VIOLENCIA FAMILIAR EN ESTADOS UNIDOS

Indignación por los 13 hermanos encadenados en "la casa del horror"

Los padres declaran mañana y enfrentan cargos por tortura.

La casa de los Turpin está en Perris: una localidad a 110 kilómetros al sur de Los Angeles. Foto: AFP
Autoridades en Estados Unidos investigan la casa del horror en California

Cuando la policía arrestó el domingo al matrimonio Turpin, dijo que la pareja no pudo brindar una "razón lógica" de por qué tenía a sus trece hijos atados con cadenas y en un grave estado de desnutrición. No pudieron hacerlo porque no hay expli- cación lógica para tal acto de horror.

Desde el lunes Estados Unidos está conmocionado e indignado por la noticia del hallazgo de los trece hermanos, de entre dos y 29 años de edad, desnutridos y confinados durante años en su casa de un barrio de clase media en Perris, una localidad a unos 110 km de la ciudad de Los Ángeles, en California. Algunos estaban encadenados a sus camas, en un ambiente oscuro y en medio de un hedor pestilente, según un comunicado de la policía de Los Ángeles.

David Turpin y su esposa Louise, de 57 y 49 años respectivamente, hasta ahora "no pudieron proporcionar una razón lógica", dijo ayer martes la policía en un comunicado.

Fue una de las hermanas, de 17 años, quien puso fin a la pesadilla. Logró escapar y llamó el domingo por la mañana al número de emergencia 911. La adolescente, que según la policía estaba tan "demacrada" que parecía tener apenas 10 años, "afirmó que sus doce hermanos y hermanas fueron mantenidos cautivos dentro de la residencia por sus padres, precisando que algunos de ellos estaban atados con cadenas y candados".

Al llegar, la policía pensó que las 12 personas "desnutridas y muy sucias" eran menores de edad, pero luego comprobó que siete eran adultos de entre 18 y 29 años. Todos fueron llevados luego a hospitales para una revisión médica y tratamiento. La mayoría de ellos dijeron estar "hambrientos".

Los padres fueron arrestados y cada uno recibió nueve acusaciones de tortura y diez por poner en riesgo a niños. Además, se fijó una fianza de nueve millones de dólares por cada uno para su eventual liberación. Mañana jueves comparecerán ante una corte.

Los padres de David Turpin, que viven en el estado de West Virginia, dijeron a ABC News que estaban "sorprendidos y conmocionados", pero que no habían visto a su hijo o a sus nietos en cuatro o cinco años.

"Cosa 1", "Cosa 2"...

En la casa de los Turpin fueron encontrados tres automóviles y una camioneta con vidrios polarizados, en uno había incluso un asiento para niños.

En una página de Facebook bajo el nombre de David-Louise Turpin se puede ver a la familia asistiendo a varias ceremonias del matrimonio entre 2011 y 2016. En el último bloque de fotos, publicado entre abril y julio de 2016, Louise luce un largo vestido de novia blanco y su esposo viste un traje. Un imitador de Elvis Presley sostiene un micrófono y posa con la pareja y sus hijos en una esce-na que recuerda a una boda en Las Vegas.

Nueve niñas, todas con cabello largo y oscuro, llevan vestidos fucsia iguales con medias blancas, mientras que una niña tiene puesto un vestido rosado brillante. Tres niños, con el pelo oscuro con un corte taza como David Turpin, visten trajes con corbatas rojas.

Una fotografía de abril de 2016 muestra a los mismos niños sonrientes y a la pareja con jeans y camisetas rojas que dicen "Cosa 1", "Cosa 2", "Cosa 3", etc.: una versión de los hermanos traviesos del libro de Dr. Seuss El gato en el sombrero. En otra imagen, Louise sostiene a un bebé con una camiseta que dice "Mamá me ama".

"Desgarrador".

Una vecina de la familia, Jamelia Adams, de 39 años, estaba impactada. "Es realmente muy, muy triste", dijo. "Aquí hay un vecindario hermoso, autos nuevos en el patio, y algunos niños eran mantenidos cautivos, desnutridos y sucios. Es desgarrador".

Otro vecino, Julio Reyes, de 38 años, dijo: "Vimos a un par de adolescentes cortar el césped el año pasado y, sabes, pusieron decoraciones navideñas. Nunca pensé que algo así podría pasar".

Kimberly Milligan, de 50 años y que vive cerca de la casa de la familia, dijo que solo vio al niño en los brazos de la madre y a otros tres hijos desde que se mudó al lugar hace dos años, y los describió como pequeños y pálidos. "¿Por qué nunca vemos a los niños? Viéndolo ahora, nunca hubiéramos pensado esto, pero había señales. No se puede no oír nunca ni ver a nueve niños", comentó.

