Barcelona

El juicio a los líderes secesionistas es una batalla mediática

El catalanes buscan ganar simpatías a nivel internacional.

Barcelona: acto en favor de los líderes secesionistas. Foto: AFP
Barcelona: acto en favor de los líderes secesionistas. Foto: AFP

El juicio que se inicia mañana martes en el Tribunal Supremo contra doce líderes catalanes acusados por el intento fallido de secesión no será solo una batalla judicial, sino también mediática entre Madrid y los independentistas, que ven una oportunidad para ganar simpatías a nivel internacional.

“Tenemos que hacer de este juicio una herramienta de denuncia, utilizarlo en nuestro objetivo de hacer la independencia de Cataluña”, aseguraba recientemente la presidenta de la influyente asociación separatista ANC, Elisenda Paluzie.

Pero esta vez el gobierno español no quiere permanecer a la expectativa. Desde el ministerio de Exteriores dedicado a promover la imagen de España internacionalmente anunciaron en las vísperas del juicio una campaña para contrarrestar los “ataques sin fundamento del entorno independentista”. “Nuestro trabajo se va a centrar en desmontar con argumentos sólidos y datos contrastados las fake news puestas en circulación alrededor de este proceso”, dice la secretaría de Estado España Global.

Como parte de la campaña lanzaron el vídeo This is the Real Spain, donde defienden las libertades existentes en España y su puntuación de 94/100 en un índice elaborado por Freedom House.

En él aparecen la presidenta del Banco Santander Ana Botín, la cineasta Isabel Coixet o el secretario general de la OCDE, el mexicano José Ángel Gurría, que ubica España “al nivel de los países más abiertos y desarrollados del mundo”.

La llegada al poder del socialista Pedro Sánchez en junio, con un catalán contrario al independentismo como Josep Borrell en la cartera de Exteriores, supuso un cambio en la estrategia diplomática adoptada por Madrid.

Frente a la pasividad del anterior ejecutivo de Mariano Rajoy ante la hiperactividad comunicativa del independentismo, Borrell y su equipo no escatiman esfuerzos en rebatir sus argumentos.

Además, el ministerio de Justicia y el Tribunal Supremo mantuvieron encuentros con prensa internacional en Madrid en estos días. Y el jueves, casi a las puertas del proceso, Sánchez viajó a Estrasburgo para ensalzar las bondades del sistema judicial ante el Consejo de Europa y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, donde los independentistas quieren apelar en caso de ser condenados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)