FRANCIA

Instituto Pasteur de París: los niños contagian poco el COVID-19 en las escuelas

“En general, los niños se contagian en el seno familiar, normalmente a través de sus padres, pero después lo transmiten poco en la escuela”, explica el estudio del instituto francés.

Primaria no tiene sistematizada la información de cuántos son los estudiantes que por estos días están yendo a las escuelas. Foto: Reuters
Foto: Reuters

Los niños de entre 6 y 11 años transmiten poco el COVID-19 en la escuela, ya sea a sus compañeros o a los adultos, un dato a tener en cuenta en los países que reabren estos establecimientos, según un estudio divulgado por el Instituto Pasteur de Francia.

“En general, los niños se contagian en el seno familiar, normalmente a través de sus padres, pero después lo transmiten poco en la escuela”, explica a la AFP el autor principal, el doctor Arnaud Fontanet.

Este estudio corrobora otros trabajos similares, si bien sus resultados son preliminares y todavía no han sido publicados en una revista especializada, prueba de su validación científica, subraya el Pasteur.

Fue realizado en seis escuelas primarias de Crépy-en-Valois (norte francés), una comuna muy golpeada por la epidemia entre febrero y marzo. Un total de 1.340 personas se sometieron a los tests de detección de anticuerpos, entre ellos 510 niños y el resto adultos, incluidos profesores y familiares.

Los investigadores identificaron a tres niños de otras tantas escuelas contagiados con el nuevo coronavirus antes de que los establecimientos cerraran en el marco del confinamiento. Ninguno de ellos infectó a nadie en la escuela durante las tres semanas en que hubo exposición.

Aunque se trata de un periodo relativamente corto para sacar conclusiones definitivas, el dato “es otro grano de arena” que se suma a estudios similares en el mundo, dijo Fontanet.

En un principio, se pensó que el COVID-19 podía ser altamente contagiosa entre los niños, como lo es por ejemplo el virus de la gripe. Otros estudios iniciales mostraron además que los pequeños tienen una carga viral tan elevada como los adultos, sugiriendo por tanto que contagiaban lo mismo.

“Que yo sepa, nunca hubo un (brote) epidémico (de COVID-19) que partiera de una escuela”, prosigue Fontanet, miembro del consejo científico que asesora al gobierno francés frente al nuevo coronavirus.

Con la ralentización de la epidemia en Europa, algunos países empezaron a reabrir las escuelas. En Francia, todos los niños están llamados a volver a clase desde el lunes, tras un periodo de transición en el que solo se acogió a un pequeño porcentaje de alumnos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados