CONSECUENCIAS CLIMÁTICAS

Huracanes dejan 9 muertos y 115.000 personas sin energía eléctrica

En menos de 24 horas, Grace tocó las costas mexicanas como huracán categoría 3; Henri llegó a ser el tercer huracán de este año y sigue produciendo lluvias e inundaciones repentinas en toda esa zona.

Vista del avance de la tormenta Henri. Foto: AFP
Vista del avance de la tormenta Henri. Foto: AFP

Amplias zonas de México y Estados Unidos sufren las consecuencias del impacto del huracán Grace, que causó nueve muertos en territorio mexicano y de Henri, que comenzó con fuerza huracanada y luego se redujo a una tormenta potente, pero deja a más de 115.000 personas sin energía eléctrica desde Nueva Jersey hasta Maine y obliga a las autoridades a suspender numerosos vuelos.

En el estado de Veracruz (este de México) el paso del ciclón Grace causó los fallecimientos e inundaciones, si bien se fue degradando a baja presión remanente, mientras avanza por el centro del país.

En menos de 24 horas, Grace tocó las costas mexicanas como huracán categoría 3, siguió en tierra como categoría 1, luego tormenta tropical y cerca de Ciudad de México se debilitó a baja presión remanente.

La torrenciales lluvias provocadas dejaron severas inundaciones en la ciudad de Xalapa, capital del estado de Veracruz, donde calles, avenidas, colonias (barrios) y hasta plazas comerciales quedaron bajo el agua.

Debido a ello, las autoridades advirtieron del persistente “riesgo de deslaves e inundaciones”.

Precisamente, sendos deslizamientos de tierra en Xalapa, que sepultaron viviendas al pie de zonas montañosas, provocaron la muerte de 7 personas, además de otras tres desaparecidas.

Otra persona perdió la vida en el municipio de Poza Rica y una más falleció en el estado de Puebla.

En Xalapa, un alud de tierra sepultó una vivienda y murieron seis integrantes de una familia, entre ellos cinco menores, mientras que otro deslizamiento provocó la muerte de una niña de siete años.

Lluvia intensa

Mientras, en Estados Unidos, la tormenta tropical Henri, que tocó tierra cerca de Westerly, en Rhode Island (noreste) ayer domingo, se debilitó tras el impacto y presenta ahora vientos máximos sostenidos 65 km/h, según informó el Centro Nacional de Huracanes. Se mueve lentamente hacia el oeste-noroeste a 11 km/h y lo hará más lento en las próximas horas. Pero su avance provocó una situación de emergencia.

Tras estar detenida hasta la madrugada de hoy lunes sobre la zona fronteriza entre Connecticut y Nueva York, seguirá un giro en dirección este-noreste sobre la parte norte de Connecticut y el sur de Massachusetts.

Viento, marejada ciclónica y lluvias son los efectos de Henri que se sienten en la costa del estado de Nueva York y el sur de Nueva Inglaterra (noreste de EE.UU.), una región formada por los estados de Vermont, New Hampshire, Maine, Connecticut, Massachusetts y Rhode Island En 30 años esa zona no había sufrido el impacto directo de un ciclón.

Henri, que llegó a ser el tercer huracán de este año, sigue produciendo lluvias e inundaciones repentinas en toda esa zona.

AccuWeather recordó que en 1991 el huracán Bob tocó tierra en Rhode Island con vientos superiores a los 160 km/h, causó inundaciones en zonas costeras de ese estado y de Massachussets, y daños por 1.000 millones de dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error