DIÁLOGO

Jugaron al péndulo en el Senado de Colombia para solucionar la "grieta" política

Un senador reunió a los dos principales referentes de la izquierda y la derecha en el Parlamento y les propuso confiar en el otro con un ejercicio pedagógico.

Mockus, Uribe y Castilla juegan al péndulo en el Senado colombiano.
Mockus, Uribe y Castilla juegan al péndulo en el Senado colombiano.

Al igual que en otros países de América Latina, la política colombiana se encuentra polarizada y la "grieta" se ve muy difícil de cerrar. Ayer, un debate sobre la creación de curules de paz para negociar con grupos guerrilleros había desembocado nuevamente en una dura discusión entre partidos en el senado.

Fue entonces que al senador centroizquierdista Antanas Mockus (Alianza Verde) se le ocurrió tratar de solucionar esa "grieta" una actividad pedagógica. Según informa El Tiempo, Mockus, exalcalde de Bogotá, tomó la palabra y dijo que "un acto de confianza vale la pena para unir esfuerzos en favor de los colombianos”.

Fue en ese momento que convocó al expresidente Álvaro Uribe (Centro Democrático, derecha) y a Jesús Alberto Castilla (Polo Democrático, izquierda), senadores y referentes de los sectores más opuestos entre sí.

Mockus les propuso jugar al péndulo, un ejercicio pedagógico que consiste en que una persona se ponga en medio de los otros dos y se balancee hacia un lado y hacia otro. Quienes se encuentran en los extremos deben sostenerlo para evitar que se caiga e impulsarlo con suavidad hacia el otro lado. 

Tanto Uribe como Castilla aceptaron el desafío y se pusieron a jugar en medio del plenario. “Algún día tres colombianos que se encuentren entre sí confiarán como acaban de confiar ellos. Ese día puede estar cerca. Acerquémoslo”, dijo Mockus al finalizar.

La propuesta de Mockus y la disposición de Uribe y Castilla generó aplausos en el Senado. Varios legisladores valoraron en redes sociales la actitud de sus colegas.

No es la primera vez que Mockus, de 66 años, magíster en Filosofía y doctor en Matemáticas, se sale del protocolo. En julio, durante la apertura del Congreso, Mockus se enojó con los parlamentarios porque no hacían silencio mientras el presidente saliente del Senado daba su discurso. Por ese motivo, se levantó de su asiento, caminó hasta quedar delante todos los legisladores y se bajó los pantalones. "Es una costumbre que hay que cambiar, las costumbres se cambian a veces con intervenciones puntuales que tratan de ser pedagógicas", dijo después.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)