VEA EL VIDEO

Imponen toque de queda para frenar protestas en Baltimore

La Guardia Nacional patrulla la ciudad estadounidense de Baltimore, donde fue decretado un toque de queda nocturno, tras los violentos incidentes del lunes.

La prensa citó fuentes municipales que mencionan por lo menos 15 policías heridos en los disturbios, seis de ellos de gravedad, y más de 200 arrestados. Además, fueron incendiados 15 edificios y 144 vehículos, y se produjeron saqueos en comercios.

Miles de efectivos de la Guardia Nacional y refuerzos de la policía fueron desplegados en esta ciudad portuaria de la costa este —muy cercana a la capital federal, Washington— donde los incendios se extinguían lentamente y diversos negocios fueron enteramente saqueados por manifestantes durante las violentas protestas.

Los disturbios que paralizaron a Baltimore comenzaron el lunes luego del funeral de Freddie Gray, un joven negro de 25 años que murió por severas lesiones en la columna vertebral ocho días después de haber sido detenido por la policía.

La muerte de Gray aumentó el malestar ciudadano por el trato policial a los afroamericanos, que explotó el año pasado tras la muerte a manos de la policía de hombres negros desarmados en Ferguson, Nueva York y otras partes de Estados Unidos.

Los familiares de Gray se sumaron a los llamados a la calma, pero las tensiones se tradujeron en una lluvia de piedras y botellazos contra los policías y el saqueo de comercios.

El toque de queda fue impuesto en toda Baltimore entre las diez de la noche y las cinco de la mañana, por un plazo de una semana y con excepciones para emergencias laborales y médicas.

Los colegios de Baltimore cerraron ayer en esta ciudad de 620.000 habitantes situada a 64 kilómetros de la capital.

Medidas.

El gobernador de Maryland, el republicano Larry Hogan, recorrió las calles de la ciudad en la madrugada de ayer y visitó una barricada de la Guardia Nacional, donde dijo a la prensa que las autoridades asegurarían que "aquello que ocurrió anoche en Baltimore no vuelva a ocurrir".

"Esta violencia no será tolerada", dijo Hogan frente a la barricada, donde montaban guardia hombres armados con fusiles de asalto.

"Para esta noche, ustedes verán una masiva presencia de personas en las calles para proteger a los ciudadanos", adelantó, en una aparente respuesta a las críticas por la demora de las autoridades en reaccionar.

Líderes locales y nacionales formularon un llamado a la calma después de un nuevo capítulo de incidentes provocados por tensiones raciales.

"Cuando uno ve la destrucción, hay que darse cuenta también de que hay dolor detrás de mucho de esto", dijo el legislador demócrata Elijah Cummings, quien pidió una revisión de los cuerpos de seguridad en la ciudad.

Afirmó que la alcaldía debe "asegurarnos que el Departamento de Policía será revisado de arriba abajo, desde las multas de aparcamiento a las acusaciones de asesinato".

Lesiones.

Los abogados de la familia de Gray explicaron que la muerte del joven, ocurrida después de permanecer una semana en coma, fue provocada por graves lesiones sufridas luego de ser arrestado.

Seis agentes de policía fueron suspendidos sin pago hasta el fin de las investigaciones, cuyas conclusiones serán presentadas el viernes a fiscales del estado de Maryland.

La Policía de Baltimore confirmó que Gray solicitó auxilio médico después de su arresto, y admitió que debería haber recibido esa atención médica de forma rápida.

En un video del arresto grabado por un testigo con un teléfono celular, se puede ver a Gray gritando de dolor cuando era arrastrado por varios agentes hacia una camioneta policial.

Un abogado de la familia Gray asegura que su espina dorsal estaba cortada en un 80 por ciento a la altura del cuello mientras permanecía bajo custodia policial.

Obama: "Preocupantes"casos de abuso policial.


El presidente de EE.UU., Barack Obama, opinó ayer que las múltiples denuncias de violencia policial contra afroamericanos plantean "preguntas preocupantes", y llamó al país a hacer un "examen de conciencia" no solo sobre la policía, sino sobre las causas de la pobreza y criminalidad entre los jóvenes.

"Hemos visto demasiadas instancias de lo que parecen ser policías interactuando con individuos, principalmente afroamericanos, a menudo pobres, de formas que plantean preguntas preocupantes", dijo.

Obama sostuvo sin embargo que "no hay ninguna justificación para la violencia. Se trata de una violencia sin sentido".

Otro joven negro muere a manos de la Policía


Mientras que en Baltimore estallaba la ira de los ciudadanos negros ante los métodos brutales de la policía, un joven afro-americano de 20 años, sospechoso de robo y armado con un martillo, fue muerto en Detroit por un policía. Ya se abrió una investigación sobre el caso y se temen protestas callejeras, informó la prensa.

La fiscal federal Barbara McQuade calificó la muerte de Terrance Kellom como una "tragedia" y dijo que su oficina está siguiendo la evolución del caso, que elevó la tensión en la comunidad negra sobre la conducta de la policía a la luz de los recientes tiroteos fatales en todo el país.

No se indicó el nombre del policía involucrado. ANSA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados