Jornada Mundial de la Juventud

"La Iglesia herida por su pecado al no saber escuchar los gritos"

El Papa enfoca la “plaga de la pederastia” y también habla de crisis vocacional

El papa Francisco responde al saludo de miles de jóvenes. Foto: AFP
El papa Francisco responde al saludo de miles de jóvenes. Foto: AFP

En el penúltimo de sus cinco días de visita con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), el jefe del Vaticano ofició una misa en la que alertó sobre un "cansancio de la esperanza".

El cansancio "nace al constatar una Iglesia herida por su pecado y que tantas veces no ha sabido escuchar tantos gritos", adelantó el pontífice, de 82 años, desde la catedral colonial Santa María La Antigua, patrimonio histórico y arquitectónico de Centroamérica.

Francisco hizo el llamado de atención cuando el Vaticano se prepara para recibir del 21 y al 24 de febrero a los obispos, que tratarán el espinoso tema de los abusos sexuales, que ha erosionado la credibilidad de la milenaria institución.

El papa espera salir de ese encuentro con "medidas concretas" para combatir "esta terrible plaga", manifestó en la víspera el director de prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti.

"Será una ocasión sin precedentes para enfrentar (...) el problema y encontrar realmente medidas concretas para que cuando los obispos regresen de Roma a sus diócesis, puedan enfrentar esta plaga, esta terrible plaga", subrayó el portavoz.

A la misa asistió buena parte de la jerarquía de la iglesia centroamericana, entre ellos el influyente cardenal hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga, así como el presidente panameño, Juan Carlos Varela, y su esposa.

Al término de la misa, el papa visitó el Seminario Mayor de San José y almorzó en forma privada con un grupo de 10 jóvenes, dos de cada uno de los 5 continentes, oportunidad para tratar la crisis vocacional del catolicismo.

Francisco, que intenta movilizar a las nuevas generaciones, estimó que la Iglesia no ha sabido "cómo reaccionar ante la intensidad y perplejidad de los cambios que como sociedad estamos atravesando". La situación ha puesto "en duda, en muchos casos, la viabilidad misma de la vida religiosa en el mundo de hoy", reconoció.

De acuerdo con el Vaticano, había 414.969 sacerdotes en todo el mundo a finales de 2016, frente a 415.656 en 2015 y 415.792 en 2014. La tendencia es la misma en el caso de los seminaristas, con 116.160 en 2016, frente a 116.843 de 2015.

A finales de la tarde, Francisco encabezó una vigilia al aire libre frente a millares de jóvenes asistentes a la JMJ. De esta manera, el papa vuelve a tener contacto masivo con los jóvenes en el Metro Park, un campo de tres kilómetros de extensión que está entre Ciudad de Panamá y el aeropuerto internacional de Tocumen.

Son precisamente los jóvenes el corazón de la masiva ola migratoria latinoamericana, buscando mejores condiciones de vida o escapando de conflictos políticos o la violencia de pandillas.

Celebra misa para miles de jóvenes

La visita de cinco días a Panamá, en la que fue recibvido con calidez y expresiones de apoyo por más de 150.000 jóvenes de diferentes partes del mundo, incluido Uruguay, finaliza hoy domingo con la misa de cierre de la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en el Metro Park, en Ciudad de Panamá,que fue rebautizado como el Campo San Juan Pablo II.

Ayer, un grupo de jóvenes representantes de los cinco continentes tuvo la oportunidad de compartir un almuerzo y una conversación amenza con Francisco en el Seminario Mayor de San José, donde el santo padre mostró su humildad, naturaleza y los llamó a escuchar a los viejos y ser agentes de cambio en el mundo.

Milda Santos Montezuma, representante de los pueblos indígenas, comentó a EFE que estaba agradecida por el momento que vivió en ese encuentro con el papa. "Es una alegría y una fortaleza" estar frente al papa que les hizo un llamado a ser líderes y agentes de cambio. El representante de Europa, el español Miguel Ángel Fontela, coincidió en que el papa es como la gente lo ve, "humilde" y natural", y que es claro en su mensaje de que las nuevas generaciones deben escuchar a los mayores "porque ellos son los que tienen la experiencia que nos puede guiar".

La anglo-mexicana Brenda Noriega, quien es de California, dijo que la conversación con el Papa era "como estar en la mesa con tu familia".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)