REUNIÓN GANTZ-ABBAS

Israel busca sostener al gobierno palestino

Gantz y Abás se reunieron el domingo de noche en Ramala, en el primer encuentro de alto nivel entre israelíes y palestinos desde 2010.

Benny Gantz, titular de Defensa de Israel. Foto: EFE
Benny Gantz, titular de Defensa de Israel. Foto: EFE

El ministro israelí de Defensa, Benny Gantz, anunció ayer lunes que Israel ofreció a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) un préstamo de 155 millones de dólares.

“A medida que la ANP se fortalece, Hamás se debilita, y mientras tenga una mayor gobernanza, nosotros tendremos más seguridad”, indicó Gantz sobre su reunión con el presidente palestino, Mahumud Abás.

Gantz y Abás se reunieron el domingo de noche en Ramala, en el primer encuentro de alto nivel entre israelíes y palestinos desde 2010, que se produjo dos días después de que el nuevo primer ministro de Israel, Naftali Benet, fuera recibido en la Casa Blanca por el presidente Joe Biden.

“Le dije a Abu Mazen (como se denomina popularmente a Abás) que nosotros no iremos a ninguna parte y los palestinos tampoco”, señaló Gantz.

Israel también accedió a regularizar la situación de miles de cónyuges de palestinos que viven en Cisjordania sin la documentación en regla, procedentes la mayoría de la Franja de Gaza o del extranjero.

Gantz también se comprometió a conceder permisos para trabajar en Israel a 16.000 palestinos, y a aprobar la construcción de viviendas para palestinos en el área C de Cisjordania, bajo total control militar y administrativo de Israel, aunque estas medidas ya se habían anunciado en las últimas semanas.

Mientras parece improbable la reanudación de un proceso de paz -congelado por el ex primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en 2014-, el Gobierno israelí sí se ha mostrado favorable a rescatar la maltrecha economía palestina, que cayó un 11,5% en 2020, para sostener a la ANP.

Aunque atraviesa una profunda crisis de legitimidad, la ANP es la alternativa de gobierno palestino preferida de Israel y la comunidad internacional frente al movimiento islamista Hamás, que gobierna de facto Gaza desde 2007.

El portavoz de Hamás, Sami Abu Zuhri, consideró el acercamiento entre Abás y el nuevo gobierno israelí un “paso peligroso” y una “falta de respeto” que demuestra que la ANP está más preocupada por mantener la coordinación de seguridad con Israel que por apoyar “los intereses nacionales palestinos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados