EN READING

Investigan ataque en el Reino Unido; Policía dijo que fue "acto terrorista"

Un emigrante libio mató a tres personas con un cuchillo en un parque. Además, otras tres personas resultaron heridas graves.

Investigan acto "terrorista" en Reading. Foto: Reuters.
Investigan acto "terrorista" en Reading. Foto: Reuters.

El ataque que el sábado dejó tres muertos e igual número de heridos en la ciudad inglesa de Reading, fue un acto “terrorista” protagonizado por un solo hombre, dijo la policía británica ayer domingo.

En una declaración ante las puertas de la sede en Londres de Scotland Yard, Neil Basu, comisario adjunto de la unidad antiterrorista de la Policía Metropolitana, indicó que trabajan “contrarreloj” para esclarecer el ataque y “asegurar que se hace justicia”.

Grupos de personas que se encontraban en el céntrico parque de Forbury Gardens de la localidad de Reading, de unos 200.000 habitantes y ubicada entre Oxford y Londres, fueron agredidas al azar por un único individuo armado con un cuchillo “gigante”, según testigos, con el que mató a tres personas y dejó a otras tres heridas de gravedad.

El agresor, un hombre de 25 años identificado como Khairi Saadallah, fue detenido por los agentes en el mismo parque apenas unos minutos después del ataque.

Scotland Yard dijo que, por el momento, “no hay nada que sugiera que puede haber más personas implicadas” en el ataque aunque aún están “muy lejos” de averiguar cuál fue “el motivo”.

Varios medios británicos presentan al detenido como un refugiado libio. Según el Daily Telegraph, su “salud mental” es considerada como un “factor mayor”.

En su breve comparecencia ante los medios, Basu subrayó que las pesquisas dejan claro “que no existe ninguna asociación” entre la manifestación que se había celebrado previamente en ese parque, como parte del movimiento antiracista Black Lives Matter, y el ataque terrorista. Un partidario de ese movimiento contra la desigualdad racial dijo en Facebook que el incidente ocurrió unas pocas horas después de la protesta y que la gente que participó en ella no resultó lastimada.

Investigan acto "terrorista" en Reading. Foto: AFP.
Investigan acto "terrorista" en Reading. Foto: AFP.

“El parque estaba lleno, mucha gente estaba sentada para tomar algo con los amigos cuando una persona llegó, se puso a gritar unas palabras ininteligibles de repente y fue hacia un grupo de una decena de personas, tratando de atacarlas con un cuchillo”, declaró a la agencia PA Lawrence Wort, que presenció la escena.

“Apuñaló a tres de ellos, gravemente en el cuello y bajo los brazos, luego se giró y empezó a correr hacia mí, nos dimos la vuelta y empezamos a correr”, explicó Wort, entrenador deportivo de 20 años. “Cuando se dio cuenta de que no podía alcanzarnos, logró alcanzar a una persona por detrás del cuello y cuando vio que todo el mundo empezaba a correr, se fue del parque”, contó.

El ataque ocurrió sobre las 18 hora de Londres (las 15 en Uruguay) del sábado. Tres personas fallecieron y otras tres resultaron heridas graves.

En noviembre de 2019 se redujo el nivel de amenaza por terrorismo en el Reino Unido de “severo” a “sustancial”, lo que quiere decir que la posibilidad de que se produzca un atentado continúa siendo probable si bien no había indicios por parte de los servicios secretos que adviertan de un riesgo inminente para la vida.

A finales de noviembre, un yihadista que estaba en libertad condicional mató a dos personas en el centro de la capital británica, antes de ser abatido por la policía en el Puente de Londres.

El 2 de febrero, tres personas resultaron heridas en un ataque con arma blanca de “naturaleza islamista”, según la policía, en una calle comercial del sur de Londres. La policía mató al atacante, que ya había sido condenado en el pasado por delitos terroristas.

Investigan acto "terrorista" en Reading. Foto: AFP.
Investigan acto "terrorista" en Reading. Foto: AFP.

Fichado por el MI5

El detenido Khairi Saadallah estuvo en 2019 dentro del radar del servicio secreto británico de inteligencia, MI5, según a cadena BBC.

Al parecer, el MI5 recibió informaciones que sugerían que el hombre tenía aspiraciones de viajar a Siria, potencialmente para cometer actos de terrorismo.

La fuente señaló que esa información fue investigada sin que se lograran identificar amenazas genuinas o un riesgo inminente, por lo que no se le abrió ningún expediente, algo que le hubiera convertido en objetivo policial en futuras investigaciones.

Afloje restricciones

El ataque del sábado se produce cuando el Gobierno británico se dispona a anunciar esta semana la flexibilización de más restricciones a partir del próximo 4 de julio, entre ellas la reapertura de pubs y previsiblemente la norma de distanciamiento de 2 metros, a fin de reavivar la economía.

La rebaja de la alerta por el COVID-19, del nivel 4 al 3, ha alentado al primer ministro, Boris Johnson, a acelerar la retirada de algunas de las reglas impuestas para evitar la propagación de la enfermedad.

El nuevo nivel de amenaza del Reino Unido, que contabiliza ya 42.589 muertos por coronavirus, implica que éste sigue circulando pero el riesgo de contagio no es tan alto ni aumenta de manera exponencial.

El país reabrió esta semana los comercios de bienes no esenciales y se espera que locales como pubs, restaurantes y cafeterías reanuden sus negocios para el 4 de julio, siempre que cumplan con las medidas.

Se prevé que Johnson acorte los 2 metros de distanciamiento social en Inglaterra, directriz que se revisa en la actualidad, bajo el argumento de que hay “margen de maniobra” frente a la caída en los casos de COVID-19, según el primer ministro.

Johnson afronta crecientes presiones por parte de miembros de su partido y líderes industriales para cambiar esa pauta por su potencial impacto negativo en varios sectores, como el hostelero. Según estimaciones de esa industria, si aún se aplica, locales como restaurantes generarán solo alrededor del 30% de sus ingresos habituales, mientras que si se acorta se podrían elevar al 60-75%.

Escocia, Gales e Irlanda del Norte no definieron si acompañarán las medidas de Johnson. La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, dijo que estudiará las nuevas evidencias científicas.

ADEMÁS

Johnson se siente “abatido” y “asqueado”

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo ayer domingo que se siente “abatido” y “asqueado” ante ese acto de terrorismo. “Si hay lecciones que debemos aprender sobre cómo gestionar estos casos, cómo gestionar los acontecimientos que derivan en estos incidente, entonces las aprenderemos y no dudaremos en adoptar medidas donde sea necesario”, comentó el jefe del Ejecutivo a la BBC desde su residencia en Downing Street.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados