RIO DE JANEIRO

Juez concedió la libertad del expresidente de Brasil Michel Temer

La decisión de concederle la libertad a Temer fue tomada por el juez Antonio Ivan Athié. 

Temer este jueves. Foto: AFP
Foto: AFP

Michel Temer seguirá su proceso por denuncias de corrupción en libertad. Así lo determinó hoy un juez que aceptó un habeas corpues de la defensa del expresidente de Brasil.

Temer estaba en prisión desde el pasado jueves por presuntos desvíos millonarios de fondos. El expresiente es acusado por la Fiscalía como cabecilla de “una organización criminal”.

Pero el magistrado Antonio Ivan Athié, que le otorgó la libertad, justificó en su escrito que pese a los indicios contra el exmandatario, la prisión de Temer de forma preventiva (hasta que un tribunal juzgue el caso) no tiene asidero legal.

La orden de liberación tiene efecto inmediato y vale también para el exministro de Minas y Energía, Moreira Franco, así como para otros sospechosos presos en la misma operación. Entre ellos el coronel de la reserva Joao Baptista Lima Filho, amigo personal del expresidente y apuntado como principal testaferro de la trama corrupta que lideró Temer durante 40 años, según la Fiscalía.

El juez Athié se adelantó al Tribunal Regional Federal de la 2 Región, corte de segunda instancia que tenía previsto analizar el miércoles y de forma colegiada el habeas corpus interpuesto por la defensa.

“Aunque se admita que existan indicios que pueden incriminar a los involucrados, no sirven para justificar la prisión preventiva, porque además de tratarse de (indicios) antiguos, no está demostrado que los acusados atentaron contra el orden público, (o) que estarían ocultando pruebas u obstaculizando” un eventual proceso criminal, afirmó Athié.

“No estoy contra la llamada (operación) Lava Jato, al contrario, también quiero ver a nuestro país libre de la corrupción que lo azota. Pero, sin respetar las garantías constitucionales, aseguradas para todos, (...) con violación de reglas, no hay legitimidad en el combate a esa plaga”, añadió el magistrado al ordenar la liberación.

Temer, de 78 años, fue arrestado en San Pablo y trasladado a Río de Janeiro por determinación del juez Marcelo Bretas, a cargo en este estado de la megaoperación Lava Jato.

El caso está relacionado con supuestos sobornos recibidos en 2014 a cambio de contratos de obras en la usina nuclear Angra 3, en el sur del Estado de Río de Janeiro.

La prisión preventiva se justificaba, según la fiscalía, por la sospecha de que la presunta banda liderada por Temer sigue “en plena actividad” y que en 40 años habría desviado 1.800 millones de reales (470 millones de dólares al cambio actual).

Temer se convirtió en el segundo expresidente brasileño detenido desde el retorno de la democracia en 1985. El primero fue Luiz Inácio Lula da Silva, quien purga desde abril de 2018 una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción y lavado de dinero, también en el marco de la operación Lava Jato, la mayor investigación sobre corrupción de Brasil.

Alabada desde 2014 por atreverse a ir atrás de prominentes empresarios y políticos -antes considerados “intocables”-, la operación Lava Jato también ha sido criticada por, según algunos juristas, hacer uso excesivo de herramientas como las órdenes de prisión (ejecutadas ostensivamente y generalmente transmitidas en vivo por la TV) o las llamadas “delaciones premiadas”, en que los implicados delatan a sus cómplices a cambio de una reducción de sus condenas.

Temer se enfrenta a otras nueve investigaciones en la justicia por diferentes casos vinculados con la corrupción. Cinco de ellas fueron abiertas este año, una vez que Temer perdió el fuero privilegiado al entregar el gobierno a Bolsonaro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)