EXPRESIDENTA

Los juicios contra la vicepresidenta Cristina Kirchner pueden caer

La Corte Suprema de Justicia argentina se reserva una carta que puede determinar desde la suspensión temporaria del juicio hasta su anulación total.

Cristina Kirchner. Foto: AFP
Cristina Kirchner. Foto: AFP

Mientras el juicio oral y público contra la vicepresidenta Cristina Kirchner por el supuesto direccionamiento de la obra pública en favor de Lázaro Báez avanzó en el segundo semestre de este año más velozmente de lo que había ocurrido hasta ahora, la Corte Suprema de Justicia se reserva una carta que puede determinar desde la suspensión temporaria del juicio hasta su anulación total.

A medida que terminan de declarar los testigos previstos para este año y se puntea la lista de los convocados para el año próximo, entre los que estará el presidente Alberto Fernández, la Corte tiene en sus manos los nueve recursos que presentó Cristina Kirchner cuestionando diversos aspectos de la investigación sobre las adjudicaciones de obras públicas en la provincia de Santa Cruz, caso conocido como Vialidad Nacional.

Para esta misma época, el año pasado, la Corte había empezado a conversar sobre estos recursos, pero no encontró mayorías: no solo para resolver el asunto, sino siquiera para tratar el tema.

El caso Vialidad es clave. No solo porque es el primer juicio contra la expresidenta, sino porque está íntimamente vinculado con las dos causas que investigan sus negocios personales y familiares: Hotesur y Los Sauces.

En la causa de Vialidad, la vicepresidenta está acusada de haber liderado una asociación ilícita que habría direccionado obras públicas viales en favor de Báez, que además habría sido beneficiado con condiciones de contratación irregulares.

Para la Justicia, parte de ese dinero volvió a la familia Kirchner a través de negocios hoteleros e inmobiliarios. Eso es lo que deberá juzgarse en los casos Hotesur y Los Sauces, dos juicios que no tienen todavía fecha de inicio.

Lo que tiene la Corte para resolver en el caso Vialidad son nueve recursos de queja por planteos rechazados en instancias anteriores; seis, de la defensa de Cristina Kirchner.

El recurso más fuerte sostiene que la misma denuncia ya fue juzgada en el sur. Si la Corte declarara que existe “cosa juzgada”, todo el caso caería.

Circuló una versión entre los abogados que participan en el juicio: que la Corte podría hacer un guiño con un fallo favorable a la vicepresidenta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error