FRANCIA

Impactados por rapidez del fuego en la catedral de Notre Dame

Arquitecto admite que evaluó mal el sistema de respuesta

Las repercusiones del incendio de Notre Dame tienen alcance mundial. Foto: AFP
Las repercusiones del incendio de Notre Dame tienen alcance mundial. Foto: AFP

El arquitecto que supervisó el diseño del sistema de seguridad contra el fuego en Notre Dame reconoció que habían evaluado mal la rapidez con que una llama se encendería y extendería a lo largo de la catedral. El incendio que estalló el lunes pasado fue mucho más devastador de lo que había anticipado.

El sistema tuvo como base la hipótesis de que si surgía un incendio en la catedral, las antiguas vigas de roble en el ático se quemarían lentamente, dejando tiempo suficiente para combatir las llamas, indicó Benjamin Mouton, el arquitecto que diseñó las protecciones contra incendios.

Las alarmas de fuego no notificaron a los bomberos de inmediato. En cambio, un guardia en la catedral primero tuvo que subir una empinada escalera hasta el ático, lo que, según Mouton, requeriría a una persona físicamente apta seis minutos.

Solo una vez que se descubriera un incendio, se notificaría y desplegaría a la Dirección de Bomberos. Eso significa que hasta una respuesta sin fallas entraña una demora de unos 20 minutos desde el momento en que suena la alarma hasta que los bomberos llegan y ascienden al ático cargando cientos de kilos de mangueras y equipos para comenzar la batalla contra el fuego. Esa demora terminó siendo devastadora.

"Quedé impactado por la velocidad con la que se quemó el roble en Notre Dame", admitió Mouton. "El roble de tantos años no puede quemarse como un fósforo. Resulta absolutamente incomprensible".

Sin embargo, expertos en seguridad contra incendios dijeron que Mouton y su equipo subestimaron el riesgo y que la respuesta al fuego que diseñaron era demasiado lenta para combatir un incendio a tiempo.

François Chatillon, un arquitecto involucrado en numerosas restauraciones de monumentos históricos en Francia, también enfatizó que era conocido el riesgo de fuego en las vigas de roble de Notre Dame. "Una vez que se enciende es como tirar un fósforo dentro de una caja de fósforos. Es imposible apagarlo", sostuvo.

Expertos indicaron que los dos funcionarios principales del proyecto, Mouton y el ex bombero, teniente coronel Régis Prunet, al parecer calcularon mal lo que se necesitaba para proteger un edificio inusual, complejo e irremplazble.

Mouton fue el arquitecto a cargo de Notre Dame entre 2000 y 2013 y supervisó la renovación de la seguridad. "El tema de la seguridad contra el fuego fue planteado no bien llegué", manifestó. "Administré el asunto de comienzo a fin".

A su vez, Prunet fue asesor en seguridad contra incendios en el Ministerio de Cultura y trabajó con Mouton y su equipo. Los dos enfrentaron una tarea monumental. No había ninguna protección contra el fuego, ni siquiera un plan de evacuación de los fieles y turistas en caso de un incendio, dijo Prunet. Por eso, consideró que fue un milagro que nada hubiera ocurrido antes.

Mouton y Prunet dijeron que les dieron vía libre para diseñar el sistema más eficaz. El dinero no fue una limitación. Si bien no se reparó en costos, hubo un enfoque conservador para preservar la histórica estructura de madera. Los diseñadores decidieron no alterar el ático con medidas protectoras como irrigadores y muros cortafuegos. Expertos indicaron que la voluntad de mantener el estado original y optar por un compromiso entre lo posible hace 850 años y lo que es sensato hoy pudo salvar la aguja de la catedral. Muros antillamas se usaron en otras partes del edificio, pero no en el ático.

"Acepté riesgos; se pudo hacer mejor"

Benjamin Mouton reconoció que tener bomberos a disposición en la catedral hubiera sido la única manera confiable de asegurar el lugar contra el daño del fuego, pero sostuvo que esa medida no se justificaba porque "hay incendios que estallan en diversas zonas de París y los suburbios".

"Había que aceptar algunos riesgos", advirtió. "Todo es relativo. Estoy muy perturbado por lo que pasó".

¿Hoy, diseñaría un sistema contra el fuego diferente, teniendo en consideración lo que ahora sabe?

"El sistema de detección sería el mismo", aseguró. "Pero, cambiaría el sistema de respuesta. Por supuesto, cuentan los primeros minutos", destacó. "Después que ocurren los hechos, uno siempre se equivocó y pudo haberlo hecho mejor".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)