ESTADOS UNIDOS

Jefe de Hamas en la lista negra de terroristas

EE.UU. sube presión al grupo palestino para que deje las armas.

Ismail Haniya, jefe de Hamas. Foto: AFP
Ismail Haniya, jefe de Hamas. Foto: AFP

Estados Unidos incluyó ayer miércoles al líder del movimiento palestino Hamas, Ismail Haniya, en su lista negra de terroristas, en medio de una fuerte tensión entre Washington y los palestinos tras el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de Donald Trump.

El anuncio del Departamento de Estado "no desanimará" la "resistencia" contra Israel, aseguró el movimiento Hamas, que controla la franja de Gaza desde 2007. "La decisión estadounidense de incluir a Haniya en la lista de terroristas es un intento fallido de presionar a la resistencia", agregó el grupo.

El jefe de Hamas "amenaza la estabilidad de Medio Oriente" y ha estado "involucrado en ataques terroristas contra ciudadanos israelíes", había dicho antes el secretario de Estado, Rex Tillerson, citado en un comunicado.

Desde 1997, Hamas fue incluida en esta lista de organizaciones terroristas extranjeras. Haniya (55) "tiene vínculos cercanos con el ala militar de Hamas y ha sido promotor de la lucha armada, incluida contra civiles", agregó la nota oficial.

"Es sospechoso de estar involucrado en ataques terroristas contra los israelíes" y Hamas "es responsable de la muerte de 17 estadounidenses en ataques terroristas", precisó el departamento de Estado.

El coordinador del departamento de Estado para el contraterrorismo, Nathan Sales, evocó ayer miércoles en una conferencia en Tel Aviv, el "respaldo" de Irán a Hamas y a otros "grupos terroristas palestinos" a los cuales "destinó potencialmente hasta 100 millones de dólares por año".

Esta decisión ocurre en momentos que Hamas concluyó un frágil acuerdo de reconciliación con el presidente palestino Mahmud Abas para crear un gobierno de unión después de más de 10 años de confrontaciones. Pero el proceso se ha empantanado.

A la par, las tensiones entre Estados Unidos y los palestinos están en su momento más álgido, después de que Trump reconociera a Jerusalén como capital de Israel a finales de 2017.

Si un acuerdo permitiría reunir la franja de Gaza y a Cisjordania en una misma dirección, también plantearía cuestionamientos. Israel y Estados Unidos anunciaron sus condiciones para tratar con un gobierno de unidad: el reconocimiento a Israel, renuncia a la violencia y desarme de Hamas.

Haniya consideró que "todas las líneas rojas" se han rebasado, mientras que la Autoridad Palestina rechazó la mediación de Washington en las negociaciones de paz con Israel.

Abas hizo un desplante al vicepresidente estadounidense, Mike Pence, durante su visita a la región a mediados de enero.

"Nos faltaron al respeto", protestó la semana pasada Trump, amenazando con dejar de enviar a los palestinos "cientos de millones" en ayuda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)