COMPLICA AL GOBIERNO

La inflación en alza en Argentina: fue 6% en abril y llega al 23% en lo que va del año

Se trata de uno de los índices más altos del mundo y que el presidente Alberto Fernández se lo atribuyó en parte a la guerra en Ucrania.

Personas protestan por el aumento del costo de vida. Foto: AFP.
Personas protestan por el aumento del costo de vida. Foto: AFP.

El costo de vida en Argentina registró un aumento de 6% en abril y acumuló en lo que va del año un alza de 23,1%, uno de los índices más altos del mundo y que el gobierno atribuyó en parte a la guerra en Ucrania.

La inflación a 12 meses en tanto, alcanzó 58%, según el instituto oficial de estadísticas Indec, una de las más elevadas en el país en tres décadas.

“Hay un porcentaje de esa inflación derivada del aumento de precios en los alimentos como consecuencia de la guerra”, dijo ayer jueves en París el presidente argentino Alberto Fernández, en el marco de una gira europea.

El indicador del incremento en los precios al consumidor se difundió el mismo día en que decenas de miles de manifestantes de partidos de izquierda y organizaciones sociales finalizan en la Plaza de Mayo, frente a la casa de gobierno, una marcha de tres días desde los cuatro puntos cardinales del país, en reclamo de mejores salarios y empleos.

La cifra de inflación también se conoce en momentos en que el Fondo Monetario Internacional (FMI) realiza la revisión del cumplimiento del acuerdo firmado con el gobierno de Fernández para refinanciar una deuda de 44.000 millones de dólares contraída durante el mandato del expresidente Mauricio Macri.

El FMI ha estimado una alza del costo de vida en Argentina de 51,7% para 2022, proyección que se eleva a 60% según el último relevamiento del Banco Central con los más grandes bancos y consultoras.

El sector de los alimentos y bebidas no alcohólicas volvió a ser la categoría que más aportó al IPC de abril en Argentina, destacando las subidas de aceites, pan y cereales (entre 8 y 15%) y de carnes y lácteos (5 y 7%). En ese sentido, el precio de los alimentos acumula un alza del 28% en los primeros cuatro meses del año, una realidad que impacta de lleno en los abultados índices de pobreza e indigencia en Argentina.

El aumento de la inflación es uno de los puntos centrales del conflicto en el seno del oficialismo, dividido entre los partidarios del presidente, Alberto Fernández, y de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, quien lidera la facción más poderosa dentro de la coalición gubernamental.

Para el ministro de Economía, Martín Guzmán, uno de los ministros más criticados por el kirchnerismo, el Gobierno ha trazado un programa económico “consistente” que permitirá contener y reducir los niveles de inflación, pero reconoció que “hay un camino por recorrer y una velocidad a la que se puede recorrer”.

“Esperamos que en mayo haya un descenso de la tasa de inflación intermensual, pero claramente la inflación es un objetivo central de la política económica. Hay que atacarla de forma decidida y consistente, que se logre resolver el problema de forma duradera, y eso no se resuelve en cinco minutos”, aseveró Guzmán.

Otro de los aspectos más cuestionados, y que podría repercutir negativamente en los próximos índices de inflación, es la revisión de los subsidios energéticos: el Gobierno pretende segmentar las tarifas de electricidad y gas, de forma que el 10% más rico pague el precio completo de la energía.

“¿Cuál es el sentido de subsidiar el consumo de energía de sectores pudientes? A la Argentina no le conviene tener 2,5 o 3 puntos del PIB de subsidios energéticos, eso no es sano para el funcionamiento de la economía”, subrayó Guzmán.

Si nada cambia en los próximos meses, Argentina podría terminar el año con la inflación más alta en lo que va de siglo.

Un escenario que no le viene nada bien al gobierno de cara a las elecciones de 2023.

Ayer, después de que expresara su deseo de presentarse para la reelección, el presidente Fernández buscó poner un límite al revuelo sobre una eventual interna contra Cristina Kirchner para definir la candidatura de 2023.

“La verdad es que yo no estoy discutiendo con Cristina, no estoy pensando en mi reelección”, enfatizó Fernández, durante una charla con periodistas en la Embajada de Argentina en París. (Con información de AFP, EFE y La Nación / GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados