Celulares, computadoras, cámaras de seguridad, cajas fuertes, testimonios

Una investigación gigante que avanza lentamente

El nombre de la jueza Fabiana Palmaghini ha sido mucho menos mencionado que el de su colega la fiscal Viviana Fein. Sin embargo la magistrada ha estado actuando intensamente en el caso y en forma activa, como lo puso de manifiesto una de las tantas inspecciones que, junto a expertos policiales y forenses, hizo del apartamento del fiscal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bajo estrictas medidas de seguridad se desarrollaba ayer el velatorio de Nisman, cuyo entierro será hoy.

En un extenso escrito difundido ayer por el Centro de Información Judicial de la Justicia argentina, la jueza Palmaghini reseñó sus actuaciones y reveló la lista de 20 medidas que le pidió a la fiscal que adoptara.

Son muchas las pericias que aún restan por desarrollarse, a diez días del hallazgo del cuerpo de Nisman. Una de ellas, por ejemplo y como lo reveló la fiscal Fein, es la "apertura" del celular personal de Nisman que se hará ante testigos, peritos forenses y peritos que llevará la exesposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado. A juicio de Fein los últimos contactos del fiscal pueden resultar por demás reveladores.

De todos modos, como señala el escrito de la jueza Palmaghini, aún restan muchos requerimientos. Por ejemplo la constancia de las amenazas de las que haya sido objeto el fiscal, según lo que trascendió desde su entorno.

Los registros de las armas de fuego que poseía Nisman, un revólver calibre 38 y una pistola calibre 22, así como la de Lagomarsino que apareció junto al cuerpo. Sobre esta la jueza pide que se realice una pericia completa a efectos de determinar si el disparo partió efectivamente de esa pistola.

Palmaghini le pide, asimismo, a la fiscal Fein que indique "en qué basa su imputación" contra Lagomarsino. Fein aclaró ayer que su imputación era "genérica" y que no le urgía indagarlo en esta etapa.

También le pide a la fiscal que incorpore una copia de la grabación difundida por el canal C5N que daba cuenta del arribo a Buenos Aires del fiscal el pasado 12 de enero "ante lo llamativo que resulta el constante seguimiento que la cámara realiza sobre el nombrado (Nisman)".

En materia de imágenes la jueza pidió el secuestro de todas las captadas por los sistemas de videovigilancia del complejo Le Parc, en una de cuyas torres residía el fiscal. Sobre el punto ayer también la fiscal Fein aclaró que había serios problemas con el sistema de videovigilancia. Puso como ejemplo de ello los registros de horas de ingreso y egreso de Lagomarsino el día sábado. Según la secuencia de horas el técnico llegó sobre las 15 horas y se retiró sobre las 15.30; volvió sobre las 20 pero su retiro quedó registrado a las 0.54 del domingo.

Palmaghini pretende aclarar cuál era la relación laboral de Lagomarsino con la Unidad Fiscal de Investigación que dirigía Nisman, y pidió los recibos de los pagos efectuados por sus honorarios, que se dijo eran sumamente elevados.

La jueza encomendó también a los detectives de la División Homicidios de la Policía Federal que identifique y tome testimonios de todos los vecinos del fiscal.

Otra pieza clave requerida por la jueza es el secuestro e inspección a fondo del automóvil Audi que el fiscal tenía en la cochera del edificio: ubicación del GPS, registros de llamadas, dispositivos bluetooth asociados. La última medida es por demás significativa y revela las dimensiones que puede alcanzar la investigación.

"Atendiendo a la estratégica ubicación del departamento donde residía Natalio Alberto Nisman —próximo a autopistas con peajes— y por cuanto el domicilio aportado por Diego Ángel Lagomarsino en esta encuesta guarda idénticas características, estimo indispensable que con carácter de muy urgente se requiera todo tipo de registro (fílmico, nominal, fotográfico) que pudiera obrar en las autopistas que resultan útiles a los fines de trasladarse entre ambos lugares".

La nómina de elementos que fueron incautados y ahora están en manos de peritos de distintas especialidades abarca desde soportes informáticos, computadoras (incluida una notebook de una de las hijas de Nisman), pendrives encriptados, documentos hallados en cajas fuertes, registros de huellas dactilares del personal de mantenimiento del edificio (para ser cotejadas con las halladas en el pasadizo que lleva a los equipos de aire acondicionado en el piso 13), pruebas de ADN sobre la sangre hallada en el lugar y la lista continúa.

A estos requerimientos se agregan los que pueda formular la jueza Arroyo Salgado, en su carácter de querellante, quien a modo de ejemplo había manifestado su idea de practicar una segunda autopsia y tras desistir de la misma dijo que pedirá la revisión del informe forense por parte de expertos de su confianza.

Velatorio y entierro hoy de mañana

Los restos del fiscal federal Alberto Nisman fueron velados anoche en una ceremonia reservada para familiares y amigos que se realizaba en el barrio porteño de Belgrano. El velatorio se desarrollaba en una casa funeraria ubicada en OHiggins 2848, de Buenos Aires. Un grupo de personas se concentró en las puertas del lugar, donde se dispuso un operativo policial y se registró un incidente al llegar una corona con la inscripción Ministerio Público Fiscal, cuya cinta identificatoria fue arrancada antes de ingresar a la cochería. En el lugar estuvieron la madre del fiscal, Sara Garfunkel, y la ex esposa, la jueza Sandra Arroyo Salgado. El cortejo fúnebre partirá a las 10 de la mañana hasta el cementerio israelita de La Tablada, donde recibirá sepultura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)