LA HABANA

Impacto de internet preocupa al Partido Comunista en Cuba

El gobierno considera a las redes sociales como “subversión”; Raúl Castro advierte “chapucerías e improvisación” en economía.

El Partido Comunista de Cuba sesiona bajo el lema “Fieles al Socialismo y a Fidel”. Foto: AFP
El Partido Comunista de Cuba sesiona bajo el lema “Fieles al Socialismo y a Fidel”. Foto: AFP

El octavo Congreso del Partido Comunista de Cuba, que marca la salida de Raúl Castro del poder, abordó ayer sábado temas espinosos del país como la economía, que encara su peor momento en casi 30 años, y la “subversión” en internet.

Unos 300 delegados del partido provenientes de todo el país, en representación de los “más de 700.000” militantes, según medios oficiales, se reúnen en La Habana para este congreso histórico, que se inició el viernes a puerta cerrada.

Una de las comisiones del congreso, dirigida por el primer ministro, Manuel Marrero, debate las críticas planteadas el viernes por Raúl Castro, de 89 años, en su último gran discurso como máximo dirigente del partido. “La estructura productiva (del país) no logra satisfacer los niveles de demanda de la población”, dijo Marrero al abrir los debates.

La isla vive una crisis de escasez de alimentos y otros productos de primera necesidad derivada del impacto de la pandemia del coronavirus y el embargo de Estados Unidos, vigente desde 1962.

No obstante, Marrero destacó que, “a pesar del complejo escenario”, el país no se ha “detenido en la búsqueda de soluciones a los actuales problemas” ni renunciado “a los planes futuros”.

Esta responsabilidad recaerá en manos del presidente Miguel Díaz-Canel, de 60 años, que reemplazó a Raúl en la presidencia en 2018, y será designado mañana lunes primer secretario del partido, el más alto cargo del poder.

Castro llamó a desterrar “las chapucerías y la improvisación, potenciar la productividad y la eficiencia en el desempeño del sector estatal”, que representa el 85% de la economía del país.

También dijo que habrá que “imprimir mayor dinamismo” a las inéditas reformas económicas que él mismo inició en 2008 con una cautelosa apertura al trabajo privado y la inversión extranjera, que han quedado inconclusas. Sin embargo, advirtió que “hay límites” que no se pueden “rebasar porque las consecuencias serían irreversibles y conducirían a errores estratégicos y a la destrucción misma del socialismo”.

Urgencia.

En momentos en que Cuba vive un boom en internet, Raúl Castro se refirió a “la mentira, la manipulación y la propagación de noticias falsas” en las redes sociales que buscan dar la imagen de una Cuba “moribunda y sin futuro, a punto de colapsar y dar paso al estallido social”.

“Estas circunstancias por sí mismas demandan esa urgente transformación (...) en el terreno ideológico”, subrayó al referirse a la “subversión” en las redes.

La llegada del internet móvil (3G) a finales de 2018 ha permitido a los cubanos expresar sus demandas, denunciar casos de represión y hasta organizar manifestaciones en la calle, algo inédito en la isla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados