REINO UNIDO

Juez prometió en breve un fallo sobre el oro venezolano

Abogados de Nicolás Maduro y Juan Guidó presentaron ayer sus alegatos finales para retener 31 toneladas de lingotes de oro.

Nicolás Maduro. Foto: EFE
El régimen de Maduro dice que necesita los fondos para combatir el COVID-19 en Venezuela. Foto: EFE

El juez británico Nigel Teare dictará “lo antes posible” si Nicolás Maduro o Juan Guaidó tienen derecho legal el oro venezolano depositado en el Banco de Inglaterra (BoE). Tras escuchar a las partes en disputa desde el pasado lunes, el magistrado se retiró ayer jueves a deliberar con la promesa de pronunciar su dictamen cuanto antes pero sin una fecha especificada.

El juez debe decidir si es la junta del Banco Central de Venezuela (BCV) designada por Maduro, o la ad hoc nombrada por Guaidó la que está legitimada para gestionar las reservas depositadas en Londres, 31 toneladas de lingotes por valor de unos 1.300 millones de euros (poco más de 1.400 millones de dólares).

Una vez establezca qué junta es la legítima, la corte podrá avanzar en la demanda presentada en mayo contra el BoE por el BCV, que le reclama la transferencia de 930 millones de euros de las reservas a un fondo de la ONU para que sean usados en la lucha contra la COVID-19 en Venezuela.

El dictamen servirá también para resolver un pleito planteado por Deutsche Bank en 2019, sobre cuál de los dos puede reclamar 120 millones de dólares derivados de un contrato de “swap” o permuta de oro.

En la sesión de ayer jueves, Nick Vineall, abogado de la junta de Maduro, y Andrew Fulton, por la de Guaidó, resumieron sus alegatos.

Vineall sostiene que el gobierno británico trata “a todos los efectos” con Maduro -aunque “políticamente” respalde a Guaidó- y es su junta del BCV la que puede acceder al oro, y pide al juez que tenga en cuenta el dictamen del Supremo venezolano, que invalidó la junta nombrada por el líder opositor.

La posición de Fulton es que el Gobierno británico reconoce a Guaidó como presidente de Venezuela y, en consecuencia, la legitimidad de la junta ad hoc, ignorando el veredicto de la corte de Caracas. El abogado de Guaidó advirtió que la corte venezolana “es un portavoz corrupto” de un “régimen cleptocrático”.

Consultado por el tribunal, el gobierno de Boris Johnson repitió en una carta la posición que sostiene desde 2019: que reconoce a Guaidó como “presidente constitucional interino de Venezuela hasta que se puedan celebrar elecciones presidenciales creíbles”.

En opinión de Diego Moya-Ocampos, experto sobre las Américas para el grupo londinense de análisis de riesgos IHS Markit, es muy poco probable que el juez autorice la transferencia del oro hacia la administración de Maduro.

Según datos del World Gold Council, Venezuela posee un total de 161,2 toneladas de oro.

En los últimos años, “ha venido vendiendo parte de esas reservas de forma poco transparente y ese dinero no se ha utilizado para financiar ayuda humanitaria, ni tampoco ha entrado a las arcas del tesoro venezolano”, afirma el analista.

Y asegura que existe en Londres “un gran temor por el daño reputacional para el Banco de Inglaterra, para las cortes británicas y para el Reino Unido como tal porque, evidentemente, estamos hablando de mucho dinero que sencillamente no va a ser destinado a ayuda humanitaria”.

El régimen de Maduro dice que necesitar el oro para obtener fondos para luchar contra la pandemia de COVID-19, pero lo cierto es que lleva más de año y medio intentando repatriar estos lingotes.

En opinión Moya-Ocampos, “el tema del coronavirus es simplemente un pretexto”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados