ESTADOS UNIDOS

Joe Biden amplía ventaja y acaricia la candidatura por los demócratas

El ex vicepresidente de Barack Obama está a un paso de obtener la candidatura demócrata tras las victorias del martes en las primarias de tres estados.

Joe Biden durante un acto de campaña en Estados Unidos. Foto: AFP
Joe Biden durante un acto de campaña en Estados Unidos. Foto: AFP

Joe Biden comienza a sentirse ganador. El ex vicepresidente de Barack Obama está a un paso de obtener la candidatura demócrata tras las victorias del martes en las primarias de tres estados, entre ellos Florida. El hombre al que el presidente Donald Trump quiso que Ucrania investigara por presunta corrupción, es con quien muy probablemente termine compitiendo en las elecciones del 3 de noviembre.

Biden amplió este martes su ventaja sobre el senador Bernies Sanders, su rival en la lucha por la candidatura presidencial demócrata, gracias a sus victorias en las primarias en Arizona, Florida e Illinois.

Tras el reparto de los 441 delegados que estaban en juego en esos tres estados, según los resultados no oficiales, Biden suma 1.153 delegados a la convención demócrata, frente a los 861 de Sanders, lo que lo aproximan al número mágico de 1.991 delegados necesarios para garantizar la nominación; el 50% más uno de los 3.979 convencionales.

Pese a ello, aún queda mucho por recorrer en la carrera para alzarse con la candidatura para enfrentarse a Trump, un camino en el que, por lo visto en las primarias de este martes, el coronavirus jugará un papel cada vez más protagonista.

La convención demócrata se celebrará del 13 al 16 de julio en Milwaukee.

Tras las derrotas del martes, Sanders se verá sometido a una presión cada vez mayor para que retire su candidatura y deje campo libre a Biden, de manera que hagan un frente único hacia el objetivo común de derrotar a Trump.

Bernie Sanders. Foto: Reuters
Bernie Sanders. Foto: Reuters

La eventual retirada del senador por Vermont abre la incógnita sobre si Biden será capaz de atraer a los seguidores de Sanders, en su mayoría jóvenes con estudios que votan el ala más “izquierdista” del partido demócrata.

Aunque ya había hecho acto de presencia en anteriores primarias, la crisis por el coronavirus, además de obligar a postergar hasta junio la consulta demócrata en Ohio, que inicialmente estaba prevista para este martes, afectó la participación, especialmente en Illinois. El peligro al contagio de COVID-19 ha llevado también al aplazamiento de las primarias en Georgia, Luisiana, Maryland, Kentucky y Puerto Rico, y en muchos estados se han redoblado los llamamientos a recurrir al voto anticipado por correo.

Con el mantenimiento, de momento, de las primarias de Alaska, Hawái, Wyoming y Wisconsin, que entre todas reparten apenas 137 delegados, Biden no podrá declararse triunfador si gana en todas ellas al menos hasta finales de mayo, a no ser que Sanders decida bajarse antes.

Biden dijo el miércoles estar más cerca de asegurarse la nominación, destacando la formación de “una amplia coalición” que según él el partido requiere para derrotar a Trump. El próximo presidente “tendrá que movilizar a nuestro país y nuestros aliados para enfrentar rápidamente nuevos desafíos, como futuras pandemias. Necesitamos un líder que esté listo desde el primer día”, tuiteó.

Para el analista David Axelrod, jefe de estrategia de las dos exitosas campañas presidenciales de Obama, Sanders ya no tiene posibilidades. “Ningún demócrata ha superado un déficit como este. La carrera por la nominación ha terminado. Esa es la realidad que Bernie Sanders enfrenta”, tuiteó.

Bernie Sanders ahora evalúa qué hacer

Bernie Sanders evaluará qué hacer tras las duras derrotas que cosechó ante Joe Biden en la última ronda de primarias. “Quedan al menos tres semanas para las próximas primarias. Sanders va a mantener conversaciones con sus seguidores para evaluar su campaña”, dijo el director de su comando electoral, Faiz Shakir. “No obstante, en lo inmediato se centrará en la respuesta del gobierno al brote del coronavirus y en garantizar que nos ocupamos de la gente trabajadora y de los más vulnerables”, afirmó Shakir.

Las últimas victorias de Biden le dieron una ventaja casi irremontable sobre Sanders de 971 a 737 delegados, según Edison Research. Un candidato necesita 1.991 delegados para lograr la nominación en la Convención Nacional Demócrata en julio.

En la noche del martes, Biden apeló a la base de jóvenes seguidores de Sanders, afirmando que ambos candidatos difieren en sus tácticas, pero comparten el compromiso común de garantizar un sistema de salud asequible, la reducción de la inequidad en los ingresos y luchar contra el cambio climático. “El senador Sanders y sus seguidores han traído una destacada pasión y tenacidad a estos asuntos, y juntos han cambiado la conversación fundamental del país”, dijo Biden. “Permítanme decir especialmente a los jóvenes votantes inspirados por el senador Sanders: les escucho. Sé lo que está en juego. Sé lo que tenemos que hacer”.

Por su parte el presidente Donald Trump sostuvo en su cuenta Twitter que Sanders “ya se rindió, tal como lo hizo la última vez. ¡Abandonará muy pronto!”

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados