vea el video

En Italia temen una avalancha

El fiscal adjunto de Palermo, Maurizio Scalia, alertó ayer que un millón de migrantes ilegales están listos para lanzarse al mar desde Libia, en embarcaciones precarias, en un intento desesperado por llegar a Europa.

"De los datos en nuestro poder, en las costas de Libia habría alrededor de un millón de migrantes listos para partir hacia Europa", sostuvo el fiscal.

Scalia hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa sobre la investigación de una red transnacional que gestiona los viajes de estos inmigrantes sin papeles hacia Sicilia. "Existe un tráfico irrefrenable de personas", agregó.

"La banda —explicó Scalia— pretende cuatro tipos diferentes de pago: uno para atravesar el desierto, hablamos de cinco mil dólares. Desde Libia, luego, por el viaje en el mar, cada migrante debe pagar unos 1.500 dólares, y una vez llegados a Italia, y dejados en centros de recepción tras las operaciones de identificación, los migrantes deben pagar entre los 200 y 400 euros por la permanencia clandestina". Por último, dijo el fiscal adjunto siciliano, "para llegar al norte de Europa y unirse a los familiares se necesitan otros 1.500 euros".

El magistrado explicó que los métodos de pago elegidos por la organización, claramente ilegales, son seguros y permiten evitar la ruta del dinero. A las personas detenidas por la policía, la fiscalía los acusó del delito de desarrollo de actividades de intermediación financiera abusivas.

Primera advertencia.

El mes pasado, el director de la agencia europea para la vigilancia de las fronteras (Frontex), Fabrice Leggeri, había advertido que entre 500.000 y un millón de inmigrantes están listos para partir de Libia hacia Europa. "En el 2015 tenemos que estar preparados a encarar una situación más difícil de la registrada el año pasado. Necesitamos recursos", afirmó en esa ocasión.

En 2014, más de 165.000 migrantes provenientes de varios países de África subsahariana desembarcaron en las costas italianas. Según el censo cerrado a fines de febrero, más de 67.000 migrantes se encontraban en centros de refugiados en Italia. La situación se agravó debido al conflicto en Libia, de donde zarpan los inmigrantes, quienes corren el riesgo de morir durante la travesía del Mediterráneo, como está sucediendo en estos días.

"Si se quiere que Frontex realice más operaciones necesitamos recursos, personas y más compromiso por parte de los Estados miembros", aseguró.

Por su parte, el premier italiano, Matteo Renzi, dijo que "aumentaron en estas horas los pedidos de auxilio: hay un gomón a 30 millas de Libia, con 100-150 personas a bordo, y una barca más grande con 300 personas", y agregó que hay también una tercera embarcación en problemas.

En conferencia de prensa con el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, Renzi explicó que ambos países trabajan en "operaciones de auxilio".

"Lo que ocurre en estas horas en el Mediterráneo es mucho más que un naufragio: estamos en presencia de un grave momento de crisis humanitaria que se debe afrontar como tal", agregó Renzi.

La emergencia en el Mediterráneo "debe ser afrontada y gestionada sobre la base del derecho humanitario, que requiere respuesta sólida de parte de toda la comunidad internacional", subrayó.

En efecto, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) recibió tres llamados con pedidos de ayuda de barcos en el Mediterráneo, junto a Libia. Lo informó el vocero de la oficina italiana de la OIM, pero sin dar informaciones sobre el número de migrantes involucrados o sus condiciones.

En tanto, pasadas las horas se pierden las esperanzas de encontrar otros sobrevivientes del naufragio sin precedentes del buque pesquero en el Canal de Sicilia ocurrido el sábado por la noche donde perdieron la vida centenares de personas, visto que a bordo de la embarcación se encontraban 950 migrantes. Solo 28 de los migrantes que estaban a bordo lograron salvar sus vidas tras ser socorridos.

Se trata de la más grave tragedia ocurrida en el Mediterráneo de las últimas décadas, desde el final de la Segunda Guerra Mundial: peor que lo ocurrido en la otra "masacre del mar", la del 3 de octubre de 2013 en las aguas frente a la isla de Lampedusa: 366 muertos y 20 desaparecidos.

Un buque con 200 migrantes naufraga en Grecia.


Una embarcación con 200 migrantes naufragó ayer frente a las costas orientales de Rodas, en Grecia, y al menos tres personas murieron, pero se teme un mayor número de víctimas, refirieron medios locales. Hasta el momento fueron recuperados tres cuerpos, el de un niño, un hombre y una mujer, en tanto 93 personas fueron puestas a salvo por los equipos de socorristas luego de que la barca comenzara a hundirse tras chocar con una roca. Según las primeras informaciones de testigos que en el momento del naufragio estaban en la playa de Zephyros, frente a la cual se registró el incidente, en la embarcación había al menos 200 personas que saltaron al agua sin esperar el auxilio y empezaron a nadar hacia tierra, bajo los ojos asombrados de los residentes y turistas. Las autoridades griegas informaron que la barca partió de las costas de Turquía y transportaba migrantes supuestamente sirios, mientras que los traficantes de personas abandonaron la embarcación antes de llegar a la isla de Rodas. Según se informó, 30 pasajeros heridos fueron trasladados a un hospital local y el resto permanece en una comisaría de Policía. El premier griego, Alexis Tsipras, se dirigió a los gobiernos de los estados miembros de la UE con el objetivo de que preparen un plan coordinado para superar la crisis humanitaria en Europa causada por los flujos de refugiados.

Según la organización Médicos Sin Fronteras solo la semana pasada más de 11.000 personas atravesaron el Mediterráneo; se cree que alrededor de mil murieron. ANSA

Cumbre de la UE analiza medidas.


La Comisión Europea propuso ayer un plan de acción en diez puntos, que incluye reforzar las operaciones de control y rescate, para responder a la "situación de crisis" migratoria en el Mediterráneo tras una serie de naufragios con centenas de víctimas. "Debemos tomar medidas directas, prácticas y sustanciales. Si no actuamos ahora la crisis tendrá proporciones peligrosas en los próximos meses", advirtió el comisario europeo Dimitris Avramopoulos al presentar las medidas a la prensa. Este plan, que tiene el "pleno respaldo" de los ministros de Exteriores y de Interior de la UE, reunidos en Luxemburgo, será presentado el jueves a los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea (UE) durante una cumbre extraordinaria. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)