Los vinculan con el grupo terrorista Estado Islámico

Identifican a los autores del atentado de Turquía

Dos supuestos yihadistas fueron los autores del atentado suicida que el pasado sábado mató a más de cien personas durante una marcha pacifista en Ankara (Turquía), según informaciones recogidas ayer por la prensa turca.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mujeres llevan el ataúd de Esen, una de las víctimas del atentado. Foto: AFP.

Fuentes policiales citadas por varios diarios identifican a los terroristas como los ciudadanos turcos Yunus Emre Alagöz, cabecilla de una red de apoyo al grupo terrorista Estado Islámico (EI), y Ömer Deniz Dündar, miembro de la misma red.

Ambos figuran en la lista de 21 personas sospechosas de vínculos con el Estado Islámico, distribuida por la Policía y filtrada el martes a la prensa. Un hermano de Alagöz fue el autor del atentado suicida en el que el pasado 20 de julio murieron 33 activistas de la izquierda prokurda, el mismo colectivo que fue víctima del ataque del sábado.

El diario "Milliyet" informó ayer que las cámaras de seguridad habían captado imágenes de Alagöz en el lugar del ataque.

El rotativo "Hürriyet" recoge unas declaraciones del padre de Dündar en las que se confiesa "destrozado" por la posible implicación de su hijo, pero advierte que ya había alertado a las autoridades de su deriva extremista.

Tras aparecer esas informaciones, la Fiscalía de Ankara decretó ayer la prohibición temporal de difundir noticias relacionadas con el doble atentado suicida.

Otros responsables.

Aunque el primer ministro, el islamista Ahmet Davutoglu, ya declaró el lunes que la pista yihadista es la principal línea de investigación, ayer aseguró que hay una "alta probabilidad" de que en el atentado haya estado también implicada la guerrilla kurda del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

"Al profundizar en las investigaciones, especialmente al observar los movimientos de cuentas de Twitter y varias direcciones de IP, concluimos que hay una alta probabilidad de que tanto el PKK como el Estado Islámico hayan desempeñado un rol activo en el ataque", sentenció Davutoglu.

Estas declaraciones causaron cierto estupor porque el laico y marxista PKK es enemigo acérrimo de los movimientos yihadistas, tanto en Turquía como en Siria, donde grupos afines a la guerrilla kurda combaten a los extremistas islámicos. Tanto el Gobierno turco como el presidente del país, el también islamista Recep Tayyip Erdogan, han insistido en relacionar de alguna manera el atentado contra la marcha pacifista con los ataques de la guerrilla kurda a soldados y policías turcos meses atrás.

Suspensión.

El director general de la Policía de Ankara y dos subordinados han sido suspendidos del servicio en el ámbito de la investigación del atentado.

"El director general de la Policía en la provincia de Ankara, el jefe del departamento de investigación y el jefe del departamento de vigilancia, han sido suspendidos del servicio para posibilitar una correcta investigación", señala el comunicado publicado anoche en la web del Ministerio de Interior. La breve nota dice que la medida fue tomada "a propuesta de los investigadores civiles y de la Policía, que investigan todos los aspectos del abominable ataque terrorista de la estación de trenes de Ankara, ocurrido el pasado 10 de octubre".

El jefe de la oposición parlamentaria, el socialdemócrata Kemal Kiliçdaroglu, había pedido reiteradamente la dimisión de los ministros de Interior y de Justicia, algo que el presidente, Recep Tayyip Erdogan, rechazó de plano en su primera comparecencia pública ayer.

"Siempre hay puntos vulnerables. No veo correcto aplicar un mecanismo de dimisión para cualquier asunto", señaló Erdogan en referencia a lo que fue el atentado más mortífero en toda la historia de Turquía.

Protestas.

Desde hace tres días, Erdogan recibe críticas furibundas de sus adversarios que denuncian su responsabilidad en el atentado.

El líder del Partido Democrático de los Pueblos, Selahattin Demirtas, lo acusó de haber descuidado deliberadamente la seguridad de los partidarios de la causa kurda, blanco del atentado.

Además, miles de personas vienen manifestando desde el sábado, gritando "Tayyip assassin" o "Conocemos al asesino", para denunciar la estrategia de la tensión aplicada, según ellos, por el jefe de Estado en vistas a las elecciones del 1º de noviembre.

Durante esta semana —en la que se han desarrollado paros sindicales e interrupciones de las actividades en numerosos centros de estudios— los familiares vienen enterrando a las víctimas de la masacre, que aún conmociona a la sociedad turca.

EE.UU. y Rusia acuerdan cómo actuar en Siria.

Estados Unidos y Rusia podrían firmar en "los próximos días" un pacto para garantizar la seguridad aérea en Siria, en la medida en que ambas potencias realizan bombardeos sobre ese país, dijo ayer un funcionario de Defensa estadounidense. "Nos estamos aproximando a completar un memorando de entendimiento que fijaría los procedimientos para aumentar la seguridad aérea" en Siria, señaló tras la tercera ronda de conversaciones entre representantes de los dos países. Ambos buscan eliminar yihadistas en el país donde el Estado Islámico tiene más poder.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados