayer jueves, en libertad, para notificarse en el Tribunal Oral Federal Nro. 1 de la excarcelación dispuesta el miércoles. Lanzó fuertes críticas al gobierno de Mauricio Macri, así como también al exsecretario de Obras Públicas José López, a quien señaló como parte del “odio y la traición”.

“Todas las persecuciones fueron orquestadas a partir del lawfare”, dijo De Vido en diálogo con la prensa. Después, en declaraciones radiales fue todavía más lejos. “Durante el kirchnerismo no hubo corrupción”, afirmó.

De Vido agradeció a los dirigentes políticos y religiosos que lo visitaron en el penal durante sus 900 días preso y especialmente a su pareja, Alessandra Minnicelli.

Se refirió también a la causa por la tragedia ferroviaria de Once, de 2012. “Si hay justicia, la causa Once se va a caer”.

De Vido cumplía desde mediados de diciembre con la prisión domiciliaria en su chacra de Zárate. El miércoles, como respuesta a un pedido de sus abogados, esa medida fue revocada. A partir de ahora puede moverse sin dispositivos de monitoreo electrónico. Se le mantiene la prohibición de salir del país y su pasaporte será retenido por el Tribunal.

“Tengo diferencias ideológicas y políticas profundas con Alberto Fernández”, dijo De Vido en una entrevista con Reynaldo Sietecase, en Radio Con Vos.

El exministro insistió en que durante el kirchnerismo no hubo hechos de corrupción. “Que a mí me conste, ninguno. Sí lo hubo en los últimos cuatro años -afirmó-. Salimos en libertad, no porque Alberto es presidente, sino por el voto soberano.”

Relató que Cristina Kirchner nunca lo llamó en estos dos años. “Tampoco me preocupa -dijo-. Tengo afinidad ideológica con Cristina y no con Alberto”.

De Vido se notificó de la causa Río Turbio, que lo excarceló, y apuntó contra el gobierno de Macri, al que consideró responsable por su detención. “Esta libertad se la debemos a la voluntad soberana del pueblo argentino”, dijo, y repitió que en Argentina hay “presos políticos”. Nombró tres casos de “presos políticos”: al exvicepresidente Amado Boudou, al dirigente de Miles Luis D’Elía y a la dirigente jujeña Milagro Sala.

Al ser consultado por el caso de quien trabajó bajo su órbita, y a quien encontraron con bolsos con 9 millones de dólares, José López, De Vido dijo: “No es preso político, es parte del otro lado de la grieta, del odio y de la traición, y del macrismo”.

López declaró como arrepentido en la causa de los cuadernos y apuntó contra De Vido como uno de los organizadores de ese entramado de corrupción.

De Vido fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión por estafa, un delito de corrupción, en el marco del juicio por la tragedia de Once -siniestro ferroviario en Buenos Aires el 22 de febrero de 2012, en el que murieron 51 personas y 789 resultaron heridas-, pero esa condena no está firme.

De Vido enfrenta, además, el juicio por la causa conocida como “Vialidad”, donde comparte el banquillo de los acusados con la vicepresidenta Cristina Kirchner, por la adjudicación de obras viales al empresario Lázaro Báez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados