FOTOGALERÍA

La Justicia alemana liberó al pakistaní detenido por el atentado de Berlín

El fiscal federal de Karlsruhe aseguró que ya no era considerado sospechoso del ataque con un camión que mató a 12 personas e hirió a otras 48.

El camión que irrumpió en una feria navideña de Berlín. Foto: AFP.
El camión que irrumpió en una feria navideña de Berlín. Foto: AFP.
Angela Merkel en el lugar de la tragedia. Foto: AFP.
Angela Merkel en el lugar de la tragedia. Foto: AFP.
Angela Merkel en el lugar de la tragedia. Foto: Reuters.
Angela Merkel en el lugar de la tragedia. Foto: Reuters.
Angela Merkel en el lugar de la tragedia. Foto: Reuters.
Angela Merkel en el lugar de la tragedia. Foto: Reuters.
Angela Merkel en el lugar de la tragedia. Foto: Reuters.
Angela Merkel en el lugar de la tragedia. Foto: Reuters.

El pakistaní que fue detenido por la Policía alemana tras el ataque con un camión a una feria navideña de Berlín fue puesto en libertad este martes.

Lo anunció la prensa local, citando al fiscal federal de Karlsruhe. La captura no se transformó en arresto, lo que indica que el pakistaní no sumaba méritos en esa acción.

Esta mañana, el ministro del Interior alemán, Thomas De Maiziere, había asegurado que "no hay más dudas" de que la acción perpetrada por el conductor había sido cometida por la persona detenida, un solicitante de asilo oriundo de Pakistán.

Sin embargo, el jefe de Policía de Berlín, Klaus Kandt, dijo en una conferencia de prensa posterior que "por el momento" no estaba claro que el sospechoso arrestado fuera "el conductor" que irrumpió en la feria navideña.

La cuenta de Twitter de las fuerzas policiales germanas confirmó más tarde lo adelantado por la prensa local, asegurando que el sospechoso "niega los hechos", y llamando a la población a estar alerta, ya que el responsable del ataque continuaba en libertad.

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

Más adelante, se informó que 24 de los 48 heridos tras el ataque fueron dados de alta.

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

El fiscal general de Alemania, Peter Frank, aseguró que los investigadores"trabajan sobre la presunción de que fue un ataque terrorista", debido al método utilizado para el ataque, similar al que se implementó en el atentado de Niza (Francia) del pasado 14 de julio, cuando un hombre de origen tunecino asesinó a 85 personas e hirió a 303 al atropellarlas con un camión de 19 toneladas.

De todos modos, Frank insistió en que "nada fue probado todavía".

"Tenemos que trabajar sobre la asunción de que hay un perpetrador armado prófugo", consideró Frank. "Como resultado de esto, estamos en alerta máxima", sentenció.

Las víctimas

De las 12 víctimas del ataque llevado a cabo con un camión en el mercado de Breitscheidplatz, siete ya fueron identificadas,indicó el director de la Policía Federal alemana, Holger Muench, que dijo que seis de ellas son alemanes.

La séptima víctima identificada es el conductor del camión, de nacionalidad polaca, que conducía el vehículo que le fue arrebatado por el responsable del atentado.

El camionero fue encontrado muerto en el asiento del acompañante del vehículo. El propietario de la empresa de transporte polaca, su primo, lo ha reconocido a través de una foto proporcionada por la policía.

Merkel en el lugar de la tragedia

La canciller alemana Angela Merkel calificó más temprano de "atentado terrorista" el ataque con un camión kamikaze en un mercado navideño de Berlín, y había deslizado que que su autor era "probablemente" un demandante de asilo.

"Sé que para nosotros sería particularmente difícil de soportar si se confirma que este acto ha sido cometido por una persona que ha pedido protección y asilo en Alemania", declaró en televisión en su primera reacción tras la matanza que el lunes por la noche dejó 12 muertos.

"Sería particularmente odioso para todos los alemanes comprometidos día tras día en ayudar a los refugiados y para toda la gente que necesita nuestra protección cada día y se esfuerza por integrarse", afirmó.

Merkel, que se dijo "horrorizada, consternada y muy triste", confirmó así implícitamente que el sospechoso detenido la víspera era un demandante de asilo. Según los medios alemanes, se trataría de un paquistaní o un afgano llegado este año a Alemania.

La canciller prometió esclarecer "cada detalle" y que el crimen "será castigado con toda la firmeza de nuestras leyes".

La mandataria, no obstante, podría enfrentarse a un nuevo aluvión de críticas por su política de inmigración. La extrema derecha asegura que ha puesto en peligro su país al acoger a 900.000 refugiados en 2015. Otros 300.000 llegaron a Alemania en 2016.

Por otro lado, Merkel indicó que acudiría al lugar del ataque, un mercado situado junto a un célebre monumento de Berlín.

El ministerio alemán de Interior había confirmado poco antes de la comparecencia de Merkel que la matanza cometida la víspera por un camión era efectivamente un "atentado", pero descartó cerrar los mercados de Navidad en Alemania.

"Poco importa lo que lleguemos a saber sobre las motivaciones y el móvil del asaltante, no debemos dejar que nos roben nuestro modo de vida fundado en (el concepto de) libertad", declaró el ministro Thomas de Maizière.

Merkel llegó sobre el mediodía a la Breitscheidplatz, donde el lunes fue perpetrada la matanza, y depositó flores en el lugar.

La canciller concurrió acompañada, entre otros, por los ministros del Interior y Exterior, Thomas de Maiziere y Frank-Walter Steinmeier, y por el alcalde de Berlín, Michael Müller.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados