CRISIS POLÍTICA EN ECUADOR

Indígenas aceptan dialogar en público con Moreno, que ordena a militares restablecer el orden

Los grupos indígenas aceptan el diálogo directo con el presidente Lenin Moreno, pero continúan los enfrentamientos violentos en Quito.

La violencia no cesa en Ecuador. Ya son diez días de intensas protestas. Foto: Reuters
Manifestantes aparecen detrás de una barricada durante los enfrentamientos que ocurrieron ayer sábado, con la policía, en Quito. Foto: Reuters

El grupo indígena en Ecuador, que ha encabezado protestas masivas para restablecer el subsidio a los combustibles, anunció que aceptó conversar con el presidente Lenín Moreno, la primera señal de avance en una disputa que ha provocado más de una semana de disturbios, que se agudizaron ayer en Quito.

El anuncio de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), se conoce cuando Quito se ha visto sacudida por el décimo día de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes, en los que se incendió el edificio de la contraloría del Estado y se bloquearon los accesos al aeropuerto.

Moreno decretó un toque de queda y la militarización de la capital y los valles circundantes -ordenó la aplicación de la medida de seguridad al Comando de las Fuerzas Armadas- que rige desde las 17:00, hora uruguaya de ayer. Prometió restablecer el orden en todo el territorio ecuatoriano.

“Esto facilitará la actuación de la fuerza pública frente a los intolerables desmanes de violencia”, dijo Moreno en Twitter.

Uno de los líderes de Conaie declaró al canal de televisión local Ecuavisa que las condiciones para las conversaciones con Morenoincluían que fueran públicas y transmitidas por los medios. “Nosotros no vamos a dialogar tras vestidores tiene que ser con el pueblo ecuatoriano. Debe ser en un lugar independiente, sin injerencia de ningún sector político”, dijo Leonidas Iza, de la Conaie. Asimismo, puso como otra condición que el diálogo tenga lugar en un espacio neutral “sin la injerencia de actores políticos” y pide que sean parte del proceso Naciones Unidas, Amnistía Internacional y la Conferencia Episcopal Ecuatoriana. Pero, puntualizó que la dirigencia decidió mantener la movilización, mientras se realiza el diálogo con Moreno. Los indígenas exigen al gobierno restablecer el subsidio a los combustibles.

El gobierno no indicó aún cuándo se desarrollará el diálogo ni las condiciones para el mismo.

Los organizadores de la protesta habían rechazado la propuesta de Moreno de celebrar conversaciones directas, por considerarlo un intento de dividir a los grupos indígenas que han liderado las marchas en los últimos días. Pero, ayer, evaluaron la situación y sus perspectivas y cambiaron de posición.

La violencia no cesa en Ecuador. Ya son diez días de intensas protestas. Foto: Reuters
Violencia y caos en las calles de Quito. Foto: Reuters

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, reveló a Ecuavisa que el gobierno de Moreno decidió “analizar” la ley que puso fin a los subsidios al combustible y provocó la escalada de protestas y enfrentamientos. Hasta ahora, Moreno se había negado a modificar o derogar esa medida que es parte de un conjunto de decisiones económicas.

A raíz de la medida, el precio de la nafta se disparó con un incremento de 123%, lo que determinó la inmediata reacción de los grupos de indígenas, así como de varios sindicatos. Los indígenas se ven perjudicados por el aumento de la nafta, debido a que repercute en los costos del transporte de las producciones del agro, donde las mayor parte de ellos tiene su trabajo y fuente de ingresos.

Los indígenas representan el 25% de los 17,3 millones de ecuatorianos y son el sector más castigado por la pobreza.

Por su parte, los empresarios del transporte colectivo de Quito pidieron al gobierno que tome alguna medida para reducir la incidencia de los nuevos precios de los combustibles en el servicio de ómnibus urbano porque deberían aplicar tarifas muy elevadas.

Las decisiones económicas que aplica Moreno son la consecuencia de un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para abatir el cuantioso déficit del sector público.

La violencia no cesa en Ecuador. Ya son diez días de intensas protestas. Foto: Reuters
Ya son diez días de intensas protestas. Foto: Reuters

EE.UU. expresa apoyo a Moreno

Estados Unidos expresó su apoyo al presidente Lenin Moreno y sus reformas económicas, mediante un comunicado del secretario de Estado Mike Pompeo. “Estados Unidos apoya los esfuerzos del presidente Moreno y del gobierno de Ecuador para institucionalizar las prácticas democráticas y aplicar reformas económicas necesarias”, afirma. “Reconocemos las decisiones difíciles tomadas por el gobierno para promover un crecimiento económico duradero”, añadió Pompeo, quien aseguró que Washington “seguirá trabajando en apoyo de la democracia, la prosperidad y la seguridad”.

Enfrentados.

Las calles del centro de Quito parecían ayer sábado una zona de guerra, envueltas en humo, repletas de ladrillos tirados y pequeños incendios, mientras grupos de personas se escondían detrás de muros y barricadas caseras en busca de protección. Las fuerzas de seguridad dispararon gases lacrimógenos contra los manifestantes reunidos en torno al edificio de la Asamblea, mientras que la autoridad aeroportuaria bloqueó las vías de acceso al aeropuerto de la ciudad de Quito.

En la capital, una veintena de mercados de alimentación cerraron sus puertas por la amenaza de violencia, según la Agencia de Coordinación Distrital del Comercio, que representa a los mercados.

En el distrito histórico de Quito -epicentro del conflicto- las calles estaban vacías y las tiendas permanecían cerradas en los distritos del norte y el sur. En la zona norte, personas quemaron neumáticos en apoyo a los manifestantes indígenas y flamearon banderas con el lema “Fuera Lenin”, señaló una testigo a Reuters. En uno de los barrios populares de esta área se bloqueó el paso a los vehículos.

La violencia no cesa en Ecuador. Ya son diez días de intensas protestas. Foto: Reuters
Equipos de emergencia trasladan a un manifestante afectado por los gases lacrimógenos. Foto: Reuters

Entre los hechos de violencia registrados ayer, dos medios de comunicación fueron objeto de ataques en Quito, poco antes de que entrara en vigor el toque de queda.

Un grupo de desconocidos arrojó cócteles molotov contra las instalaciones del canal Teleamazonas, provocando un incendio, según reflejan varias instantáneas colgadas en redes de difusión por WhatsApp de la prensa local. Asimismo las redes han recogido videos en los que se aprecia el edificio del canal televisivo rodeado de humo y llamas en las inmediaciones de las grandes antenas parabólicas del medio.

El Cuerpo de Bomberos informó que cuando un camión cisterna se disponía a participar en la extinción del fuego, el vehículo fue atacado por decenas de individuos que lanzaron piedras y otros objetos.

La sede del diario quiteño El Comercio también fue asaltada por un grupo de desconocidos, según informó el mismo rotativo a través de Twitter.

Los manifestantes están irritados por lo que consideran ataques desproporcionadamente violentos por parte de las fuerzas de seguridad.

Acusa.

El presidente Moreno afirma que las autoridades han sufrido actos extremos de violencia y ha acusado -sin presentar pruebas- al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y al exmandatario ecuatoriano Rafael Correa de enviar a personas para atizar los disturbios durante las protestas. Ambos rechazaron los señalamientos.

Sede de la Contraloría General del Estado de Ecuador. Foto: Reuters
Foto: Reuters

En el mensaje que dirigió ayer a los ciudadanos, en el que anunció que restablecerá el orden, Moreno sostuvo que grupos de narcotraficantes y del correísmo (así le llama a los partidarios de Rafael Correa) son los responsables de los actos vandálicos de los últimos días. Pero, destacó que los indígenas los detectaron y se apartan de ellos.

Desde que estallaron las manifestaciones, han muerto seis civiles y se registran 2.100 heridos y detenidos, de acuerdo con el último balance que hizo la Defensoría del Pueblo.

Los manifestantes han cerrado pozos petroleros en varias partes del país, con una pérdida de más de un millón de barriles de crudo hasta la fecha, dijo el Ministerio de Energía. Una mina de cobre de propiedad china anunció la limitación temporal de sus operaciones como medida de precaución.

Moreno llegó a la presidencia el 24 de mayo de 2017, después de su triunfo en las elecciones. Esta es la mayor crisis que enfrenta.

Acuerdo con FMI y reducción del déficit

Las protestas sociales estallaron en Ecuador -un país de 283.561 kilómetros cuadrados y 17,3 millones de habitantes- cuando el presidente Lenin Moreno derogó los subsidios a los combustibles -regían desde hace 40 años- lo que disparó un aumento del 123% en el precio de la nafta.

Ecuador es productor de petróleo, pero anunció que se retira de la OPEP para poder bombear más crudo y obtener mayores ingresos.

El presidente Moreno hizo un acuerdo con el FMI para recibir asistencia crediticia por US$ 4.200 millones en marzo y también acordó líneas de credito con otros organismos multilaterales por US$ 6.000 millones. El FMI definió un calendario de reformas a cambio del apoyo, que incluyen abatir el gasto público, incrementar los ingresos y aprobar una reforma laboral que mejore la productividad.

Además de derogar el subsidio a los combustibles, Moreno aprobó un aumento de impuestos a las empresas con ingresos superiores a los US$ 10 millones, la disminución de un salario y de 15 días de vacaciones a los empleados de las empresas públicas.

El Ministerio de Economía estima que las medidas aprobadas permitirán reducir el déficit público a un nivel de entre US$ 900 millones y US$ 1.000 millones. El déficit fiscal es uno de los problemas que afecta a Ecuador. En la actualidad, el déficit se sitúa en un monto de US$ 3.600 millones.

Moreno acusó a su antecesor Rafael Correa y al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de fomentar las protestas violentas para desestabilizar a su gobierno. Desde Bruselas, donde reside, Correa dijo que eso es falso y que Moreno le adjudica dirigir las manifestaciones con su iPhone. A su vez, Maduro se burló de Moreno (“Muevo los bigotes y tumbo gobiernos”, comentó) y le reclamó que derogue todas las medidas que aprobó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)