SUBE LA TENSIÓN EN MEDIO ORIENTE

Israel amenaza a Irán; la compara con los nazis

“No pongan a prueba nuestra determinación”, dijo Netanyahu.

El primer ministro muestra los restos de un dron de Irán. Foto: AFP
El primer ministro muestra los restos de un dron de Irán. Foto: AFP

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu amenazó ayer domingo al régimen de Irán —los "tiranos de Teherán"— con violentas represalias en caso de agresión a Israel. "¡No pongan a prueba la determinación de Israel!", lanzó Netanyahu en la conferencia sobre seguridad de Múnich, mostrando un fragmento del dron iraní procedente de Siria, abatido la semana pasada cuando sobrevolaba territorio israelí.

"Actuaremos, si fuera necesario, no sólo contra los aliados de Irán, sino contra el propio Irán", aseguró. Irán es "la mayor amenaza para el mundo, no sólo para Israel y Oriente Medio" y, una vez que tenga un arma nuclear, será más difícil detenerlo, avisó.

Después, en alusión al ministro iraní de Relaciones Exteriores, Javad Zarif, espetó: "¡Aquí tienen un trozo de dron iraní! ¿Señor Zarif, lo reconoce? ¡Tendría que hacerlo, es suyo!"

Zarif, que estaba en el foro de Múnich pero no en sala cuando habló Netanyahu, dijo que la presentación del primer ministro israelí era "un circo de dibujos animados".

Israel afirma haber abatido la semana pasada un aparato sin piloto cuando sobrevolaba su territorio. En represalias, el ejército israelí destruyó la base en Siria desde donde supuestamente el dron despegó.

Sin embargo, durante la operación, un F-16 israelí fue abatido, algo que no sucedía desde 1982, lo que desencadenó ataques aéreos contra objetivos sirios e iraníes en Siria.

En este contexto, el ministro iraní Zarif acusó a Israel de "incursiones diarias en Siria (...) y de bombardear a diario, de forma rutinaria, Siria".

La entrada de Israel en el conflicto sirio podría desencadenar en una deriva catastrófica, teniendo en cuenta que Estados Unidos, Turquía, Rusia e Irán ya están implicados con objetivos opuestos y que en el terreno se enfrentan las fuerzas prorrégimen, yihadistas, la oposición armada y las milicias kurdas.

Durante su intervención en Múnich, Netanyahu advirtió que "Israel no dejará que el régimen de Irán ponga una soga de terrorismo en nuestro cuello", amenazando a las fuerzas proiraníes como el Hezbolá en el Líbano.

Similitudes con nazis.

El primer ministro israelí aprovechó para acusar una vez más a Irán de continuar desarrollando un arma nuclear, pese al acuerdo internacional que puso término al programa. Según él, en "poco más de una década" Teherán dispondrá del arma atómica.

Acusando a Irán de tener "sorprendentes similitudes" con los nazis, hizo un paralelismo entre el acuerdo nuclear iraní negociado con las grandes potencias y el de Múnich de 1938 firmado para calmar a Adolf Hitler que no evitó la Segunda Guerra Mundial. "Un acuerdo destinado a tranquilizar, como hace 80 años, solo ha hecho que el régimen esté más determinado y que la guerra sea más probable. El acuerdo nuclear con Irán es el principio de la cuenta atrás hacia un arsenal nuclear iraní", dijo.

"Cuando esté equipado con armas nucleares, la agresión iraní será incontrolable y se dirigirá contra todo el mundo", afirmó Netanyahu.

El acuerdo para parar el programa nuclear iraní —suscrito por los cinco países con derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, Alemania y la UE además de Teherán— es, en opinión de Netanyahu, una estrategia de "apaciguamiento" que solo acerca el conflicto.

"Pido no repetir los errores del pasado. El apaciguamiento nunca funciona", señaló.

Los duros comentarios de ambas partes se producen en momentos en que Israel busca cada vez más cooperar con estados árabes suníes que comparten sus temores sobre el Irán chií. Durante meses, Netanyahu ha promocionado lo que describe como niveles de cooperación secretos sin precedentes. "Los árabes reconocen que Israel no es su enemigo, sino su aliado", apuntó.

Se estrella avión iraní con 66 personas

Un avión de línea iraní que cubría una ruta interna se estrelló ayer domingo en medio de una tormenta de nieve en una región montañosa del suroeste de Irán con 66 ocupantes que se teme hayan muerto.

Más de doce horas después del accidente la televisión estatal anunció la suspensión, por falta de luz, de la búsqueda de los restos del biturbohélice ATR-72 de la compañía Aseman Airlines y el reinicio al amanecer si las condiciones climáticas lo permitían.

Previamente la aerolínea había anunciado que en el aparato viajaban 60 pasajeros, entre ellos un niño, y seis miembros de la tripulación. El avión había despegado del aeropuerto de Teherán hacia las 08:00 locales (01:30 de Uruguay del domingo) rumbo a la ciudad de Yasuj, en la provincia de Ispahan, en el suroeste del país.

El aparato se estrelló en el monte Dena, en las montañas de Zagros, a unos 500 kilómetros de Teherán y a menos de 25 km de su destino, según esta fuente.

Irán ha sufrido varios accidentes de aviones en las últimas décadas. Teherán afirma que las sanciones de Estados Unidos han impedido comprar nuevos aparatos. El último accidente grave de un avión civil en Irán fue en 2014, cuando 39 personas fallecieron al estrellarse una aeronave Antonov 140, de la compañía iraní Sepahan, poco después de despegar del aeropuerto de Mehrabad, en el sur de Teherán. Tres años antes, un avión civil se estrelló en el norte del país dejando casi 80 muertos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)