RESULTADOS ALARMANTES

Informe advierte que en varios países crece la desconfianza en las vacunas

En el caso de Francia, el 33% no cree que la inmunización sea segura.

El Ministerio de Salud Pública exhorta a niños, embarazadas, adultos mayores y personal de la salud a vacunarse contra la gripe. Foto: Ariel  Colmegna
Países pobres, como Bangladés y Ruanda, son los que tienen mayor confianza en la vacunación. Foto: Archivo El País.

La confianza en las vacunas, uno de los productos médicos más eficientes y usados en el mundo, está en declive en varios países ricos, donde el escepticismo ha dado paso a persistentes brotes de enfermedades como el sarampión, según un estudio global divulgado ayer miércoles.

Un resultado coincide con el auge del movimiento antivacunas en el que grupos de personas se niegan a creer en los beneficios de la vacunación o directamente la consideran peligrosa.

Francia tiene los niveles más bajos de confianza, según el sondeo encargado por la organización médica británica Wellcome Trust y realizado por Gallup World Poll entre abril y diciembre de 2018. Un tercio de los franceses (33%) no cree que la inmunización sea segura, según la encuesta que consultó a más de 140.000 personas mayores de 15 años en 144 países.

Jeremy Farrar, director de Wellcome Trust, destacó que la encuesta aporta “una visión sin precedentes de la relación existente entre la ciencia y la sociedad por todo el mundo”.

“Las vacunas, por ejemplo, son una de nuestras herramientas sanitarias públicas más poderosas, y necesitamos que la gente tenga confianza en ellas”, subrayó.

En el extremo opuesto a Francia, Bangladés y Ruanda tienen los niveles más altos de confianza en las vacunas, con casi 100% en ambos países, donde las personas consideran que son seguras, efectivas y que es importante que los niños las tengan.

Expertos en salud pública y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dicen que las vacunas salvan 3 millones de vidas cada año en todo el mundo y décadas de investigaciones han arrojado evidencia consistente de que son seguras y efectivas.

Pero para lograr la inmunidad “masiva” que protege a toda una población, las tasas de cobertura de inmunización deben superar en general el 90% o 95%, y la desconfianza en las vacunas puede reducir rápidamente los niveles de protección. A nivel global, el 79% cree que las vacunas son seguras y el 84% que son efectivas.

Vacunas. Foto: Pixabay
Vacunas. Foto: Pixabay

“En el último siglo, las vacunas han convertido a varias infecciones devastadoras en un recuerdo distante”, dijo Charlie Weller, jefe de vacunación de Wellcome Trust.

En algunas regiones con mayores ingresos, la desconfianza en las vacunas es enorme. Solo un 72% en Norteamérica y un 73% en el norte de Europa concuerdan en que las vacunas son seguras. En Europa del Este, la confianza en las vacunas llega apenas al 50%.

Los resultados de la encuesta señalaron que un 6% de padres en el mundo -equivalente a 188 millones de personas- dicen que sus hijos no están vacunados. Las mayores proporciones fueron en China (9%), en Austria (8%) y en Japón (7%).

Un estimado de 169 millones de niños no recibieron su primera dosis de vacuna contra el sarampión entre 2010 y 2017, según un informe de la ONU divulgado en abril. Solo en Estados Unidos, los casos superan los mil este año, según las últimas cifras oficiales.

“Creo que podría ser llamado el «efecto de autocomplacencia»”, dijo Imran Khan, de Wellcome Trust.

“Si miras aquellos países en nuestra encuesta que tienen niveles muy altos de confianza en las vacunas, como Bangladés y Egipto, son áreas donde tienes más enfermedades infecciosas”, explicó.

“Tal vez lo que se muestra es que la gente en estos países puede ver lo que pasa si no te vacunas”, siguió.

Según Khan, esto contrasta con países más desarrollados donde “si no te vacunas, igual es menos probable que resultes infectado, y donde si finalmente resultas infectado, probablemente no te vaya tan mal o no mueras, porque existen buenos sistemas de salud”.

Francia fue también el único país en la encuesta donde la mayoría (55%) consideró que la ciencia y la tecnología reducirán los trabajos.

“Aunque aún es necesaria mucha más investigación para entender por qué esto ocurrió, el flojo avance de la economía francesa en los últimos años puede haber sido un factor que contribuyera a esa sensación”, dijo el reporte.

El informe también encontró una brecha global de género en cuanto a lo que hombres y mujeres consideran que saben sobre ciencia. A nivel global, el 49% de los hombres dijeron que saben “algo” o “bastante” sobre ciencia, comparado con el 38% de las mujeres.

Las vacunas actuales, como la trivalente, tiene especial atención en la hemaglutinina.
Un 6% de padres en el mundo -equivalente a 188 millones de personas- dicen que sus hijos no están vacunados. Foto: Archivo El País

La brecha de género se registró incluso cuando hombres y mujeres reportaron igual nivel de rendimiento científico, y fue superior en la región norte de Europa.

“Lo que seguramente sucede es que los hombres se tienen más confianza o demasiada confianza para un mismo nivel de conocimiento, o también podríamos decir que las mujeres confían menos en lo que saben”, dijo Khan.

Panamá en alerta por casos de influenza

Las autoridades de Salud de Panamá informaron que la semana pasada se registraron ocho muertes por el virus de la influenza, por lo cual exhortaron a la población a vacunarse. “A mitad de la semana pasada teníamos cuatro, el cierre de fin de semana confirmamos (que eran) ocho defunciones por el virus respiratorio tipo influenza”, dijo la directora general de Salud, Itza Barahona de Mosca. De estas defunciones solo un paciente era un caso importado, un viajero que provenía de Brasil y que tuvo que bajar en Panamá por complicaciones respiratorias. En cuanto a los casos locales, dos eran adultos con un cuadro de problemas crónicos complicados: diabetes y de enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Las otras cinco víctimas eran niños, tres de ellos en regiones “con muy malas condiciones de vida”, según la directora de Salud. La funcionaria exhortó a la población a que acuda a vacunarse, en especial los menores de cinco años de edad y los mayores de 60 años.

Uruguay con altos niveles de confianza

La directora de la División de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MSP), Lucía Alonso, indicó a El País que el comportamiento de Uruguay “es comparable en la región”, por ejemplo, a países como Argentina y Chile “principalmente”. Para la especialista, el estudio de Wellcome Trust divulgado ayer en Londres no arroja diferencias significativas con respecto a un reciente estudio que se realizó en Uruguay que “muestra aún altos los niveles de confianza” en las vacunas.

“La desconfianza sigue siendo por ahora un fenómeno concentrado y excepcional”, dijo la jerarca, y añadió que como “en Uruguay ya teníamos una medición de desconfianza”, este “trabajo aporta más a saber sobre el resto del mundo”. Alonso consideró que en el estudio de Wellcome Trust existe una “paradoja” y es que “la desconfianza es mayor en países de mayor ingreso”.

Efectivamente, el estudio encontró que las personas que viven en países de altos ingresos tienen la más baja confianza en las vacunas, un resultado que coincide con el auge del movimiento antivacunas, como en el caso de Francia, donde un tercio de la población (33%) no cree que la inmunización sea segura. (Ver nota principal en esta página).

“Creo que esperábamos esa tendencia general, porque donde hemos visto ese escepticismo y preocupación sobre las vacunas, tiende a ser en los países más desarrollados”, dijo a la AFP Imran Khan, de Wellcome Trust.

Según el informe, en Uruguay el 72% de los encuestados considera que las vacunas son seguras, el 75% cree que son eficientes y el 94% dice que se vacuna a los niños.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados