TENSIÓN

Kim lanza misiles en plena crisis por el coronavirus

El régimen de Kim lleva cuatro pruebas en solo un mes.

Kim Jong-un. Foto: Reuters.
Kim Jong-un. Foto: Reuters.

Corea del Norte disparó ayer domingo misiles balísticos por cuarta vez en marzo en un momento en el que la comunidad internacional centra toda su atención en la lucha contra la pandemia de coronavirus.

Además, estos ensayos tienen lugar en un contexto de estancamiento diplomático entre Corea del Norte y Estados Unidos sobre el armamento nuclear, y cuando el gobierno de Donald Trump acaba de ofrecer ayuda al régimen de Kim Jong-un para combatir el COVID-19.

Los disparos de ayer domingo fueron efectuados en la zona de la ciudad portuaria de Wonsan, en la costa este, y en dirección al Mar de Japón.

“Esta acción militar de Corea del Norte es un gesto particularmente inapropiado cuando el mundo entero pasa por dificultades debido a la pandemia del COVID-19”, afirmó el estado mayor de Corea del Sur.

Los misiles tuvieron una trayectoria de 230 kilómetros y alcanzaron una altura máxima de 30 kilómetros, antes de caer en aguas del Mar de Japón.

El ministerio de Defensa japonés también dijo que parecían “misiles balísticos” y precisó que no cayeron en aguas japonesas ni en la zona económica marítima exclusiva de Japón.

El lanzamiento del domingo tenía como objetivo mostrar que el país sigue funcionando normalmente, a pesar de la pandemia que afecta al mundo, estimó Kim Dong-yub, investigador del Instituto de Estudios del Lejano Oriente, con sede en Seúl.

Corea del Norte multiplica desde noviembre las pruebas de armas en ausencia de avances en las negociaciones con las que Estados Unidos espera que abandone su programa nuclear.

Las negociaciones están en un punto muerto desde el fracaso de la segunda cumbre entre Donald Trump y Kim, en febrero de 2019 en Hanói, a pesar de una reunión muy simbólica entre los dos líderes en junio en la zona desmilitarizada que divide la península.

Según los analistas Pyongyang mejora poco a poco sus capacidades militares, pese a las sanciones y las condenas.

Carta de Trump

Corea del Norte, un país dotado con la bomba atómica, no hizo comentarios sobre los lanzamientos. Sobre las tres series de disparos anteriores de marzo hacia el Mar de Japón había dicho que eran pruebas de artefactos de “artillería de largo alcance”.

La semana pasada afirmó que había probado una nueva “arma táctica guiada”. Su vecina Corea del Sur consideró que se trataba de dos misiles balísticos de corto alcance. Esos dos misiles de corto alcance recorrieron una distancia de unos 410 kilómetros y cayeron al Mar de Japón.

Corea del Norte está sometida a múltiples sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU para forzarla a renunciar a sus programas nucleares y balísticos prohibidos.

Al día siguiente de los disparos de la semana pasada, los medios de comunicación norcoreanos anunciaron que Kim Jong-un había recibido una carta del presidente Trump, que detallaba un proyecto para mejorar las relaciones bilaterales. La Casa Blanca lo confirmó.

En la carta Trump “explicó su plan para impulsar las relaciones entre la República Popular Democrática de Corea y Estados Unidos y expresó su intención de ayudar en la lucha contra las epidemias”, en referencia al COVID-19, según un comunicado de prensa difundido por KCNA.

Corea del Norte es uno de los pocos países del mundo en no haber anunciado casos de contagio en su territorio.

Muchos expertos creen que la pandemia podría ser catastrófica en Corea del Norte, dadas las deficiencias de su sistema sanitario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados