JERUSALÉN

Israel tendrá elecciones en marzo; terceras en un año

Los israelíes votaron en abril y después en septiembre. En ambas casos Netanyahu y Gantz quedaron prácticamente empatados y sin la mayoría necesaria para gobernar.

Benjamin Netanyahu. Foto: AFP
Benjamin Netanyahu. Foto: AFP

Los diputados israelíes dieron su acuerdo preliminar ayer miércoles para la disolución del parlamento y la celebración de nuevas elecciones en marzo, las terceras en menos de un año, en las que se repetirá el duelo entre el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y su gran rival, Benny Gantz.

Los israelíes votaron en abril y después en septiembre. En ambas casos Netanyahu y Gantz quedaron prácticamente empatados y sin posibilidad de llegar a la mayoría necesaria para formar gobierno, es decir 61 diputados sobre 120.

Los partidos de Netanyahu, el Likud (derecha) y de Gantz, Azul-Blanco (centro-derecha), ya dieron en estos días su visto bueno para realizar una campaña rápida y votar antes de la gran fiesta judía de Purim, en marzo.

Los escándalos judiciales son en buena parte responsables de este bloqueo político en Israel. Netanyahu, que ha sido primer ministro durante 13 años, los diez últimos consecutivos, lo que es un récord en Israel, fue acusado de fraude, cohecho y abuso de confianza en noviembre.

Beny Gantz anuncia que no formará gobierno. Foto: Reuters
Beny Gantz anuncia que no formará gobierno. Foto: Reuters

En las últimas semanas, Gantz ha instado a su rival a retirarse de la política hasta que su panorama judicial se aclare o a renunciar a su inmunidad como jefe de Estado.

Y Netanyahu ha hecho caso omiso a estas exigencias de Gantz, exjefe de Estado mayor.

“Parece que entramos en un tercer ciclo electoral debido a los intentos de Netanyahu de obtener su inmunidad”, acusó Gantz.

Entre los dos rivales políticos se encuentra el ultranacionalista Avigdor Lieberman, líder del partido Israel Beitenou, el único que no ha dado su apoyo a nadie y cuyos escaños hubieran bastado a Netanyahu y a Gantz para obtener la mayoría necesaria para gobernar y evitar así nuevas elecciones.

“No puedo aceptar que la agenda política sea dictada por los problemas legales de un solo hombre”, dijo Lieberman el miércoles, refiriéndose a Netanyahu.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados