LA TRANSICIÓN EN EE.UU.

La influencia de la familia Trump en el gobierno despierta temores

Su hija Ivanka lo acompaña a reuniones y su yerno Kushner incide en temas de seguridad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Donald Trump en el programa "60 Minutes" junto a su familia. Foto: CBS NEWS

Ivanka Trump con el primer ministro japonés Shinzo Abe, su marido Jared Kushner que quiere participar en las reuniones diarias sobre seguridad en la Casa Blanca: la familia de Donald Trump es omnipresente y alimenta los temores sobre los conflictos de interés en el nuevo gobierno.

Las fotos de la primera reunión de Trump con un líder extranjero el jueves provocó un torrente de tuits de numerosos simpatizantes de Hillary Clinton indignados.

En una de ellas aparece Ivanka, siempre muy elegante, sentada con su padre y el líder japonés en la Torre Trump. En otra, Abe y Trump hablan ante la mirada de Ivanka y de su esposo Jared.

"Conflicto de intereses es un eufemismo", dijo Matt Ortega, un responsable de la campaña digital de Clinton.

El diario The New York Times afirmó que Kushner ha contactado a un abogado para informarse sobre la posibilidad de entrar en la administración de su suegro.

Pero una ley antinepotismo adoptada en 1967, luego de que el expresidente John F. Kennedy nombrara a su hermano Bobby secretario de Justicia, prohíbe en principio a todo miembro de la familia directa o política de un presidente detentar un empleo remunerado en una agencia federal.

La legislación es, sin embargo, más ambigua en lo que se refiere a cargos de consejeros en la Casa Blanca.

Tras ser electo, Trump ha dado señales de que planea continuar dando a su familia un papel primordial en su gobierno.

Durante la campaña, se apoyó en sus hijos Eric, Donald Jr. e Ivanka, también muy implicados en sus negocios. Jared, de su lado, fue un fiel consejero.

La influencia que ejerce la familia Trump no es nueva, recuerda Sam Abrams, profesor de Ciencias Políticas en el Sarah Lawrence College de Nueva York.

Desde Eleanore Roosevelt a Michelle Obama, pasando por las familias Kennedy y Bush, las esposas y los hijos desempeñan con frecuencia un rol importante en la toma de decisiones de los presidentes, aunque en la mayoría de los casos es un proceso informal. La ley antinepotismo nunca impidió que eso ocurriera, subraya.

Según Daniel DiSalvo, experto del City College de Nueva York, Trump representa una combinación inédita por "la naturaleza de su negocio".

"Su nombre representa gran parte del valor de sus activos, como sus edificios y campos de golf, la importancia de su fortuna y los hijos adultos" que ha metido en sus negocios, señala.

"Todo eso favorece los eventuales conflictos de interés", afirma DiSalvo, que "no serán resueltos" con la creación de un blind trust, una sociedad fiduciaria que gestionarán sus hijos y en la que no tendrán ningún poder.

Ivanka Trump dio un paso en falso hace unos días cuando la marca de joyas que lleva su nombre quiso promocionar uno de sus brazaletes, que lució en la primera entrevista televisada concedida por su padre luego de la elección.

Según Abrams, aunque la influencia de la familia Trump no tiene nada de sorprendente, el magnate comete un error poniéndola en primer plano desde ahora. "Es normal implicar a la familia. Pero cuando uno va a reunirse con Shinzo Abe, un aliado cercano de Estados Unidos, es necesario hablar primero con los expertos en lugar de ir a ver a Jared y preguntarle: ¿Tú qué opinas?", apunta Abrams.

Durante el primer encuentro entre Trump y Barack Obama en la Casa Blanca, las imágenes tomadas de lejos y en pocos segundos dijeron bastante sobre el lugar que ocupa su yerno Jared, de 35 años. Se lo ve caminando en los jardines de la residencia junto al jefe de gabinete de Obama, Denis McDonough.

Por ahora el único título que ostenta Kushner, al igual que los tres hijos de Trump, es el de figurar en el equipo de transición que prepara la llegada del nuevo presidente a la Casa Blanca. Pero es él, según los medios estadounidenses, quien movió los hilos para alejar a Trump del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, uno de sus consejeros más cercanos, así como de otras dos personas de su círculo.

Todo ello porque Christie fue durante mucho tiempo fiscal general de Nueva Jersey, procesó por evasión fiscal al padre de Jared, con mucha influencia en ese estado y contribuyente de las campañas demócratas. Esa detención fue un descenso al infierno para el joven, recién egresado de Harvard y estudiante de MBA en la Universidad de Nueva York, según The New Yorker. En base a AFP

PASTILLAS DE LA TRANSICIÓN.

Broadway abuchea a Pence.

El vicepresidente electo de EE.UU., Mike Pence, fue abucheado el viernes cuando asistió a la exitosa obra musical Hamilton, en Broadway, tras la cual los actores instaron a la administración Trump a gobernar para todos los estadounidenses.

Hamilton, uno de los espectáculos más concurridos de Broadway, narra la vida de uno de los héroes de la revolución estadounidense, Alexander Hamilton. Uno de los actores, Brandon Victor Dixon, que tiene el papel del vicepresidente Aaron Burr, leyó un comunicado al final de la representación. "Señor, nosotros somos los Estados Unidos de la diversidad, alarmados y ansiosos porque vuestra próxima administración no nos proteja a nosotros ni a nuestro planeta".

Despacho Oval en reparación.

El presidente electo estadounidense, Donald Trump, podría tener que trabajar hasta un año fuera del Despacho Oval, aseguró Karl Rove, exconsejero de George W. Bush, a Fox News. "Por lo que supe, durante el primer año de su mandato Trump no tendrá el Estudio Oval", dijo. El presidente saliente, Barack Obama, se había negado a renovarlo y ahora hacen falta numerosas actualizaciones en materia de seguridad. Al parecer la reestructuración de la oficina presidencial estaba programada para este año, pero Obama pidió que se esperara a la asunción de su sucesor.

Siempre según Rove, es probable que Trump utilice "la vieja oficina de Richard Nixon en el Old Executive Office Building". (ANSA)

Más delitos de odio en Nueva York.

Los crímenes de odio aumentan en la ciudad de Nueva York: según los datos difundidos por la Policía, hubo un incremento del 31% respecto del año precedente.

El jefe de la Policía neoyorquina, James ONeill, dijo la semana pasada que el aumento alcanzó tanto a musulmanes como a judíos. ONeill precisó que este año hubo 328 crímenes de odio contra 250 del año precedente. Contra musulmanes pasaron de 12 a 25, mientras que contra judíos pasaron de 102 a 111. Sin embargo, el jefe policial se negó a vincular el aumento con el clima que se creó por el triunfo de Donald Trump. "Hubo mucha retórica —comentó— pero esto es Nueva York y estamos por encima". ANSA

EL EXCANDIDATO SE PERFILA COMO NUEVO SECRETARIO DE ESTADO.

La reconciliación con Romney jugando al golf.

El presidente electo Donald Trump y el candidato republicano en 2012, Mitt Romney, dejaron de lado su rivalidad y sostuvieron ayer sábado conversaciones que podrían llevar a Romney al cargo de secretario de Estado.

"Señor presidente electo, ¿cómo está usted?", dijo Romney al saludar a Trump y al vicepresidente electo Mike Pence en su llegada al campo de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey.

Romney fue el primero de una larga lista de personas con las que Trump tenía previsto reunirse en este fin de semana, mientras intenta formar su gabinete de cara a su llegada a la Casa Blanca el 20 de enero.

Como líder del movimiento "Nunca Trump", nacido en el seno del establishment republicano, Romney buscó en vano descarrilar el camino del multimillonario hacia la nominación presidencial republicana.

En marzo, Romney pronunció un discurso en el que dijo que Trump sería peligroso como presidente, ya que sus políticas podrían llevar a Estados Unidos a una recesión. También dijo en una ocasión: "Me temo que cuando se trata de política exterior es muy poco inteligente".

Por su parte, Trump criticó a Romney por haber perdido las elecciones del 2012 ante Barack Obama.

Sin embargo, con Trump ahora como presidente electo, la aparición de Romney en el Trump National Bedminster en un día de noviembre inusualmente cálido, fue un símbolo de la unidad a la que aspiran muchos republicanos.

No está claro si esto llevará a Romney a unirse al gobierno de Trump, que ha estado considerando al exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani, un cercano asesor, para el cargo de secretario de Estado, así como al exembajador ante la ONU John Bolton y al senador por Tennessee Bob Corker.

Los halcones.

En tanto, siguieron ayer las reacciones por los nombramientos para la Justicia, la CIA y la Seguridad Nacional.

Las organizaciones y los políticos demócratas que se escandalizaron hace una semana por el nombramiento del controvertido ultraderechista Steve Bannon como estratega jefe, ven confirmados sus peores temores con la elección de tres "halcones" para puestos claves de seguridad.

Su fiscal general será el senador Jeff Sessions, su asesor principal de Seguridad Nacional el general retirado Michael Flynn, y el jefe de la CIA el congresista Mike Pompeo. Sobre Sessions llueven críticas por "racista" y "antiinmigrante", a Flynn se le acusa de "islamófobo" como, en menor medida, a Pompeo, de quien también se señala su defensa de una inteligencia de mano dura.

Para The New York Times, la elección de Sessions "encarna" el "resentimiento racial blanco" del que estuvo "surtida" la campaña de Trump, mientras que la senadora Elizabeth Warren, icono progresista del Partido Demócrata, la considera una "concesión al racismo", y pide al Senado "ejercer un liderazgo moral básico" rechazándola. REUTERS, EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados