TENSIÓN ENTRE IRÁN Y EE.UU.

La isla del arco iris en la zona caliente del Golfo Pérsico

Ormuz, de 7.000 habitantes y 42 km2, vive del turismo.

Situada en el Golfo Pérsico, cuenta con una naturaleza original de gran interés turístico. Foto: EFE
Situada en el Golfo Pérsico, cuenta con una naturaleza original de gran interés turístico. Foto: EFE

La isla iraní de Ormuz, conocida por su matiz de colores como la isla del arco iris, es un lugar paradisíaco en un punto conflictivo, centro de las actuales tensiones entre Irán y Estados Unidos.

Situada en el Golfo Pérsico, justo en el estratégico estrecho de Ormuz, cuenta con una naturaleza original de gran interés turístico, principalmente por la diversidad de los 72 colores que decoran su orografía de capas de sedimento volcánico y sal. Con un total de 42 kilómetros cuadrados, recibe anualmente a alrededor de 50.000 turistas, que se animan a visitar sus costas, valles, cuevas y montañas de fantasía, aunque la situación actual puede perjudicar seriamente a su economía. La isla tiene unos 7.000 habitantes.

“Todo el mundo quiere saber qué han venido a hacer al Golfo Pérsico los nuevos buques militares estadounidenses, aunque desde las islas no se ve ningún movimiento extraño”, afirmó a EFE Hosein Deirestaní, director de la agencia de viajes Fardis.

Estados Unidos envío al Golfo Pérsico el buque USS Arlington, misiles Patriot, el portaviones USS Abraham Lincoln y bombarderos. Este despliegue es parte de su estrategia para presionar a Irán, país al que impuso nuevas sanciones, entre ellas a las exportaciones petroleras, tras retirarse unilateralmente del histórico acuerdo nuclear firmado en 2015.

Las autoridades iraníes han amenazado, por su parte, con cerrar el estrecho de Ormuz, una de las rutas marítimas internacionales más estratégicas del mundo entre Irán y Omán, por la que cruza una buena parte del petróleo mundial.

Por ello, la isla de Ormuz, en la mitad del estrecho, vuelve a ser un punto estratégico, algo que ya reconocieron hace siglos los portugueses cuando construyeron allí una fortaleza, de la que fueron expulsados por las tropas persas en 1622.

La fortaleza portuguesa es uno de los lugares que visitan los turistas, junto al valle del arco iris, la cueva de sal, las montañas nevadas o la playa de la tortuga, donde la gama de colores va desde el blanco y el amarillo, al rojo y el morado.

Ormuz es una isla casi virgen, sin hoteles, aunque el turista se puede alojar en las casas de algunos de sus residentes, y con comunicación en barco desde la ciudad costera de Bandar Abas y desde la isla vecina de Qeshm. De los 50.000 turistas que visitan la isla cada año, solo unos 2.000 o 3.000 son extranjeros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados