Cuadernos de las coimas

Investigan dos bóvedas en residencia K de El Calafate

En el allanamiento, requisaron una camioneta a Cristina por orden del juez.

Efectivos de la policía y la justicia inspeccionando uno de los autos. Foto: AFP
Efectivos de la policía y la justicia inspeccionando uno de los autos. Foto: AFP

El secuestro de una camioneta Honda CRV de Cristina Fernández de Kirchner y el hallazgo de dos espacios similares a bóvedas -una de ellas, presumiblemente oculta- fue el resultado del segundo allanamiento realizado en la vivienda de la expresidenta en El Calafate.

Así lo dejaron trascender fuentes judiciales, en el marco de la causa por los cuadernos de las coimas, que instruye el juez Claudio Bonadio.

Las tareas del allanamiento se concentraron este fin de semana en el interior de la vivienda. Según pudo reconstruir el diario La Nación, se puso un foco especial en el subsuelo, donde se habría creado un sitio destinado a guardar recuerdos y regalos del paso de Néstor y Cristina Kirchner por la presidencia. Fuentes judiciales indicaron, que, además, se encontraron carpetas, documentos, CD y pendrives que serán analizados.

En uno de los dos espacios hallados similares a bóvedas faltaría la puerta, que habría estado blindada. Se pudo observar el ingreso de mechas para poder perforar las paredes e introducir la diminuta cámara que permite mirar en el interior de las paredes.

En tanto, la camioneta Honda CRV dorada de Cristina Kirchner, patente IFU999, fue sellada con fajas de la Policía Federal. Se sumará, así, a la gran cantidad de autos de alta gama que fueron secuestrados en los 70 allanamientos realizados en la causa de los cuadernos de las coimas.

El vehículo se encontraba estacionado dentro del garaje en el predio del chalet que fue escenario del segundo día del operativo. Los investigadores que llevaron adelante el rastrillaje solo mascullaron la palabra “irregularidades”. Fuentes judiciales dijeron a La Nación que sobre la camioneta pesaría un pedido de secuestro, originado en otra causa.

El coche es el que suele utilizar la expresidenta en El Calafate. Durante años condujo el mismo modelo en color celeste, pero ella lo cambió hace unos años por el de color dorado, que ahora sería secuestrado.

A diferencia del viernes, ningún simpatizante de Cristina Kirchner se acercó el sábado al lugar para insultar a la Policía Federal y a la prensa, que siguió las instancias del allanamiento desde el otro lado del cerco. Junto a la puerta de ingreso, sobre un monolito de cemento, una placa de bronce luce una curiosa inscripción: “Por la fuerza del amor-Cristina Fernández de Kirchner”. La mayor parte del tiempo, las cortinas estaban bajas.

Todo el enorme jardín fue recorrido por los canes de la división K-9 de la Aduana-AFIP, labradores entrenados en la búsqueda de estupefacientes y de divisas. Y el escáner de la Gendarmería fue operado por las dos personas que van barriendo cada pared, cada entrepiso y permite mirar a través de ellas.

El Calafate, cerca del turístico glaciar Perito Moreno, está a 2.000 km al sudoeste de Buenos Aires. Otros dos allanamientos se realizaron la semana pasada en el apartamento de Cristina Kirchner en Buenos Aires y en la casa familiar en Río Gallegos, a 300 km de El Calafate.

Una diferencia encontraron en El Calafate los investigadores respecto de Río Gallegos: mientras que esta vivienda refleja estar habitada por sus dueños, la de la capital provincial parece estar apenas de paso: no encontraron casi ropa allí, solo abrigos, zapatos y carteras, y la gran mayoría de los cajones estaban vacíos.

Durante el allanamiento realizado en el apartamento que Cristina Kirchner tiene en el barrio de Recoleta, en Buenos Aires, los investigadores no encontraron pasadizos secretos ni bóvedas escondidas detrás de las paredes, pero sí un detalle que les llamó poderosamente la atención. “El vestidor tiene la puerta blindada”, dijo un funcionario al tanto del resultado de los operativos. Dentro, no hallaron nada de valor. Como en el resto del inmueble, no había dinero ni joyas. Pero el dato circuló entre quienes participaron del trabajo. El allanamiento en el departamento se extendió por 13 horas. La policía no secuestró nada, pero revisó paredes, techos y pisos con el objetivo de buscar elementos de prueba y corroborar las declaraciones de los indagados en el caso.

Kirchner está acusada por Bonadio de haber conducido una asociación ilícita para cobrar sobornos a cambio de licitaciones de obra pública y presionar a empresarios para que financien las campañas electorales durante los tres períodos constitucionales en que gobernó ella y su fallecido marido, Néstor Kirchner, entre 2003 y 2015.

El primer balance judicial de la causa reportó el viernes que han sido indagados en total 52 empresarios y exfuncionarios kirchneristas desde que se iniciaron las investigaciones el 2 de agosto.

Ante Bonadio comparecieron grandes empresarios. Bajo prisión preventiva se encuentran 15 de los interrogados, todos los que dijeron ser inocentes. Quienes se declararon arrepentidos recuperaron su libertad y serán beneficiados “con una reducción de pena”, se indicó en el informe oficial.

Duhalde: deben detenerla
Eduardo Duhalde, expresidente argentino. Foto: AFP.

En tanto, el expresidente argentino Eduardo Duhalde aseguró ayer domingo que Cristina Kirchner debe ser detenida por las acusaciones de corrupción que enfrenta en la Justicia. En este sentido, consideró que “ya está todo probado lo que tiene que probarse”. Luego agregó que “ya hay que pasar a otro tema” para ver cómo se sale de la crisis económica.

“Lo primero que siento es que estamos aburriendo con este tema. Está todo probado lo que tiene que probarse”, dijo Duhalde en diálogo con el programa Aire de domingo, de Radio Mitre, en referencia a los casos de corrupción derivados de los cuadernos de las coimas. “La Justicia tiene que terminar con esto y tenemos que pasar a otros temas”, agregó.

Al ser consultado acerca de si para él Cristina Kirchner debía ser detenida, el exmandatario justicialista respondió: “Por supuesto, eso ni se tiene que preguntar. Es así”. Y a continuación, Duhalde señaló que la Justicia “tiene que terminar con este tema porque tenemos muchos temas urgentes para resolver”. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º