ELECCIONES GENERALES

Impacto político de Jeanine Áñez al postularse a la presidencia de Bolivia

La dispersión del voto y de las candidaturas la llevan a presentarse.

Jeanine Añez. Foto: Reuters
Jeanine Añez. Foto: Reuters - Archivo

Jeanine Áñez, presidenta interina de Bolivia, confirmó que se postulará en las elecciones generales del próximo 3 de mayo en una unión de su partido con algunas fuerzas que fueron aliadas del expresidente Carlos Mesa en los comicios fallidos de octubre pasado.

“Quiero dirigirme a las familias bolivianas para anunciarles que he tomado la decisión de presentarme como candidata para las elecciones”, sostuvo Áñez ante varios de sus seguidores en La Paz.

Se postulará en representación de la alianza Juntos, conformada por su partido, el Movimiento Demócrata Social; Soberanía y Libertad (Sol.bo), del alcalde de La Paz, Luis Revilla; Todos, del gobernador de la región sureña de Tarija, Adrián Oliva, y Unir, del actual ministro interino de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora.

Revilla y Oliva fueron aliados de Carlos Mesa en la elección del pasado octubre.

“No estaba en mis planes participar en estas elecciones”, aseguró Áñez y explicó que en las últimas semanas buscó “construir consensos mínimos con las principales fuerzas políticas” que le pidieron que “considere” postular a la Presidencia “para continuar el trabajo” que ha venido realizando desde noviembre.

“La dispersión del voto y la presentación de candidaturas que no logran reunir a los bolivianos me han llevado a tomar esta decisión”, justificó Áñez. Agregó que respeta la decisión de “quienes aún no se unieron” y les aseguró que “la puerta permanece abierta para unirse a este frente amplio y diverso”.

“El costo de la libertad y de la defensa de todo lo que hemos reconstruido hasta ahora ha sido alto, por eso mismo hoy no tenemos margen para equivocarnos”, advirtió.

Áñez aboga por no dispersar el voto y buscar un frente común contra el Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales.

Bolivia celebrará nuevos comicios el 3 de mayo tras quedar anulados los del pasado 20 de octubre, en los que Evo Morales fue declarado vencedor para un cuarto mandato consecutivo. Esas elecciones se anularon en medio de denuncias de fraude a favor de Morales, quien el 10 de noviembre renunció denunciando un “golpe de Estado”.

En su calidad de segunda vicepresidenta del Senado, Áñez asumió la Presidencia interina tras activar el mecanismo sucesorio que dejó roto el entonces oficialismo con la renuncia de Morales y de todos los que constitucionalmente estaban habilitados para reemplazarlo. Aquella sucesión, que se produjo tras dos días de vacío de poder, fue avalada por el Tribunal Constitucional.

Áñez tiene mandato hasta la formación de un nuevo Gobierno tras los comicios de mayo, pues aunque la gestión terminaba este pasado martes fue prorrogada con el aval del Constitucional.

También son candidatos Luis Arce, quien fue ministro de Economía de Evo Morales; el exlíder cívico Luis Camacho, el expresidente Jorge Quiroga y también Carlos Mesa, si bien se quedó sin dos de sus principales aliados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados