TEHERÁN

Irán aproxima producción de uranio a uso militar

El presidente de Irán, Hasan Rohani, dijo que la decisión de aumentar al 60% el enriquecimiento de uranio es una respuesta al “terrorismo nuclear” del Israel.

Planta nuclear iraní. Foto: Archivo El País
Planta nuclear iraní. Foto: Archivo El País

Irán anunció que elevará el umbral máximo de enriquecimiento de uranio del 20% al 60%, lo que acercaría a la República Islámica al 90% necesario para conseguir uranio de uso militar. El presidente de Irán, Hasan Rohani, dijo que la decisión de aumentar al 60% el enriquecimiento de uranio es una respuesta al “terrorismo nuclear” del Israel.

Mientras siguen las negociaciones en Viena para intentar salvar el acuerdo nuclear iraní de 2015 firmado en la capital austriaca, Rohani reafirmó que las ambiciones atómicas de su país eran “pacíficas”.

Sin embargo, los países europeos que forman parte del acuerdo nuclear con Irán dijeron ayer miércoles que enriquecer uranio al 60% de pureza, era contraria a los esfuerzos por revivir el pacto de 2015.

Reino Unido, Francia y Alemania dijeron que enriquecer al 60% y activar 1.000 máquinas centrífugas avanzadas en su planta subterránea de Natanz, no se basa en razones civiles creíbles y constituye un paso importante hacia la producción de un arma nuclear. “Los anuncios de Irán son especialmente lamentables dado que llegan en un momento en el que todos los participantes en el JCPoA (Plan de Acción Integral Conjunto) y Estados Unidos han iniciado discusiones de fondo, con el objetivo de encontrar una solución diplomática rápida para revitalizar y restablecer el JCPoA”, dijeron los tres países en un comunicado, en referencia al acuerdo de 2015.

“La peligrosa comunicación reciente de Irán es contraria al espíritu constructivo y a la buena fe de estas discusiones”, agregaron sobre las conversaciones, que se reanudan entre Irán y las potencias mundiales en Viena hoy jueves, destinadas a salvar el acuerdo.

El jefe de la diplomacia iraní, Mohammad Javad Zarif, pareció responderles en Twitter que la única forma de salir de la “peligrosa espiral” tras la explosión en la planta de Natanz era acabar con el “terrorismo económico” del expresidente estadounidense Donald Trump.

Al retirar a su país del acuerdo de Viena, Trump reactivó las sanciones contra Irán.

El presidente estadounidense Joe Biden calificó el anuncio de Irán de “provocador”. Biden asumió en enero con el compromiso de reincorporarse al pacto si Irán volvía a cumplir plenamente el acuerdo de 2015.

Por su lado, el Consejo de Cooperación del Golfo pidió ayer miércoles que los países del golfo Pérsico participen en las negociaciones nucleares en Viena para poner sobre la mesa “las preocupaciones e intereses” de la región.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados