VIDEO

Israel y EE.UU. en alta tensión

Kerry acusó a Netanyahu de socavar la solución de dos estados; el primer ministro afirmó que el discurso es “sesgado y obsesivo”.

Kerry: israelíes y palestinos deben formar dos Estados
Kerry: israelíes y palestinos deben formar dos Estados

Las divergencias entre los gobiernos de Estados Unidos e Israel se profundizaron ayer debido a que el secretario de Estado John Kerry advirtió al primer ministro Benjamin Netanyahu que está socavando toda esperanza de una solución de dos estados al conflicto de décadas con los palestinos, lo que determinó la inmediata reacción del gobernante israelí que calificó de sesgado el discurso de Kerry. En medio del nuevo choque entre los dos gobiernos, reapareció el presidente electo Donald Trump para defender a Netanyahu y afirmar que el presidente Barack Obama trata a Israel "con desdén y total falta de respeto".

A solo 23 días de dejar el cargo de secretario de Estado, Kerry, que a lo largo de sus cuatro años de gestión tuvo a la paz en Medio Oriente como uno de los temas centrales de su misión, expresó frustración ante el reiterado apoyo de Netanyahu a los asentamientos que "están estratégicamente situados en lugares que hacen imposible la existencia de dos estados". Habló con conocimiento de que Trump puede abandonar los principios clave que Estados Unidos ha sostenido durante décadas en las negociaciones sobre Medio Oriente.

"El status quo lleva hacia un estado, o la ocupación perpetua", dijo Kerry y argumentó que con una creciente población árabe Israel no podría sobrevivir como estado judío y estado democrático, a menos que abrace el enfoque de dos estados que ha sido apoyado por una sucesión de presidentes estadounidenses.

El discurso se produjo en un momento de tensión entre Israel y Estados Unidos, en una escala pocas veces vista desde que el presidente Harry S. Truman reconoció al frágil estado de Israel en mayo de 1948, que surgió de la resolución de Naciones Unidas de noviembre de 1947 que aprobó el plan de partición de Palestina. En respuesta directa al comentario crítico que hizo Netanyahu el domingo pasado de que "los amigos no llevan a los amigos ante el Consejo de Seguridad" —se refería a la abstención de Estados Unidos a la resolución que condenó los asentamientos israelíes—, Kerry dijo que su país actuó por una comprensión profunda de la alianza entre los dos países. "Algunos parecen creer que la amistad significa que Estados Unidos debe aceptar cualquier política, sin importar sus propios intereses, sus propias posiciones y sus propias palabras y principios, aún después de exhortar una y otra vez a que esa política debe cambiar".

Respeto.

"Los amigos deben decirse las verdades duras. La amistad requiere de respeto mutuo", indicó.

Kerry, que habitualmente habla en el lenguaje cuidadoso de la diplomacia, dejó de lado esa actitud al referirse al gobierno de Netanyahu. "El primer ministro de Israel públicamente apoyó la solución de dos estados, pero su coalición actual es la más derechista de la historia israelí, con un programa impulsado por los elementos más extremos", dijo. "El resultado es que las políticas de este gobierno —que el propio primer ministro describió como más comprometido con los asentamientos que cualquier otro de la historia de Israel— conducen en la dirección opuesta, hacia un solo estado".

Si bien se presentó como uno de los mayores amigos de Israel y citó un compromiso a lo largo de su vida con ese país, Kerry dijo que tiene que "salvar la solución de dos estados mientras haya tiempo" y puntualizó —respecto de la resolución del Consejo de Seguridad— que "no tomamos esta decisión con liviandad".

En el centro de los argumentos de Kerry está la necesidad de que todas las partes abracen la solución de los dos estados, con Israel y un estado palestino reconociéndose entre sí. Quizás esa idea no perdure, debido a que Trump designó como embajador ante Israel a David M. Friedman, que rechaza esa solución.

Respuesta.

La reacción de Netanyahu al discurso de Kerry no se hizo esperar. "Tal y como lo fue la resolución del Consejo de Seguridad que Kerry promovió, su discurso ha sido sesgado contra Israel", afirmó el primer ministro en un comunicado difundido por su oficina minutos después de finalizar la intervención televisada de Kerry. "Durante cerca de una hora ha hablado de manera obsesiva sobre los asentamientos y apenas ha tocado las raíces del conflicto: la oposición palestina a un estado judío cualquiera que sean sus fronteras".

Después, en un encuentro con los medios de comunicación, Netanyahu expresó su gran decepción ante el discurso de Kerry y reconoció su sorpresa por lo que "tenía que decir al concluir sus funciones" como jefe de la diplomacia estadounidense.

"¿Eso es lo que tiene que decir la potencia más importante del mundo? ¿Eso es lo que tiene que decir el secretario de Estado al terminar sus frunciones?", preguntó.

Después del discurso de Kerry, la Autoridad Palestina ratificó su posición. "El presidente palestino Mahmoud Abbas está convencido de la posibilidad de alcanzar una solución justa, completa y duradera sobre la base de la iniciativa de paz árabe (...) si se garantiza el fin completo de la ocupación y el establecimiento del estado independiente de Palestina en las fronteras de 1967, con su capital en Jerusalén Este, viviendo en paz y seguridad al lado de Israel", afirmó el secretario general de la OLP, Saeb Erekat.

Asimismo, plantea que se garantice "una solución a la cuestión de los refugiados y los prisioneros basada en el Derecho Internacional".

"Tweets de Trump no influencian ni intimidan".

"Los aliados de Estados Unidos no serán intimidados ni influenciados por un tweet" de Donald Trump, advirtió el secretario de Estado John Kerry, en una entrevista con la cadena de televisión NBC. Puntualizó que no entrará en un debate con Trump, pero sugirió que los aliados de Estados Unidos han sido afectados por las opiniones del presidente electo sobre Israel y otros temas sensibles de la política exterior.

Las obras de construcción del asentamiento situado en las cercanías de Ramallah. Foto: AFP
Las obras de construcción del asentamiento situado en las cercanías de Ramallah. Foto: AFP
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados