FIDEL CASTRO (1926 – 2016)

Ahora el juicio de la historia

Fidel Castro murió ayer a la edad de 90 años; reacciones encontradas en todo el mundo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El líder cubano estaba apartado del poder desde el 2006, pero su figura seguía siendo una fuerte referencia política. Foto: AFP.

Murió Fidel Castro. Tenía 90 años. El anuncio lo hizo su hermano Raúl, ya entrada la madrugada del sábado, en un mensaje transmitido por la televisión estatal cubana. La hora del fallecimiento quedó registrada a las 22.29 del viernes, hora de Cuba; 00.29 del sábado en Uruguay.

Castro, una de los personajes sobre los que más se ha escrito en el mundo en el último medio siglo, estaba apartado del poder desde julio del 2006, cuando una enfermedad intestinal lo obligó a ceder el mando a su hermano Raúl. Nunca se revelaron detalles de su padecimiento.

"Con profundo dolor comparezco para informar a nuestro pueblo que (...) falleció el comandante en jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz", dijo Raúl, vestido de verde olivo. Y despidió a su hermano con el característico "hasta la victoria siempre".

Los restos de Fidel fueron cremados ayer sábado por la mañana, cumpliendo con los deseos del líder cubano. Una procesión con las cenizas recorrerá el país por cuatro días hasta Santiago de Cuba, donde serán depositadas en el cementerio Santa Ifigenia el domingo 4 de diciembre. El gobierno de la isla declaró nueve días de duelo nacional e informó que los homenajes comenzarán el lunes, con un acto masivo en la Plaza de la Revolución.

La muerte de Castro desató inmediatas reacciones en todo el mundo, y prácticamente monopolizó las coberturas de las grandes cadenas de televisión.

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, de visita oficial en España, dijo que la muerte de Fidel es un "triste acontecimiento".

"Se fue una de las figuras más importantes del siglo XX. Sobre todo de la segunda mitad", dijo Vázquez, que apenas asumió su primera presidencia en 2005 restableció relaciones diplomáticas con Cuba, rotas en 2002. El gobierno uruguayo decretó un día de duelo nacional hoy domingo.

El papa Francisco expresó su pesar y dijo que oraría por Fidel, confeso ateo, mientras que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, se limitó a exclamar por Twitter: "¡Fidel Castro está muerto!". Y luego agregó: "fue un dictador brutal que oprimió a su pueblo por casi seis décadas".

El presidente saliente Barack Obama, que promovió el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, dijo que "la historia registrará y juzgará el enorme impacto de esta singular figura en las personas y en el mundo a su alrededor".

Obama hacía referencia al título de uno de los discursos más famosos de Fidel Castro: "La historia me absolverá".

En Miami, donde viven miles de exiliados opositores al régimen comunista de la isla, una multitud celebró en las calles.

"El hombre que decidió cada detalle de la Cuba en la que nací y crecí, ya no está. Una extraña levedad se extiende por la Isla", dijo la bloguera opositora Yoani Sánchez.

Bajo el gobierno de Fidel, más de un millón y medio de cubanos abandonaron la isla por razones políticas y económicas, y se radicaron principalmente en Miami.

Aún no está claro si el nuevo presidente estadounidense seguirá el camino de normalizar las relaciones con La Habana o cumplirá sus promesas de campaña de volver a la línea dura contra Cuba, país sobre el que Estados Unidos mantiene desde hace más de medio siglo un embargo comercial.

La muerte de Fidel simboliza el fin de una era en Cuba donde el 70% de la población nació después de la revolución de 1959 que derrotó la dictadura de Batista.

El propio Castro se refirió a la cercanía de su muerte en el último discurso el pasado 19 de abril en la clausura del Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba, cuando dijo: "Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me había ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo, fue capricho del azar".

"A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos (...) A nuestros hermanos de América Latina y del mundo debemos trasmitirles que el pueblo cubano vencerá", dijo ante los delegados al congreso. "Tal vez sea de las últimas veces que hable en esta sala", señaló.

Su muerte se produce en medio del lento proceso de cambios emprendidos por su hermano Raúl, sin renunciar al sistema comunista. Es por eso que los analistas consideran que el deceso difícilmente representará un giro político en la isla. "No creo que la muerte de Fidel sea la gran prueba. La gran prueba será transferir las riendas de la revolución a la próxima generación y eso ocurrirá cuando Raúl deje el poder", dijo Phil Peters, un experto del Lexington Institute en Washington.

Raúl, de 85 años, enfrenta además la difícil tarea de elegir un sucesor en un panorama político todavía dominado por sus ancianos compañeros de armas.

Fidel Castro cumplió los 90 años el 13 de agosto. La vejez y las secuelas de la enfermedad lo habían diezmado, pero seguía ejerciendo gran influencia con su sola imagen. Había nacido el 13 de agosto de 1926 en la aldea de Birán, hijo de un inmigrante gallego devenido terrateniente y una cubana humilde.

FUNERALES.

Caravana de la Libertad en sentido inverso.

Cuba estará de duelo nueve días para despedir a Fidel Castro. Sus cenizas recorrerán la isla por carretera antes de llegar a su destino final, el cementerio de Santiago de Cuba, el 4 de diciembre. Las cenizas serán expuestas el lunes y el martes en el memorial José Martí en la Plaza de la Revolución de La Habana, donde la población podrá rendirle homenaje. El mismo martes 29, La Habana despedirá al histórico líder con un multitudinario acto en la Plaza de la Revolución, donde Castro pronunció muchos de sus famosos y kilométricos discursos. Al día siguiente partirá una peregrinación de cuatro días con las cenizas, que recorrerá 13 de las 15 provincias de la isla. Los restos viajarán por carretera en el sentido inverso de la "Caravana de la Libertad", la misma que llevó a un Fidel triunfante desde Santiago hasta La Habana en 1959, cuando cayó la dictadura de Fulgencio Batista. Será un recorrido de unos 1.000 km hasta Santiago, donde está previsto un "acto de masas". El sepelio se realizará el 4 de diciembre a la hora 9 de Uruguay.

Santa Ifigenia, cementerio de próceres.

Durante los nueve días de duelo oficial en Cuba, "cesarán las actividades y espectáculos públicos" y ondeará la bandera nacional a media asta. "La radio y la televisión mantendrán una programación informativa, patriótica e histórica", según lo dispuso el régimen.

La comisión encargada de los funerales anunció, además, que postergó una revista militar prevista para el 2 de diciembre. El acto del aniversario 60 del desembarco de Fidel en el yate Granma, desde donde emprendió la campaña contra Batista, se realizará el 2 de enero de 2017.

En el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, donde serán depositadas las cenizas de Fidel Castro, también fue enterrado el prócer José Martí. El cementerio fue inaugurado en febrero de 1868. Es el primer camposanto que se utilizó oficialmente en Cuba. Muchos de sus mausoleos y tumbas son consideradas además como obras de arte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados