FOTOGALERÍA

Estado Islámico atacó Bruselas y dejó su estela de muerte y terror

El aeropuerto y el metro cerca de la Comisión Europea fueron los blancos: 34 muertos.

Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: EFE
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: EFE
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: EFE
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: EFE
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: EFE
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: EFE
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters
Ataques terroristas en Bruselas. Foto: AFP
Ataques terroristas en Bruselas. Foto: AFP
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters

Tres hombres empujan sus carros de equipaje en el Aeropuerto Zaventem de Bruselas. No hay nada llamativo en ellos. Sus imágenes quedaron registradas en las cámaras de seguridad de la terminal aérea. A las 7.45 de ayer las explosiones sembraron el pánico, según la información que manejó el alcalde Francis Vermeiren los supuestos atacantes llevaban las bombas en sus maletas, una tercera no llegó a detonar, aún se ignora por qué.

En ese ataque murieron al menos 14 personas, según informó más tarde la ministra de Sanidad Maggie De Block, y 92 resultaron heridas en este punto, donde las autoridades de seguridad han encontrado un cinturón bomba que no ha sido activado y un Kalashnikov junto al cuerpo sin vida de uno de los dos terroristas que llevaron a cabo los atentados.

Una hora más tarde, a las 9.11, estalló otra bomba en el metro de Maalbeck y alcanzó de lleno al tren que circulaba hacia dArts-Loi. Allí murieron otras 20 personas, pero hay 17 que se encuentran en estado crítico. De momento el balance de los ataques es de 34 fallecidos y 246 heridos, decenas de ellos en condiciones críticas.

Durante las primeras horas de la mañana Bruselas, la capital de Europa como se le suele llamar, fue un verdadero caos. Toda la vida cotidiana quedó interrumpida como si hubieran bajado un interruptor.

Algunos testigos, como un guardia de seguridad del metro, aseguran que antes de las explosiones oyeron gritos proferidos en árabe.

En el correr de esas horas el Estado Islámico reivindicó el múltiple atentado a través de un comunicado difundido por Al Amaq, la agencia de noticias vinculada al grupo terrorista: "Combatientes del Estado Islámico han llevado a cabo una serie de atentados con cinturones de explosivos y artefactos explosivos este martes golpeando un aeropuerto y una céntrica estación de metro en la capital de Bélgica, Bruselas".

El terror golpeó otra vez a Europa, igual que en noviembre pasado en París.

El Departamento de Estado de Estados Unidos recordó que "los gobiernos europeos continúan protegiendo contra ataques terroristas y efectuando redadas para abortar conspiraciones". "Trabajamos estrechamente con nuestros aliados y seguiremos compartiendo información con nuestros socios europeos que ayudará a identificar y atajar amenazas terroristas", agrega la nota. Al mismo tiempo alertaron a sus ciudadanos sobre las precauciones a tomar si viajan a Europa.

Las autoridades de Estados Unidos reforzaron ayer la seguridad en sus principales aeropuertos y metros tras los atentados cometidos en Bélgica.

Desde Cuba, el presidente de EE.UU., Barack Obama, urgió hoy a la comunidad internacional a permanecer "unida" ante el terrorismo, al condenar los atentados en Bélgica y prometer que su país hará "lo necesario" para llevar ante la Justicia a los responsables.

Las condenas no tardaron en llegar desde todos los puntos del planeta. El presidente de Francia, François Hollande, fue uno de los primeros mandatarios en hablar y calificó el ataque como uno contra Europa y el mundo occidental.

Bélgica, un pequeño país de 11 millones de habitantes ubicado en el corazón de Europa, tiene proporcionalmente el mayor número de yihadistas que decidieron irse a luchar a Siria o Irak. En total se han detectado 494 "yihadistas belgas": 272 están en Siria o en Irak, 75 murieron, 134 volvieron y 13 están en camino, según los servicios de seguridad e inteligencia del país europeo.

Hace apenas cuatro días las fuerzas policiales belgas habían capturado al "cerebro" de los ataques en París en el barrio musulmán de la capital.

Día de dolor.

La Policía Federal belga ha solicitado a los ciudadanos que le envíen las fotografías que hayan tomado ayer en los atentados de Bruselas, en los que han muerto 34 personas, con la finalidad de poder hallar a sus autores.

Las fuerzas de seguridad pidieron a través de su cuenta de Twitter que cualquiera que tenga imágenes de los lugares donde estallaron las bombas, el aeropuerto de la capital belga y una estación de metro, que se las hagan llegar, pues pueden servir para la investigación.

REACCIÓN.

Hollande: "Toda Europa fue golpeada".

El presidente de Francia, François Hollande, afirmó hoy que "toda Europa ha sido golpeada" tras la serie de ataques terroristas de Bruselas.

"Con los atentados, toda Europa ha sido golpeada, lo que exige que tome las disposiciones indispensables ante la gravedad de la amenaza", indicó en un comunicado de prensa.

El jefe de Estado destacó que después de los atentados yihadistas de mediados de noviembre en París Francia asumió "su parte" y "mantendrá de forma implacable la lucha contra el terrorismo, tanto a nivel internacional como interno".

"Debemos tomar consciencia de la amplitud y la gravedad de la amenaza, señaló. A su vez, Hollande hizo un llamado a la unidad nacional y a la necesidad de "responder globalmente" a la amenaza, "con toda la vigilancia" y los medios necesarios, "principalmente en materia de información".

Llevaban las bombas en sus valijas.

Los presuntos terroristas de los atentados de Bruselas transportaban los artefactos explosivos en valijas que pusieron encima de un carro de equipaje del aeropuerto bruselense de Zaventem, informó ayer el diario "La Dernière Heure".

Luego de las explosiones, la Policía belga empezó a buscar a otros posibles autores de la masacre. El fiscal federal de Bélgica, Frédéric Van Leew, informó ayer que se realizaron registros e interrogatorios en varios puntos del país en busca de un hombre, que se sospecha pudo ser el tercer terrorista del comando que atentó en el aeropuerto.

En el distrito de Schaerbeek, fueron encontrados un artefacto explosivo, productos químicos y una bandera del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados