ESTADOS UNIDOS 

Joe Biden pide al Senado que apruebe plan de estímulo económico

El proyecto de ley se aprobó en la madrugada del sábado en la Cámara Baja y pasa al Senado, donde se espera que se retire el aumento del salario mínimo a 15 dólares la hora para 2025.

El presidente estadounidense, Joe Biden, y la primera dama, Jill Biden. Foto: AFP.
El presidente estadounidense, Joe Biden, y la primera dama, Jill Biden. Foto: AFP.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó ayer sábado el plan de estímulo de 1,9 billones de dólares que impulsa el presidente Joe Biden, únicamente gracias a los votos de los demócratas, un primer paso crucial antes de que el Senado examine el texto.

Poco después de la aprobación del proyecto de ley por los diputados, el presidente Biden saludó la decisión de la Cámara de Representantes e instó al Senado a hacer lo propio “rápidamente”.

“Si actuamos ahora, con decisión, rapidez y audacia, podremos por fin superar a este virus”, dijo el presidente demócrata en un breve discurso. “Espero que se actúe rápidamente. No tenemos tiempo que perder”, añadió.

El proyecto de ley fue aprobado en horas de la madrugada de ayer sábado en la Cámara Baja por 219 votos, todos ellos demócratas, frente a 212 (incluidos dos demócratas), mientras los republicanos denunciaron que las medidas eran demasiado costosas y estaban mal enfocadas.

El texto pasa al Senado, donde se espera que se retire el aumento del salario mínimo a 15 dólares la hora para 2025.

El aumento del salario mínimo dividió a algunos demócratas progresistas y moderados. Con su escasa mayoría en el Senado, el partido necesita unidad para aprobar sus leyes.

El plan de Biden incluye varias decenas de miles de millones de dólares para acelerar el ritmo de la vacunación y el despliegue de las pruebas de COVID-19, así como 130.000 millones de dólares para ayudar a los colegios e institutos a reabrir sus puertas a pesar de la pandemia.

Dinamiza. 

“Tras 12 meses de muerte y desesperanza, esta noche comienza la recuperación estadounidense”, dijo el congresista Brendan Boyle poco antes de la aprobación del paquete, que llega cuatro días después de que Estados Unidos superase los 500.000 decesos por COVID-19.

Confiados, los demócratas cuentan con su ínfima mayoría en la cámara alta para que el texto sea aprobado. Luego deberá volverá la cámara baja para lograr una versión final.

“Tenemos que aprobar el plan antes del 14 de marzo”, cuando terminen la ayudas al desempleo, advirtió el jefe de la mayoría demócrata, Steny Hoyer.

“Tras un año de pandemia y crisis económica, los estadounidenses deben saber que su gobierno actúa para ellos. Y como lo ha dicho el presidente Biden: ‘La ayuda llega’”, había dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, la también demócrata Nancy Pelosi.

De su lado, el jefe de la minoría republicana Kevin McCarthy afirmó que “los demócratas tienen tanta vergüenza de todo el derroche de dinero no vinculado al COVID en este texto que lo aprueban en medio de la noche”.

Una figura poco conocida del Congreso sacudió el jueves por la noche el avance de este plan.

La responsable de los procedimientos parlamentarios, Elizabeth MacDonough, que asesora a la cámara, consideró que el texto no podía incluir el aumento del salario mínimo a 15 dólares la hora como quería Biden, dado el formato de votación por mayoría simple resuelto por los demócratas del Senado. Normalmente se requieren 60 votos en 100 para este tipo de leyes, y en este caso con 51 votos el texto podría ser aprobado por la cámara alta.

Aunque algunos progresistas se indignaron y llamaron a no considerar la visión de esta funcionaria no electa, Biden dijo el jueves que “respeta” su opinión. Pero exhortó al Congreso a “avanzar rápidamente para adoptar el plan”.

Biden anunció que intentará impulsar por separado el aumento del salario federal mínimo, actualmente en 7,25 dólares. Los jefes demócratas del Congreso anticiparon el viernes que esa sería la vía elegida.

La eliminación del aumento del salario mínimo podría incluso facilitar la aprobación final del paquete, ya que algunos demócratas moderados se oponían a esta idea.

Nuevos cheques de ayuda por unos 1.400 dólares serán enviados a los estadounidenses, según su nivel de ingreso, y se extenderán los subsidios por desempleo hasta el 30 de setiembre de 2021.

“EE.UU. necesitará 800.000 migrantes”

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció ayer sábado que en el videoencuentro que sostendrá mañana lunes con su par de Estados Unidos, Joe Biden, planteará la necesidad que tiene la economía de ese país de tener mano de obra migrante.

Al hablar en un evento público en el norteño estado de Zacatecas, López Obrador adelantó que la migración será uno de los puntos centrales en el encuentro virtual con Biden.

“Vamos a plantear este asunto (...) ustedes (Estados Unidos) van a necesitar para crecer, para producir, trabajadores mexicanos y centroamericanos”, dijo López Obrador. “Según mis cuentas, la economía estadounidense va a necesitar entre 600.000 y 800.000 trabajadores por año, que no los tiene a pesar de la automatización (...) Entonces es mejor que lleguemos a un buen acuerdo”, añadió.

Recordó que en la II Guerra Mundial, ambos países alcanzaron el acuerdo “Bracero” mediante el cual trabajadores mexicanos fueron legalmente a Estados Unidos a levantar las cosechas a falta de estadounidenses, que estaban destacados en el conflicto bélico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados