Ya está en Toronto

La joven saudita es salvada por Canadá

Rahaf Mohammed Al Qunun, que escapó de Arabia Saudita tras apostatar del islam y huir de su familia, arribó ayer sábado a Toronto (Canadá) para empezar su nueva vida como asilada en el país norteamericano.

Rahaf al arribar a Toronto. Foto: Reuters
Rahaf al arribar a Toronto. Foto: Reuters

Llegó al aeropuerto de Toronto procedente de Bangkok tras hacer escala en la capital surcoreana, Seúl. Cuando apareció por la puerta de llegadas del aeropuerto, estaba acompañada por la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland.

Sonriente y vestida con un gorra del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) y un suéter estampado con la palabra "Canada", la joven de 18 años compareció en silencio durante unos minutos ante las cámaras de televisión y medios de comunicación que la esperaban.

Freeland, abrazada a Al Qunun, anunció: "Esta es Rahaf, una nueva canadiense muy valiente. Rahaf quería que los canadienses viesen que ha llegado a su nuevo hogar. Pero ha tenido un viaje muy largo, así que preferiría no hacer declaraciones hoy".

"Es una joven mujer muy valiente que ha sufrido mucho. Y ahora va a ir a su nuevo hogar", añadió Freeland.

Pero aunque Al Qunun no habló ante los medios de comunicación que la esperaba, sí se expresó a través de Twitter, el medio que dio a conocer a todo el mundo su caso. Publicó imágenes de su viaje hacia Canadá, incluida una foto tomada poco antes de que su avión tocase tierra en Toronto.

"Dios mío, estoy en Canadá", escribió la joven en un tuit adornado con corazones, iconos de la bandera de Canadá y símbolos de paz.

Y tras aparecer con Freeland en la puerta de llegadas del aeropuerto, Al Qunun volvió a recurrir a Twitter para decir: "Gracias, Canadá. La mejor gente del planeta".

Después de que Al Qunun se retirase, Freeland explicó cómo la joven había conseguido refugio rápidamente, una semana después de escapar de Arabia Saudita. "Acnur, tras hablar con Rahaf y considerar su situación, le concedió el estatus de refugiada. Acnur tuvo que encontrarle asilo porque entendió que estaba en una situación peligrosa. Acnur buscó de forma urgente un lugar que le diese asilo. Canadá está satisfecha de que fuimos capaces de actuar rápidamente", dijo Freeland.

Freeland explicó que la decisión de conceder asilo a Al Qunun es parte de la política del gobierno canadiense de defender los derechos humanos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)