La oposición kirchnerista

El kirchnerismo comenzó la "resistencia" contra Macri

El gobierno pidió a Interpol que mantenga la requisitoria por la causa AMIA.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Kirchneristas dicen haber reunido a más de 20.000 personas en la protesta. Foto: AFP

Una semana después del inicio de la gestión de Mauricio Macri, el Frente para la Victoria (FPV) dio este jueves una fuerte demostración de unidad y, con un acto frente al Congreso, endureció su oposición al gobierno de Cambiemos.

Apostado el escenario delante del Monumento a los Dos Congresos, la movilización ocupó todo el ancho de la avenida Entre Ríos, desde Hipólito Yrigoyen hasta Rivadavia, y media cuadra de Callao, en dirección a Bartolomé Mitre. Según los organizadores, hubo 20.000 personas. Convocada en un principio en defensa de la ley de medios y potenciada en los últimos días por las designaciones en la Corte Suprema y por la devaluación del peso, la marcha recibió en la previa el respaldo de Daniel Scioli. Único dirigente de peso del FPV que se había mantenido en silencio desde el traspaso de mando, el ex candidato a presidente visitó al bloque de diputados del FPV y cuestionó al nuevo gobierno.

El endurecimiento de la postura frente a Macri había sido escenificado el miércoles en una conferencia de prensa del bloque de diputados del FPV, de la que participaron todos los sectores de la bancada, los más cercanos y los más lejanos a Cristina Kirchner. Desde Héctor Recalde, jefe de la bancada, hasta José Luis Gioja, vicepresidente de la Cámara baja, habían celebrado la unidad del espacio y habían acusado a Macri de querer avanzar sobre la Constitución.

La marcha del jueves, de mucha menor concurrencia que la que encabezó Cristina Kirchner el 9 de diciembre, en la Plaza de Mayo, fue un paso más allá. Operó como una declaración formal del inicio de la resistencia.

En el cierre del acto, el presidente del Afsca, Martín Sabbatella, sostuvo que, por medio de la devaluación y la quita de retenciones, el nuevo gobierno está llevando adelante "una profunda transferencia de recursos a los sectores concentrados" en perjuicio "de los más vulnerables".

Causa AMIA.

El gobierno argentino comunicó ayer que transmitió a Interpol su "firme determinación" para que se mantengan las órdenes de captura internacionales libradas contra ciudadanos iraníes investigados dentro de la causa por el atentado contra la mutual judía AMIA, que dejó 85 muertos en 1994.

En un comunicado conjunto del Ministerio de Seguridad y la Cancillería argentina, el Ejecutivo hizo hincapié en que las órdenes de captura son esenciales para el esclarecimiento del atentado. "En el mes de julio del presente año la Comisión de Control de los Ficheros de Interpol solicitó conocer si las razones por las cuales se requirió oportunamente la orden de detención de los ciudadanos iraníes Mohsen Resai, Mohsen Rabbani y Ali Fallahijan, seguían siendo válidas. Dicho requerimiento fue respondido afirmativamente brindando los argumentos correspondientes", explica el texto. "Habiendo asumido recientemente la conducción de estas carteras ministeriales, hemos tomado conocimiento que la Comisión de Control de Ficheros estaría evaluando la situación vinculada a dichos ciudadanos iraníes y eventualmente emitirá en las próximas semanas sus recomendaciones. Estas serán elevadas al Secretario General de Interpol", continúa. En este contexto el Gobierno resolvió "hacer conocer de inmediato a Interpol" la "firme determinación del Gobierno argentino en el mantenimiento de la vigencia de las capturas internacionales" y solicitó saber si se ha analizado toda la información ya enviada por el país y si se "necesita información complementaria". El atentado contra la sede de la AMIA en Buenos Aires, el 18 de julio de 1994, dejó 85 muertos y 300 heridos. Fue el segundo ataque terrorista contra intereses judíos en el país, después de que 29 personas muriesen en 1992.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados