BRASIL

“Jueces se atreven a estar fuera de la Constitución”

Jair Bolsonaro hizo esas afirmaciones en un acto en el municipio de Caruaru, situado en Pernambuco, noreste del país, cuatro días antes de la fecha de la independencia.

Bolsonaro escucha mientras le formulan una pregunta durante una conferencia de prensa. Foto: EFE
Bolsonaro escucha mientras le formulan una pregunta durante una conferencia de prensa. Foto: EFE

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ratificó ayer sábado sus críticas a jueces del Supremo Tribunal Federal (STF, la Suprema Corte de Justicia) a los que acusó de querer apartarse de la Constitución. El mandatario hizo esas afirmaciones en un acto en el municipio de Caruaru, situado en Pernambuco, noreste del país, cuatro días antes de la fecha de la independencia, el próximo martes, en la que están convocadas manifestaciones a favor y en contra del gobierno.

Bolsonaro sostuvo que “nuestro Supremo Tribunal Federal no puede ser diferente del Poder Ejecutivo ni del Poder Legislativo” y advirtió que se hay miembros de ese tribunal que “se atreven a seguir actuando fuera de los lineamientos de la Constitución, deben ser llamados a encuadrarse en las normas porque hay que recordarles que hicieron un juramento de cumplir la Constitución. Si no fuera así, existe el riesgo de una ruptura”.

Puntualizó que no desea esa ruptura. “Tengo la certeza de que el pueblo brasileño no quiere esa ruptura. Pero, la responsabilidad es de cada poder. Apelo a ese otro poder que revea la acción de esa persona que está perjudicando el destino de Brasil”.

Si bien sigue sin nombrarlos, el presidente aludió a los magistrados Alexanddre de Moraes y Luis Barroso, con los que está enfrentados.

Barroso, además de integrar el STF, preside el Tribunal Superior Electoral, al que Bolsonaro acusa de preparar un fraude para las elecciones presidenciales de 2022, pese a que Brasil tiene un sistema de voto electrónico desde 1996, cuya transparencia es reconocida y nunca generó objeciones en los escrutinios.

Por su parte, De Moraes es responsable de un proceso sobre la difusión de noticias falsas y ataques a las instituciones democráticas a través de internet, en el que el propio presidente y militantes de extrema derecha son objeto de investigaciones.

Imágenes.

Bolsonaro habló, ayer sábado, en el estacionamiento de un centro comercial de Caruaru, después que participó de una recorrida en moto por la ciudad. El presidente volvió a convocar a sus partidarios a manifestaciones en el feriado del martes 7 de setiembre. Afirmó que quiere fotos de las movilizaciones en Brasilia y São Paulo. “Las fotos servirán para mostrarles a los que se atreven a no respetarlos y a no someterse a nuestra Constitución, que serán colocados en su debido lugar”, advirtió. “No estamos en las manifestaciones para figurar, sino para mostrarles a todos que no admitiremos más -no importa quién lo haga- que se ignore a nuestra Constitución”, afirmó.

Bolsonaro enfatizó que respeta lo que llama “los cuatro líneamientos de la Constitución” y que el pueblo brasileño es el poder moderador. “Yo soy el jefe de un poder. Existen otros poderes en Brasilia. En esos tres poderes nadie es más soberano que el pueblo. Tenemos a una a dos personas jugando al margen de los lineamientos de la Constitución. Nosotros jugamos dentro de las cuatro líneas. Pero, el pueblo, como poder moderador, no puede admitir que ninguno de nosotros juegue fuera de esas cuatro líneas”.

El presidente dijo el viernes, en un acto en el interior de Bahía, que las manifestaciones del próximo martes servirán como un ultimátucmos a los ministros del STF, que al desafiar a la Constitución intentan darle otro rumbo al país.

Inaugura la asamblea de ONU como es tradición

Jair Bolsonaro participará de la 76ª Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas prevista entre el 21 y 27 de septiembre en Nueva York. El anuncio figura en un comunicado difundido por el ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil en el que no se detalla la agenda que tendrá el mandatario en Nueva York. Brasil, por tradición, es el país encargado de abrir las sesiones anuales de la Asamblea General con el primer discurso que pronuncian los jefes de Estado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados