El acuerdo por cinco años puede fisurar la alianza palestina

Israel a punto de sellar tregua larga con Hamas

En un clima de creciente intolerancia cotidiana, regresan los rumores a Gaza que tienen que ver con contactos internacionales para alcanzar una tregua de largo alcance entre Hamas e Israel, que podrían suplantar a la Autoridad Nacional Nacional Palestina (ANP) de Mahmud Abbas (Abu Mazen).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Milicianos de Hamas hacen demostración en la franja. Foto: AFP.

Pero aún no está claro si lo que alimenta trascendidos tiene que ver con aspiraciones de la gente de la Franja de Gaza, o con un progreso diplomático concreto. Por un lado, se dio como un hecho la improvisada partida desde Gaza para Qatar, vía Egipto, del número dos de Hamas, Mussa Abu Marzuk.

Es él, afirma el diario Al-Quds, con quien se está estudiando un proyecto atribuido a Qatar —un sólido aliado de los palestinos— según el cual a cambio de una tregua prolongada, la Franja de Gaza se dotaría de un puerto flotante, bajo control extranjero, israelí o internacional.

Sin embargo, por la mañana, otro dirigente de Hamas, Halil al-Haya, dijo a una emisora árabe en Israel que esos rumores no tienen fundamento.

Admitió que se había hablado de eso con el emisario de la ONU, Robert Serry, pero ese acercamiento resultó, a su juicio, improductivo.

En tanto, en Ramalá los dirigentes de la ANP no parecen aún creer en lo desmentido, y expresan inquietud y malhumor. Un eventual acuerdo entre Israel y Hamas mediado por Qatar y Turquía dejaría fuera a Abu Mazen y representaría un duro golpe para el gobierno de reconciliación nacional palestino de Rami Hamdallah, el cual por otra parte está paralizado desde hace semanas.

En estos días, en la Franja de Gaza, se respira de todos modos un aire diferente, pues la sensación de los habitantes es que entre bambalinas algo se está moviendo.

En primer lugar, se mira al gobierno de Egipto, que ha reabierto por algunos días el paso de Rafah, entre la franja y el Sinaí, y que, por primera vez desde hace tiempo, ha autorizado la introducción de cantidades de cemento.

Además, hace poco llegó de visita a Gaza el nuevo emisario de la ONU, Nikolay Mladenov, mientras Israel reaccionó con relativa moderación a los recientes lanzamientos de cohetes disparados por salafistas de Gaza, insubordinados a Hamas.

Finalmente, el ala militar de Hamas está asumiendo un rol relevante en la vigilancia y en la defensa de las orillas límites de la franja. Y de hecho, contribuye a la estabilización de la situación con Israel.

En un discurso formulado ayer en el Parlamento israelí (Knéset), el jefe del Estado Mayor, el general Gady Eisenkot, sostuvo que en la Franja de Gaza se están fortaleciendo "grupos más extremistas que Hamas" y que ya hoy "el 14 por ciento de la población apoya al Estado Islámico".

Esos grupos mantienen vínculos operativos con otros similares en el Sinaí y para contenerlos —prosiguió Eisenkot— es necesaria la cooperación de las fuerzas israelíes con las egipcias, en sintonía con la acción represiva del movimiento Hamas en Gaza. Y también de esa coyuntura se alimenta en estos días un cauto optimismo de la población de Gaza.

Flexibilidad.

Israel flexibilizará las restricciones impuestas a los palestinos de la Cisjordania ocupada y de la Franja de Gaza en ocasión del mes del ramadán que comienza el miércoles o jueves, con medidas que no tienen precedentes.

"Por primera vez, los fieles musulmanes (de Cisjordania) serán autorizados a venir en autobús a rezar" en la explanada de las Mezquitas en la ciudad vieja de Jerusalén, precisó este martes un comunicado del ministerio de Defensa.

Entre las otras medidas figuran las visitas familiares en Israel de palestinos de Cisjordania. Unos 500 palestinos de Cisjordania serán autorizados a viajar en avión hacia el exterior desde el aeropuerto Ben Gurion cercano a Tel Aviv, y 500 visitas familiares de habitantes de Cisjordania a la Franja de Gaza podrán concretarse.

Abbas amenaza con dimisión del gobierno.

El presidente palestino, Mahmud Abbas (Abu Mazen), amenazó ayer con hacer renunciar al gobierno guiado por Rami Hamdallah dentro de las próximas 24 horas. La dimisión, según reportan medios de Israel y de Palestina, estaría vinculada con la imposibilidad del gobierno de unidad nacional de actuar en la Franja de Gaza y por las intromisiones de la organización islámica Hamas. Abbas, al parecer, tendría que reunirse pronto con Hamdallah para pedirle la formación de un nuevo gobierno.

El gobierno de reconciliación nacional formado por Al Fatah y Hamas, las principales fuerzas políticas palestinas, fue nombrado en junio de 2014 por el propio Abbas, con Hamdallah premier de un ejecutivo formado por técnicos.

En los meses precedentes, Hamas y la OLP habían acordado trabajar en un pacto de unidad para poner fin a la división seguida por la toma de poder de la facción islámica en la Franja y en la guerra civil que se había desplegado.

En los últimos meses, sin embargo, las tensiones entre los dos grupos regresaron.

Precisamente ayer hubo rumores sobre una eventual negociación entre Hamas e Israel para lograr un alto el fuego duradero en Gaza.

Aunque eso fue negado por la facción islámica aunque causó malestar en la Autoridad Nacional Palestina, que amenazó con consecuencias para el gobierno de unidad. La amenaza de dimisión, empero, permanece hoy en pie.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)