ESTADOS UNIDOS

Un juez federal propina un duro revés a la aspiración de Donald Trump

El presidente saliente de Estados Unidos perdió la última demanda judicial en Pensilvania y anunció que apelará la decisión del magistrado Matthew Brann.

“Detengan el robo”: partidarios de Trump, con armas y carteles alusivos, se manifestaron frente a la se del Gobierno de Georgia. Foto: AFP
“Detengan el robo”: partidarios de Trump, con armas y carteles alusivos, se manifestaron frente a la se del Gobierno de Georgia. Foto: AFP

Un juez federal desestimó la demanda más importante que la campaña del mandatario saliente, Donald Trump, había presentado en Pensilvania, y le dejó prácticamente sin opciones para revertir el resultado de las elecciones en ese estado del que dependen las llaves de la Casa Blanca.

La decisión del magistrado Matthew Brann implica que los condados de Pensilvania tienen vía libre para certificar el resultado de las elecciones del 3 de noviembre, para lo que hoy lunes se cumple el plazo límite, y confirmar así como ganador del territorio al presidente electo, Joe Biden.

La demanda pretendía invalidar millones de votos emitidos por correo con el argumento de que la posibilidad de los votantes de corregir errores en sus papeletas en ciertos condados perjudicaba al partido de Trump, el Republicano.

El magistrado resolvió que la campaña de Trump había recurrido a “argumentos legales defectuosos y sin mérito, y a acusaciones especulativas” en su intento de desechar millones de votos.

La decisión supone un profundo revés para la estrategia legal de la campaña de Trump, que ya ha perdido otros casos en Pensilvania, y también en Michigan, Georgia, Nevada y Arizona en su denuncia de que se ha perpetrado un fraude electoral.

Esta demanda era la última de gran calado que le quedaba activa en Pensilvania, y el abogado del presidente saliente, Rudy Giuliani, la defendió personalmente durante una audiencia el pasado martes.

Habrá apelación

Tras conocerse el fallo, la campaña del mandatario saliente apeló ayer la decisión judicial con el objetivo de llegar al Tribunal Supremo.

El equipo de Trump presentó la apelación ante la Tercera Corte de Apelaciones del país, correspondiente a Pensilvania.

Trump ya había adelantado, en un tuit publicado al filo de la medianoche el sábado, que su campaña apelaría la decisión, y sus abogados confiaron en que la corte de apelaciones decida rápido sobre el caso para poder llegar "cuanto antes" al Supremo, indicaron.

Trump ya había recibido otros dos reveses el viernes: el primero en Georgia, que certificó la victoria de Biden; y el segundo en Michigan.

Enardecidos

La ciudad de Atlanta, en Georgia, se convirtió el viernes en centro de protestas de partidarios y opositores a Trump.

Las acusaciones del presidente han continuado enardeciendo a su base republicana. La mitad de ellos cree que las elecciones fueron robadas, según las encuestas de Reuters/Ipsos, y sus partidarios han organizado mítines por todo el país para protestar por el resultado.

Mientras sus simpatizantes, algunos portando armas, ondearon banderas estadounidenses y mostraron carteles con mensajes como “detengan el robo”, en referencia a supuestas irregularidades electorales, sus opositores marcharon con carteles que rezaban “Atlanta odia el racismo” y “nazi, vete a casa”.

El equipo de Trump solo tiene hasta el 8 de diciembre para desarrollar su estrategia legal, porque ese día todos los estados deberían haber resuelto cualquier disputa y el gobernador de cada territorio debe enviar los resultados certificados al Congreso.

Putin a la espera

Mientras, en Moscú. el presidente Vladímir Putin aseguró que no felicitará al ganador de las elecciones presidenciales en Estados Unidos hasta que termine el pulso político y judicial entre Joe Biden, y el actual inquilino de la Casa Blanca.

“Quiero asegurar que aquí no hay ninguna motivación, no se trata de que uno nos guste y el otro no; simplemente estamos esperando a que termine el enfrentamiento político", dijo Putin en un programa de la televisión pública rusa.

Putin, uno de los escasos mandatarios que aún no ha felicitado a Biden por su victoria en los comicios del 3 de noviembre, insistió en que es una cuestión puramente "formal".

Adelantó que Rusia trabajará “con cualquier persona que reciba la confianza del pueblo americano”, pero matizó que la victoria de esa figura debe ser reconocida por el rival o ser confirmada jurídicamente tras la certificación definitiva de los resultados electorales.

Putin recordó que hace cuatro años “todos felicitaron a la señora (Hillary) Clinton, pero después ocurrió que ganó Trump”.

Gabinete de Biden

Joe Biden, por su parte, anunciará mañana martes los primeros miembros del gabinete que conformará su Gobierno, adelantó ayer el que será su jefe de gabinete en la Casa Blanca, Ron Klain.

Klain, que dijo que el anuncio lo hará el propio Biden, no aclaró si el mismo incluirá a algunas de las figuras más esperadas, como los secretarios de Estado, Tesoro o Justicia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados