Orden religiosa

Jesuitas de Cataluña investigarán abusos sexuales en colegios

Primera congregación en España que encara el tema por un caso.

Jesuitas: primeros en investigar abusos sexuales en España. Foto: EFE
Jesuitas: primeros en investigar abusos sexuales en España. Foto: EFE

En España, los jesuitas de Cataluña serán la primera orden religiosa del país en emprender una investigación interna de los posibles abusos sexuales a menores cometidos en sus centros educativos, informó ayer jueves el diario El País de Madrid.

La decisión de la Compañía de Jesús es en respuesta a una información de ese diario sobre el caso de Luis Tó González, un sacerdote y profesor del colegio Sant Ignasi de Barcelona y condenado a dos años de cárcel en 1992 por abusar de una niña.

Sin embargo, el religioso no cumplió la pena por no tener antecedentes. Además, tras la sentencia, fue enviado a Bolivia, donde falleció en 2017.

Según informa el diario madrileño, los jesuitas, una de las pocas órdenes que respondió con autocrítica ante las noticias de abusos, admitieron que fue un error no abrir un proceso canónico a Tó González y que entonces "no se valoró bien la gravedad de los hechos".

El caso de Tó González fue detallado en el libro La vida Sexual del Clero, del español Pepe Rodríguez, al que se le asigna un capítulo entero y que confirma una sentencia por "delitos contra la libertad sexual" en octubre de 1992. El texto indica que los abusos se produjeron cuando el sacerdote era director espiritual del colegio Sant Ignasi de Loiola y la referencia principal son los testimonios de la víctima y de uno de sus compañeros, que fue testigo de la conducta del religioso.

El País de Madrid recuerda ayer que el colegio Sant Ignasi salió en defensa de Tó González en 1992, cuando fue condenado, y cita un párrafo de otro libro de Pepe Rodríguez, Pederastia en la Iglesia Católica, publicado en 2002: "La dirección y la asociación de padres apoyaron sin fisuras al sacerdote agresor y exigieron guardar silencio sobre el caso". Rodríguez es coordinador de la facultad de Periodismo de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Los jesuitas catalanes pidieron perdón a las víctimas y a sus familias, y lamentaron "no haber estado siempre a la altura de la confianza depositada".

El comunicado, que pone a disposición de las víctimas un mail para presentar denuncias ([email protected]), concluye insistiendo en la voluntad de la orden "de dar luz a los casos que requieran aún clarificación".

Los jesuitas afirman que desde hace 10 años han implantado programas de formación y prevención en todos sus colegios y están convencidos de que "en el presente (estos) son espacios seguros".

Por su lado, la Compañía de Jesús en Bolivia aseguró esta semana que el sacerdote Tó González no tuvo contacto con menores durante su estadía en ese país y que recibió apoyo psiquiátrico. "Los superiores de la Orden tomaron los recaudos necesarios para dar cumplimiento a lo establecido judicialmente, por la vía civil, por lo que se tuvo una supervisión y acompañamiento constantes", señaló el instituto religioso en un comunicado.

El pronunciamiento de la Curia Provincial de los jesuitas señaló que Tó González centró su actividad en Bolivia a "aspectos administrativos o ejecutivos", por lo que estuvo alejado del acompañamiento espiritual o pedagógico a menores.

"Tó recibió acompañamiento psiquiátrico y psicoterapéutico en los años posteriores, tanto en España como en Bolivia y en el Perú", indica.

La iniciativa de los jesuitas de Cataluña es un síntoma más de un lento cambio de rumbo en la Iglesia española, dice El País de Madrid. Otro paso relevante se ha conocido esta semana: el obispado de Bilbao ha denunciado a la fiscalía de Bizkaia a un cura de la diócesis tras la declaración de tres mujeres que le han denunciado por "tocamientos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)