Estados Unidos

Jerarca plantea grabar a Trump y destituirlo

Propuesta del vicefiscal; quería convencer a varios ministros.

Enfrentados: el presidente Donald Trump y el vicefiscal Rod Rosenstein en una conversación que sostuvieron el 21 de mayo. Foto: AFP
Enfrentados: el presidente Donald Trump y el vicefiscal Rod Rosenstein en una conversación que sostuvieron el 21 de mayo. Foto: AFP

Rod Rosenstein,vicefiscal general de Estados Unidos, sugirió el año pasado que él podía grabar en secreto al presidente Donald Trump en la Casa Blanca para exponer el caos que consumía al gobierno, y discutió sobre la posibilidad de convencer a miembros del gabinete para invocar la Enmienda 25 de la Constitución y remover al mandatario de su cargo por considerarlo incapaz.

Rosenstein hizo esas sugerencias en la primavera de 2017 cuando la decisión de Trump de destituir al director del FBI, James Comey, hizo caer a la Casa Blanca en una situación caótica. En los días siguientes, el presidente divulgó información de inteligencia reservada a los rusos, en tanto surgieron revelaciones de que Trump había pedido a Comey que prometiera lealtad y terminara la investigación de un alto asesor.

Hacía solo dos semanas que Rosenstein había asumido funciones. Había comenzado a supervisar la investigación sobre la injerencia de Rusia y jugó un papel clave en el despido de Comey al escribir un memorándum crítico de la manera cómo este manejó la investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton.

Rosenstein hizo los comentarios sobre grabar a Trump en secreto y respecto de aplicar la Enmienda 25, en reuniones y conversaciones con otros funcionarios del Departamento de Justicia y del FBI. Varias personas describieron los episodios y pidieron el anonimato porque enfocaban deliberaciones internas. Estas personas recibieron información de los hechos en sí o de los memorándum escritos por funcionarios del FBI, incluyendo Andrew McCabe, quien era director interino, que documentan las acciones y comentarios de Rosenstein.

Ninguna de las propuestas de Rosenstein llegó a concretarse. No resulta claro en qué medida estaba decidido a llevarlas a cabo, aunque le dijo a McCabe que podría persuadir a al fiscal general Jeff Sessions y al entonces secretario de Seguridad Interior y actual secretario de la Presidencia, John Kelly, para realizar el esfuerzo de aplicar la Enmienda 25.

Rechaza.

"La información publicada por The New York Times es imprecisa e incorrecta en los hechos", indicó Rosenstein en una declaración. "No voy a hacer más comentarios sobre una información que se basa en fuentes anónimas que, obviamente, están sesgadas contra el Departamento de Justicia y buscan impulsar sus propios intereses. Pero quiero ser claro en un punto: sobre la base de mis contactos personales con el presidente, no existe fundamento para invocar la Enmienda 25".

Un vocero del Departamento de Justicia dio una declaración de una persona que estaba presente cuando Rosenstein propuso grabar al presidente y sostuvo que hizo los comentarios de manera sarcástica.

Pero, otras personas presentes señalaron que Rosenstein no solo confirmó que hacía el planteo en serio, sino también sugirió que los candidatos a director del FBI que eran entrevistados podían grabar en secreto a Trump.

El viernes de noche, durante un acto en Missouri con vista a las elecciones legislativas que se celebrarán en noviembre, Trump no mencionó explícitamente las informaciones del diario, pero afirmó: "Han visto lo que sucedió en el FBI y el Departamento de Justicia. Los malos, se han ido todos. Todos se han ido. Pero hay un hedor persistente y nos vamos a deshacer de eso también".

Trump arremetió contra aquellos que dentro del Departamento de Justicia actúan, según su visión, con un prejuicio hacia su persona, y se vanaglorió de los despidos que ha llevado a cabo en los últimos meses, especialmente dirigidos a aquellos involucrados en la investigación sobre la "trama rusa".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º