Milligan dijo al diario Los Angeles Times que muchas cosas de la familia Turpin lucían extrañas: los chicos eran muy pálidos, tenían "la mirada de aquellos que quieren volverse invisibles", y que jamás salían a jugar pese a que eran muy numerosos. "Sentíamos que había algo raro pero no queríamos pensar mal de la gente". Ahora se siente terriblemente culpable: "¿Cómo es que nadie vio nada?"

Nicole Gooding, de 35 años y que ha vivido en el barrio por tres años, dijo que la primera vez que vio a la familia fue hace dos meses, cuando la madre y los niños limpiaban el jardín que estaba lleno de malezas y botes de basura con desechos. "Nunca los había visto a todos hasta ese día", aseguró.

Bancarrota.

David Turpin aparece en registros estatales como director de un colegio privado inaugurado en 2011, pero su dirección coincide con la de la residencia de los Turpin y sus hijos aparentemente eran escolarizados en casa.

Los Angeles Times reportó que la pareja había vivido en Perris desde 2010, luego de mudarse de Texas y que se declaró dos veces en bancarrota por deudas de entre 100.000 y 500.000 dólares.

"Parecían personas muy normales que caían en problemas financieros", dijo Iván Trahan, el abogado que los representó en 2011, cuando David trabajaba como ingeniero para el contratista de defensa Northrop Grumman, con un sueldo anual de 140.000 dólares.

Otras casas del horror.

El caso de los hermanos Turpin recuerda otras casas del horror.

En mayo de 2013, Ariel Castro, de Cleveland, fue arrestado tras secuestrar a tres jóvenes que violó repetidamente durante una década. La primera joven había desapareció en 2002 a los 21 años, la segunda en 2003 a los 16 años, y la tercera en 2004 a los 14 años. Durante el cautiverio, las mujeres tuvieron embarazos múltiples, y abortos espontáneos. Castro fue encontrado muerto el 4 de septiembre del 2013 en su celda tras haberse estrangulado con una sábana.

En 2009, Jaycee Dugard fue rescatada en California luego de ser plagiada con 11 años de edad y reiteradamente violada durante 18 años por Phillip Garrido. La joven fue secuestrada en 1991 cerca de su domicilio de South Lake Tahoe (California). Phillip y su esposa Nancy Garrido fueron condenados a cadena perpetua. Desde su liberación, Jaycee vive con su familia en un lugar secreto.

Austria fue escenario de otros dos casos de alto perfil: Elisabeth Fritzl permaneció cautiva y fue violada por su padre Josef durante 24 años, entre 1984 y 2008. El hombre tuvo siete hijos/nietos con Elisabeth. El 19 de marzo de 2009 Josef fue condenado a cadena perpetua e internamiento psiquiátrico.

El otro caso fue el de Natascha Kampusch, que permaneció secuestrada ocho años por Wolfgang Priklopil antes de lograr escapar en 2006. Los compañeros de trabajo de Priklopil lo describían como misógino y algunos aseguran que fue víctima de abuso escolar durante su adolescencia. Según el relato de la propia Natascha, era admirador de Adolf Hitler y se creía un rey o dios egipcio.

LOS PADRES

Los Turpin.

Ella se llama Louise y tiene 49 años. Él se llama David y tiene 57. Son los Turpin, la pareja que horroriza por estas horas al mundo por haber mantenido a sus trece hijos encadenados y desnutridos en su casa en la localidad de Perris, a 110 km de Los Ángeles, en California. David aparece registrado en el Directorio Escolar de California como director del colegio privado Sandcastle Day School, inaugurado en marzo de 2011, pero su dirección coincide con la de la casa de los Turpin y sus hijos aparentemente eran escolarizados en casa. Los Ángeles Times reportó que la pareja había vivido en Perris desde 2010, luego de mudarse de Texas y que se declaró dos veces en bancarrota por deudas de entre 100.000 y 500.000 dólares. En 2011 David trabajaba como ingeniero con un ingreso anual de 140.000 dólares. Las últimas fotos familiares publicadas en la página de Facebook de los Turpin son de abril de 2016. Una de las fotos muestra a la pareja rodeada de sus 13 hijos, todos sonrientes, con jeans y camisetas rojas. La bebé lleva una camiseta en la que se lee "Mamá me ama". En otras fotos que aparecen con sus hijos, las niñas van todas vestidas igual (vestido largo púrpura) y los varones de traje y corbata con el mismo peinado taza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)